Follow on Facebook


Los empleados de la piscina han echado al grupo después de recibir las quejas de los clientes. Aunque al principio se han opuesto, los seis adolescentes han abandonado la piscina para dirigirse a una instalación de esquí acuático, donde han seguido amenazando y molestando a los usuarios.

Un grupo de musulmanes ha irrumpido en una piscina nudista de Geldern, Alemania, gritando e insultando a los clientes del centro. Unos seis hombres barbudos, según los testigos, han gritado “Alá es grande” y han insultado y amenazado a las mujeres que se encontraban nadando.

Los asaltantes, que rondaban los veinte años, han llamado ‘putas’ a las mujeres que estaban en ese momento en el centro, y han amenazado con exterminarlas a todas, según recoge el diario británico Daily Mail.

Una madre que se encontraba en ese momento en la piscina se ha enfrentado verbalmente a los musulmanes. “Sí, las alemanas somos todas unas ‘putas’ y habría que exterminarnos a todas”, les ha gritado en tono irónico. Otros testigos han manifestado su miedo frente al asalto y han añadido que se referían a ellos como ‘infieles’.

Los empleados de la piscina han echado al grupo después de recibir las quejas de los clientes. Aunque al principio se han opuesto, los seis adolescentes han abandonado la piscina para dirigirse a una instalación de esquí acuático, donde han seguido amenazando y molestando a los usuarios.

El mes pasado, se filtró un documento de la policía de Dusseldorf que avisa de la creciente preocupación en el cuerpo policial por los últimos delitos sexuales cometidos por refugiados en baños públicos del país.

La Asociación Profesional de Natación de Alemania quiere reducir estos delitos y ofrecerá a los inmigrantes formarse como socorristas. “Sería una medida de inserción y que traería beneficios para todos”, dicen desde la asociación. “Nos faltan socorristas preparados”, ha dicho Peter Haiyang, el presidente de la asociación. Haiyang ha añadido que sería negligente no usar estos recursos.

En Alemania, las denuncias por violaciones en baños públicos han crecido de manera alarmante en los últimos meses. En varias piscinas alemanas, incluidas las de Múnich, se están poniendo carteles que animan a enseñar a los inmigrantes a respetar a las mujeres y los niños.

Musulmanes agreden a nudistas en Alemania: 'Os vamos a exterminar'

Al menos 23 personas han muerto y otras 25 han resultado heridas este viernes en un ataque de hombres armados contra un autobús que llevaba a cristianos coptos hacia un monasterio en la provincia de Menia, en el centro de Egipto, según ha informado el gobernador de la región, Essam al Bedaiwy.


El grupo de cristianos coptos viajaba a bordo de dos autobuses y un camión por la provincia, que acoge una importante comunidad cristiana. Los cristianos coptos, que representan el 10 por ciento de la población de Egipto, un país con 92 millones de personas, han sufrido varios atentados en los últimos meses.


Desde diciembre, unos 70 coptos han muerto como consecuencia de atentados con bomba perpetrados contra iglesias de las ciudades de El Cairo, Alejandría y Tanta. Esos ataques fueron reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico. Por el momento, no hay reivindicación de la autoría del ataque de este viernes.



23 cristianos asesinados por islamistas en un ataque a un autobús en Egipto


Llega el Verano y con él el sol y la playa, pero también la intransigencia y el totalitarismo musulmán que, como el pasado año, quiere impedir que acudamos libremente a las playas a tomar el sol.

Por Yolanda Couceiro Morín |

Los musulmanes ya han puesto en marcha una campaña en redes sociales en la que piden "respeto para el Ramadán y que no se utilicen bikinis en nuestras playas" tal como hicieron el año pasado (Campaña a la que corresponde la fotografía). El asunto no es baladí y se juega otra batalla por la libertad de las mujeres en Europa. El año pasado varios musulmanes desplegaron una pancarta negra en la que habían escrito con letras blancas y en inglés: “Respeta el Ramadán. No a los bikinis”.

Sostenían la pancarta varios jóvenes con aspecto moderno: uno de ellos en bañador, el segundo con una gorra con visera.

Es un nuevo acoso a las mujeres por parte de esta especie de “policía de la moral”.


AGRESIONES

En julio pasado, Angelique Sloss, de 21 años, se encontraba tomando el sol con dos amigos en el Parc Léo Lagrange en Reims, cuando una mujer la tachó de «inmoral» por exponer su cuerpo al público. En el momento en que ella contestó, las otras chicas jóvenes del grupo la rodearon y la abofetearon. Los transeúntes intervinieron. Sin embargo, la víctima no ha presentado heridas graves según han confirmado fuentes policiales al diario británico The Independent.

Las cinco mujeres fueron detenidas. Tres de ellas son mayores de edad e iban acompañadas de otras dos menores. Las autoridades han dicho que todas provenían de viviendas con grandes poblaciones musulmanas.

Es solo un ejemplo. las agresiones contra mujeres que practican el topless y el nudismo se han multiplicado de manera alarmante en Europa.


Musulmanes piden la prohibición del bikini durante el Ramadán


Como adelantó MINUTODIGITAL.COM, Benigno Blanco ha puesto en marcha un proyecto político de derecha conservadora que será presentado en Madrid el próximo 17 de junio y que tendrá importantes apoyos.

Proyecto Avanza, el partido promovido por el ex presidente del Foro de la Familia y pilotado por su hijo José María Blanco, será presentado en el Cine Capitol de Madrid el próximo 17 de junio.

El nuevo partido, que tiene su sede en Ferraz, aspira a regenerar la política española y llevar a la vida parlamentaria y al debate público las convicciones e intereses de millones de españoles que hoy carecen de representación.

Este proyecto político de derecha conservadora apuesta por “el compromiso con la dignidad de las personas concretas, el orgullo por todo lo bueno que nos aportaron nuestros mayores, las libertades de pensamiento, educación y empresa, la lucha contra la exclusión social y la marginación y una política abierta a todos, libre de partidismos excluyentes.”

Según ha podido saber MD, entre quienes forman parte de esta iniciativa se encuentran Javier Puente, ex diputado del Partido Popular, y Gari Durán, ex senadora del PP que el pasado mes de febrero abandonó el partido por “el giro ideológico” de la formación.

También han sido reclutados para este proyecto político jóvenes vinculados a Principios, una plataforma ciudadana de inspiración humanista, que aglutina a personas con un enfoque moderado de la política y que busca, entre otros objetivos, fomentar el debate con gente de otras tendencias.

Varios obispos les han prometido su apoyo, en privado, pero queda por ver cómo actuarán los rostros mediáticos del episcopado, como Carlos Herrera o Antonio Jiménez.

Avanza, un nuevo proyecto de la derecha conservadora se pondrá en marcha el 17 de junio



Por Yolanda Couceiro Morín |


Los servicios de inteligencia de toda Europa están en alerta ante la evidencia de una importante estructura del Estado islámico a las puertas de Europa: los terroristas del EI ya han logrado establecerse en Libia, donde entrenan yihadistas que luego envía junto a "refugiados" hacia Europa vía mediterráneo.

Libia está considerado en la actualidad un Estado fallido. La 'Primavera árabe' y la muerte de Gadafi convirtieron el país en un caos en el que conviven dos gobiernos enfrentados y que se consideran a si mismos el único poder legítimo. Ese entorno ha permitido que tanto yihadistas como narcoterroristas y miembros del crimen organizado campen a sus anchas. A finales de 2015 las autoridades norteamericanas y británicas comenzaron a avisar del peligro que suponía la implantación en la región de campos de entrenamiento de yihadistas. El principal factor de riesgo que se contemplaba era Túnez, el país vecino y uno de los pocos de la región que había pasado su 'Primavera árabe' sin caer en las redes de la violencia islamista. Pero los responsables de seguridad también preveían un riesgo evidente para Europa en el caso de que se consiguieran instalar campos de entrenamiento en el área.

Estado Islámico ya está a las puertas de Europa y logra establecer bases permanentes en Libia


Morrissey vivió su cumpleaños más triste este pasado 22 de mayo. Justo el día que cumplía 58 años la ciudad de Manchester se veía salpicada por un salvaje atentado de carácter musulmán que dejaba 22 muertos y 59 heridos tras la celebración del concierto de Ariana Grande. Muy afectado por el suceso, el cantante británico decidió escribir una carta refiriéndose a estos hechos en su cuenta de Facebook y dirigida a las altas esferas del Gobierno británico.

“Estaba celebrando mi cumpleaños en Manchester cuando vi las noticias de las explosiones. Mi rabia es monumental ¿Cuándo va a parar esto?. Theresa May dice que estos ataques ‘no nos quebrarán’ pero vive su vida en una burbuja anti balas, y ella evidentemente no tiene que identificar a ningún joven hoy en las morgues de Manchester”, escribió sobre la Primera Ministra del Reino Unido.

Morrissey criticó a la reina Isabel II indicando que “La Reina recibe un absurdo reconocimiento por sus ‘fuertes palabras’ en contra del ataque, pero ella no cancela la fiesta en el jardín en el Palacio de Buckingham”.

También criticó las palabras del alcalde de Londres, Sadiq Khan, de origen musulmán, al que acusa de no condenar al Estado Islámico tras perpetrarse el atentado. Por último, señaló que “los políticos nos dicen que ellos no tienen miedo, pero ellos nunca son las víctimas”, refiriéndose a las palabras emitidas por las diferentes autoridades tras los sucesos.

Morrisey arremete contra la élite británica tras el atentado de Manchester: 'Los políticos nunca son las víctimas'


Las explosiones que golpearon el concierto de Ariana Grande en Manchester este jueves, que dejaron al menos 22 muertos, son el último episodio de una larga serie de atentados que ensangrentaron Europa en los últimos años.

– 7 de enero 2015: El atentado que marcó una nueva etapa de terror en el continente fue el que ocurrió contra la sede del diario satírico Charlie Hebdo el 7 de enero de 2015, cuando un comando terrorista entró en la redacción asesinando a 12 personas.

-9 de enero de 2015: cuatro personas murieron durante una toma de rehenes en un supermercado kosher de la capital francesa.

-14 de febrero de 2015: el cineasta danés Finn Nørgaard, de 55 años, fue asesinado en Copenhague en el marco del seminario “Arte, blasfemia y libertad de expresión”, organizado en homenaje a las víctimas de Charlie Hebdo. Esa misma noche, yihadistas mataron al guardia de una sinagoga.

En los atentados de noviembre de 2015 en París murieron 130 personas
En los atentados de noviembre de 2015 en París murieron 130 personas

-13 de noviembre de 2015: seis ataques simultáneos realizados en un teatro, en las afueras del Estadio de Francia, y en distintos bares y restaurantes dejaron 130 muertos en París. El más grave ocurrió en la sala Le Bataclan, durante un concierto de la banda Eagles of Death Metal. Sólo allí acribillaron a 80 personas.

-22 de marzo de 2016: dos bombas estallaron simultáneamente en el aeropuerto y en una estación de metro de Bruselas, Bélgica, causando 32 decesos.

-13 de junio de 2016: un terrorista entró a la casa de un policía en Magnanville, Francia, y los asesinó a él y a su esposa.

-14 de julio de 2016: un yihadista arrolló con un camión de carga a una multitud en la costa de Niza, durante las celebraciones por el Día Nacional de Francia. Fallecieron 84 personas.

-18 de julio de 2016: un refugiado afgano atacó con un hacha a los pasajeros de un tren en Baviera. Cuatro resultaron heridos.

-27 de julio de 2016: Jacques Hamel, un sacerdote francés de 86 años, fue degollado mientras daba misa en una parroquia de Saint-Etienne-du-Rouvray.

-19 de diciembre: un terrorista entró con un camión al mercado navideño Breitscheidplatz, en Berlín, Alemania, y mató a 12 personas.

-22 de marzo de 2017: un un hombre atropelló a varias personas y luego estrelló su vehículo contra las vallas del Parlamento británico de Westiminster. Mató a 5 personas. Armado con un cuchillo, apuñaló a un policía y fue abatido.

-7 de abril de 2017: otro ataque, esta vez en la capital de Suecia, Estocolmo. Un camión embistió a peatones, dejando 4 muertos y 12 heridos.

Atentados islamistas en Europa desde 2015


Por George Chaya |

Aunque el impacto generado por el brutal ataque islamista en el Manchester Arena ha conmocionado a la opinión pública internacional, nadie debe sorprenderse de que haya ocurrido.

En Gran Bretaña, los islamistas han acampado a sus anchas durante años. El atentado suicida ejecutado durante el concierto de Ariana Grande, con un saldo preliminar de 22 muertos y más de 50 heridos (en su mayoría pre-adolescentes) coronó una serie de sucesos ocurridos durante abril y mayo en el Reino Unido, donde los abusos por parte de la comunidad islámica han sido tolerados por las autoridades británicas.

Por ejemplo, las niñas de Londres, Leicester y Birmingham asisten a los colegios con “planchado de senos”, a menudo no se detectan porque los maestros no saben que existe. Sin embargo, Helen Porter denuncio el 4 de mayo que “el planchado de senos se hace en las familias musulmanas -desde años- en esas ciudades, y es generalmente realizado por las madres por orden de los padres que desean evitar que sus hijas sean sexualmente atractivas para los hombres”.

El 8 del mismo mes, la Comisión de Beneficencia de Manchester pidió a The Islamic Relief que explique la invitación que efectuó al predicador musulmán Yasser Qadhi a participar en una gira de recaudación de fondos en Gran Bretaña, Qadhi, académico Saudita, fue denunciado por instigar a los jóvenes a matar homosexuales y apedrear a los adúlteros diciendo que ello es parte del Islam. El islamista describió a los castigos (como cortar las manos de los ladrones y azotar a las esposas) como “muy beneficiosos para la sociedad”. Ninguna autoridad gubernamental se ocupo del caso.

En abril, Sainsbury’s y Asda, dos de las cadenas de supermercados más grandes de Gran Bretaña, se negaron a vender huevos de Pascua por su simbología cristiana para no ofender a los musulmanes. Ambas cadenas, sin embargo, vendieron huevos de una versión halal hecha por la empresa belga Guylian. Stephen Green, del grupo Cristiano La Voz, dijo que “por temor a los musulmanes los supermercados boicotearon las celebraciones cristianas”.

El 11 de abril, la prisión de Frankland en el condado de Durham se convirtió en la primera de su tipo en abrir “una prisión dentro de una prisión” para aislar a los extremistas islámicos. Los terroristas condenados debieron ser trasladados a un “bloque de la prisión yihadista” por haber amenazado a los guardias con decapitar a ellos y sus familiares.

A principios de mayo, una investigación de la BBC encontró que servicios on line manejados por musulmanes con antecedentes penales cobraban miles de libras ofreciendo mujeres musulmanas divorciadas para lo que se conoce como “Halala”. La halala refiere a una mujer que se casa con un extraño, consumando el matrimonio y luego divorciándose, después de lo cual ella puede volver a casarse con su primer marido. Algunos musulmanes creen que la halala es la única manera en que una pareja que se ha divorciado y desea reconciliarse, puede volver a casarse.

La BBC informó que las mujeres ofrecidas en halala son regenteadas por proxenetas musulmanes que las colocan en riesgo de ser explotadas sexualmente. Un hombre que anunciaba los servicios de halala en Facebook, dijo a un reportero encubierto de BBC que por una mujer musulmana divorciada tendría que pagar 2.500 Libras (unos U$D 3.250) y tener sexo con ella para que el matrimonio sea “valido”, y que luego él los divorciaría. El hombre dijo que tenía otras mujeres trabajando con él por si la ofrecida no le gustaba.

El 16 de abril. Ummariyat Mirzaah, un joven de 21 años de Birmingham, fue acusado de planear llevar a cabo un ataque yihadista, de poseer una guía de fabricación de bombas y un documento de ISIS conocido “Manual de venenos de los Muyahidín” junto a videos del Estado Islámico que alentaba ataques yihadistas. Los jueces decretaron que no había evidencia concreta para encarcelarlo, Mirzaah quedo en libertad.

La semana pasada, Nadir Sayed, un yihadista de 24 años, que cumple prisión perpetua por complot para decapitar a un soldado británico en plena calle, ganó una demanda en la Corte Suprema, que dictaminó “que sus derechos humanos fueron violados al haber sido puesto en una celda solitaria” en la cárcel de Woodhill, por incitar a otros reclusos musulmanes a cantar “Allahu Akbar” y amenazar a los guardias con decapitarlos. Los familiares de Sayed fueron indemnizados con 30 mil libras. Ningún dirigente político mencionó que está muy bien que se respeten los derechos humanos del prisionero, pero ¿Qué hay de los derechos humanos del personal de la prisión amenazados con ser decapitados? Éste es el claro ejemplo por el que tantas personas han perdido la fe en Inglaterra, por decisiones judiciales como ésta.

A principios de abril. El Partido de la Independencia del Reino Unido solicitó prohibir el uso de la burka en público y también denunciar policialmente la mutilación genital. Su líder, Paul Nuttall, denunció que la burka es “una barrera deliberada para la integración y que también plantea un riesgo para la seguridad”. Nutall aun aguarda respuesta del primer ministro Theresa May a quien pidió apoyo.

También en abril. May fue acusada de ofender a los votantes musulmanes por organizar elecciones durante Ramadán. Los políticos musulmanes del Partido Laborista y del Partido Nacional Escocés dijeron que eso reduciría la participación de votantes musulmanes el 8 de junio, ya que Ramadán tendrá lugar entre el 26 de mayo y el 24 de junio. Yasser Qureshi, representante de la comunidad islámica, manifestó desprecio por Theresa May por ofender a los votantes musulmanes.

El 26 de abril. Líderes palestinos dijeron que entablaran demanda al gobierno británico por negarse a pedir disculpas por la Declaración Balfour de 1917, y por allanar el camino a la creación del Estado de Israel en 1948. Manuel Hassassian, representante palestino en el Reino Unido, declaró a la BBC que “el silencio de la Reina y el Gobierno inglés significa que no se disculparán con el pueblo palestino”, y agrego que, a menos que el Reino Unido reconociera formalmente el Estado de Palestina, se iniciará una demanda.

Otro caso de inacción británica ha sido Damon Smith, un musulmán converso de 20 años acusado de colocar una bomba en un subterráneo de Londres el 20 de octubre de 2016. Las cámaras de vigilancia mostraban a Smith ingresando con una mochila y ocho minutos más tarde, bajando del tren sin ella: la bolsa contenía una bomba casera que por fortuna no explotó. Smith declaró ante el tribunal de Old Baily que construyó la bomba vía internet utilizando un artículo publicado por ISIS. El tribunal tenía pruebas contundentes del involucramiento de Smith con el Islam, armas y explosivos. Smith admitió fabricar el dispositivo, pero afirmó que sólo lo hizo como una broma. El resultado: quedó libre.

El 27 de abril, la Iglesia de Inglaterra declaró que los niños británicos estarán obligados a aprender sobre el Islam. Derek Holloway, de la Oficina de Educación de la Iglesia, dijo que los padres cristianos que se nieguen a que sus hijos estudien sobre el Islam no deben ser autorizados a retirar a sus hijos de las clases de educación religiosa.

También en abril, la policía reveló que Khaled Masood, converso de 52 años, que mató a seis personas e hirió a otras 38 en el ataque yihadista en Westminster, el 22 de marzo dejó un último mensaje diciendo que “estaba haciendo la yihad en venganza contra las acciones militares Occidentales en Siria”. Inmediatamente después del ataque, el comisionado policial, Neil Basu, dijo que “los motivos del actuar de Masood podrían no ser conocidos jamás”.

El 14 de mayo, Haroon Sayed, de 19 años, de Hounslow, al oeste de Londres, se declaró culpable de planear la ejecución de un ataque yihadista en un concierto de Elton John, en Hyde Park el 11 de septiembre de 2016. El tribunal lo sentencio a 4 años de prisión.

La enumeración de estos pocos hechos, que pueden sumarse a infinidad de incidentes diarios en suelo británico, indica claramente que no debe sorprender el criminal ataque ejecutado sobre niños y adolescentes en el Manchester Arena.

Las autoridades británicas deben revisar urgentemente sus políticas de migración, seguridad y contra-terrorismo de manera seria y fuera de las rentabilidades electorales. El incidente del Manchester Arena ha sido brutal y despreciable. Sin embargo, nada indica que será el último en el actual estado de cosas.

Es hora de revisar la tolerancia británica con el islamismo

Por Nonie Darwish | 
La primera reacción de EEUU tras el 11-S debería haber sido cancelar los visados de todos los países de mayoría musulmana, salvo los de máxima importancia. Pero nuestros políticos tenían las manos atadas, no por temor a una reacción violenta de los países islámicos, que probablemente esperaban un boicot de EEUU, sino por temor a una reacción negativa de los medios y los progresistas de Occidente.
La decisión de permitir que los musulmanes, refugiados y demás sigan entrando en EEUU tras el 11-S fue un error, y no ha hecho ningún favor al islam y a los reformistas musulmanes. He aquí por qué:
El caos y el derramamiento de sangre en el mundo musulmán, incluso en los países musulmanes más moderados, como Turquía, se produce entre los musulmanes que quieren aplicar la ley islámica de la sharia, de manera total y sobre todos mediante un gobierno teocrático, y los que quieren menos sharia adoptando un régimen militar. Occidente no entiende que la única forma de gobierno que puede hacer frente a una teocracia islámica totalitaria es un gobierno militar, y ningún otro. ¿Quién podría imaginar que una junta militar podría considerarse el único salvador frente a las tiranías islámicas que quieren que todos vivan totalmente, al ciento por cien, bajo las leyes de la sharia?
Cuando el expresidente de EEUU Barack Obama honró a los Hermanos Musulmanes con su primer gran discurso como presidente, ¿quiénes eran los invitados de honor en las primeras filas? Los líderes de los Hermanos Musulmanes. Las formas de gobierno islamistas militares de Oriente Medio, menos radicales, fueron marginadas y por lo tanto debilitadas. El entonces presidente de Egipto, Hosni Mubarak, cuya relación con los Hermanos Musulmanes había sido muy turbia, entendió el mensaje. No asistió. Con la jugada de Obama, el equilibrio de poder entre dos fuerzas que combaten por el control del gobierno se inclinó inmediatamente a favor de los Hermanos Musulmanes. Por primera vez desde su fundación en 1928, se hizo oficialmente con el control del gobierno egipcio tras el caos en 2011 de la “Primavera Árabe”. Un año después, 22 millones de egipcios tuvieron que sufrir una sangrienta contrarrevolución para traer de vuelta el tipo de gobierno que los egipcios siempre habían favorecido frente a la teocracia islámica.
Ahora, la izquierda occidental está lanzando otro peligroso mensaje a los ciudadanos de a pie del mundo musulmán: ¡No deben temer nada los musulmanes moderados y otros por la posible infiltración del islam radical! ¡Miradnos, gobiernos occidentales! Estamos metiendo refugiados a los que no pueden vetar aunque sean infiltrados del ISIS. Aunque los Hermanos Musulmanes son ilegales y está considerada organización terrorista en varios países musulmanes, a nosotros en Occidente no nos preocupan en absoluto. De hecho, nosotros los occidentales somos tan bondadosos y generosos que estamos animando a muchas organizaciones a operar legalmente en Occidente bajo la bandera de los Hermanos Musulmanes, ¡incluso organizaciones que simpatizan con el grupo terrorista Hamás, que están jurando derrocarnos! ¡Mirad qué valientes somos, qué confiados y libres de “islamofobia”!
Al asumir que los Hermanos Musulmanes no son peligrosos para las sociedades libres, y dejando entrar a refugiados de las áreas infestadas de terrorismo en Oriente Medio, estamos enviando un mensaje a los musulmanes moderados de Oriente Medio: Los ciudadanos de Occidente ni siquiera se molestan en proteger su sistema libre para que no sea conquistado por los fanáticos de la sharia, así que tal vez los sueños del Califato no son algo tan malo, al fin y al cabo.
Occidente, al aceptar a todos los refugiados sirios, no sólo está enviando el “involuntario” mensaje anterior; también está dejando Siria sin ningún tipo de resistencia ante el Califato (ISIS). La compasión de Occidente al aceptar a los refugiados que escapan del ISIS acabarán permitiendo que los radicales sean los únicos que gobiernen sin oposición en Siria e Irak.
Se ha defendido como un gesto de compasión una política exterior estadounidense que recomienda absorber sin vetos a los refugiados musulmanes, pero en realidad es pura negligencia y pone temerariamente en peligro a los ciudadanos, las libertades occidentales y la democracia.
Rescatar a todos los refugiados musulmanes tiene algunas consecuencias indeseadas:
  • Les estamos diciendo equivocadamente a los reformistas musulmanes, y en especial a los de Oriente Medio, que no tienen nada que temer por la infiltración del ISIS.
  • Al no declarar a los Hermanos Musulmanes organización terrorista estamos volviendo a legitimarla y reforzarla.
  • Al no mostrar la adecuada respuesta agresiva al terrorismo islámico, Occidente no es percibido como gentil, sino como débil.
Al aceptar al islam y sus refugiados sin los vetos adecuados, Occidente no está haciendo ningún favor al islam ni a los musulmanes: para los reformistas, está acabando con cualquier esperanza de reforma.
Se necesita imperiosamente una mano firme para tratar con el mundo musulmán. Debemos decir: no, no podemos aceptar vuestras aspiraciones yihadistas. No podemos aceptar vuestra imposición al mundo de vuestro estilo de vida; vuestro estilo de vida es inaceptable para nosotros. Antes de enviar a vuestros refugiados, debéis acabar con vuestra cultura yihadista de “nosotros contra ellos”. El mundo civilizado ya no considera tolerables vuestras aspiraciones a un Califato islámico.
Si Occidente tiene el coraje de hacer esto, tal vez un día la historia atribuya la reforma del mundo musulmán a, en parte, la fuerza y la convicción de Occidente contra la tiranía y el sufrimiento humano.

Mensajes urgentes al mundo musulmán


Por Yolanda Morín | @yolandacmorin

El mundo se ve confrontado a la probabilidad de un conflicto planetario que podríamos llamar la Tercera Guerra Mundial, apelativo que bien merecería, tanto por su más que previsible extensión como por la brutalidad de ese hipótetico enfrentamiento de dimensiones colosales.

Por Yolanda Couceiro Morín |


Esta Tercera Guerra Mundial, de una envergadura igual o superior a las dos precedentes se está gestando y puede explotar en pocos años más. Algunos se atreven a señalar la fecha aproximada hacia el ecuador de este siglo. En todo el mundo, el islam no deja de cobrar fuerza y radicalizarse. Éste será un elemento decisivo de la explosión mundial inevitable.

Esta contienda se desarrollará (se está desarrollando ya) en distintos países en los cuatro continentes, con distintas intensidades según los diferentes escenarios donde se están fogueando los actores de este drama en camino. Prácticamente todas las tierras emergidas del planeta están implicada en lo que debemos considerar los prolegómenos de la deflagración por venir. Todo Occidente, el mundo árabe-musulmán (desde Marruecos a los confines asiáticos, desde el corazón de África a las islas Filipinas), Rusia, China, la India... se encaminan resueltamente a las trincheras.

En efecto, nadie medianamente lúcido e informado puede negar ya el carácter belicoso que está tomando la agresividad islámica a través el mundo. El islam está implicado en la inmensa mayoria de los frentes de combate actualmente abiertos en el mundo. Igualmente el terrorismo es un fenómeno casi únicamente islámico a día de hoy. Después de siglos de letargo, el islam ha despertado y ese despertar coincide con la decadencia de un Occidente que ha perdido tanto el orgullo de ser como la voluntad de permanecer.

Esta situación de un islam en plena expansión mundial encierra dentro de sí una novedad: Por primera vez el islam se ha hecho un hueco en Occidente no a punta de su victoriosa cimitarra, pagando con sangre su conquista, sino gracias a la negación de los occidentales de ver en esos actuales invasores sus enemigos de siempre. La Historia registra otros episodios de penetración islámica en territorio europeo, pero siempre fue combatida y finalmente rechazada: España, sur de Francia e Italia, los Balcanes, Rusia...

Nunca desde la caída del Imperio Romano, Europa había experimentado una situación tan dramática. Europa afronta la mayor amenaza de su historia sin saberlo o más bien sin querer darse cuenta de ello. Los europeos son invadidos, ocupados y colonizados por los pueblos del sur y por el islam de forma rápida y masiva. Las sociedades europeas se sumergen hoy en un caos étnico incontrolable.


El crecimiento de la oposición conflictiva entre el islam, cada vez más presente y en expansión numérica (realidad radical y atronadora en la historia de Europa, minimizado por una oligarquía a la vez asustada y ciega), y las sociedades europeas de origen es mucho más explosiva y potencialmente intensa que, por ejemplo, las guerras de religión entre católicos y protestantes del siglo XVI o que los conflictos ideológicos que han jalonado la historia reciente desde la Revolución Francesa. A esto viene a añadirse la dimensión étnica, muy agravante, resultado de la masiva inmigración africana y magrebí. Al antagonismo específicamente religioso, sociológico e ideológico, se suma la dimensión etnobiológica que tiene un enorme impacto en las mentalidades colectivas, por mucho que sea negada y reprimida por la censura de la ideología dominante.

Si nos centramos en nuestro continente asistimos actualmente en Europa a la puesta en marcha de todos los elementos de un conflicto interno violento prácticamente inevitable. Los ingredientes de la explosión están todos presentes. La cuestión ya no es de saber si va a ocurrir, sino cuando tendrá lugar.

Tenemos una población millones de jóvenes (y no tan jóvenes) magrebíes y africanos en Europa en crecimiento constante, muy mal escolarizados, en situación de paro, de asistencia, de la cual una buena parte se dedica a la economía subterránea y a una delincuencia polimorfa (drogas, tráfico de objetos robados, etc...), que constituye la mano de obra, los gruesos batallones de un levantamiento general posible.

Esta población joven es adepta de un islamismo reivindicativo e identiario extranjero. En el inconsciente (o el consciente) colectivo de una parte importante y muy activa de esa población, se trata de manera muy elemental de llevar la yihad a Francia, como acompañamiento de una estrategia de revuelta, de revancha y de conquista.

A esto se le suma el crecimiento de un racismo anti autóctonos objetivamente observable en todas partes, con su secuela de agresiones diarias contra los europeos. Esa violencia cotidiana corre en paralelo a las manifestaciones diarias de rechazo de la cultura y de la pertenencia occidental y europea. La multiplicación de mujeres con velo, como señal de provocación, es un medio de desafío étnico y de marcaje territorial, la arrogante voluntad de hacer sentir a los colonizados el peso de su conquista en marcha: una yihad todavía "soft" mientras llega la verdadera.

Cuando Europa conozca los desordenes previsibles, con la violencia como realidad cotidiana, la numerosa inmigración, la musulmana sobre todo pero también las otras, poco o nada integradas, provenientes muchas veces de países históricamente resentidos contra Occidente y más particularmente contra ciertas naciones europeas, nos mostrarán su verdadera cara, y serán un elemento más de la crítica situación que viviremos, con un ejército de enemigos dentro de nuestra casa. La mayoría de los distintos colectivos de la inmigración se enrolarán de una manera u otra en el bando de nuestros enemigos, porque de hecho ya los son, aunque de manera latente de momento, o simplemente se posicionarán en una actitud de espera, atentos a los beneficios que pudiera significarles nuestra caída.

La inmigración actual es una colonización poblacional, con frecuencia consciente y vivida como una revancha contra la civilización europea. Ésta se pretende además definitiva. La colonización de las maternidades es mucho más importante que la de las fronteras porosas.

Estamos ante una implacable realidad demográfica. Tenemos las fronteras abiertas desde hace décadas en Europa y una tremenda diferencia de

fecundidad entre poblaciones autóctonas e inmigrantes, lo que está produciendo unas sustitución progresiva de la población original. La integración ha fracasado completamente, se han creado guetos étnicos y otras "zonas liberadas" bajo control creciente de la sharia en algunos países. El fracaso era previsible. Es posible integrar a parientes etnoculturales, y en pequeñas cantidades por cierto, no a pueblos enteros de otras realidades etnobiológicas muy alejadas. Pero la oligarquía nos ha impuesto esta inmigración como una riqueza cuando el simple sentido común nos indica que vamos a pasos agigantados hacia un desastre.

A este fenómeno de colonización étnica masiva, se añade el hecho, ya señalado, de que el islam se pone a la cabeza de la ofensiva. Desde hace 1400 años, esta religión-ideología, totalitaria y agresiva, tiene como objetivo la invasión de Europa. Sufrimos la tercera acometida mahometana que se extiende hoy desde España a Indonesia. La primera fue detenida en Poitiers, Francia por Carlos Martel en 732, después de haber conquistado la mayor parte de la penísula ibérica. La segunda fue en 1684, ante las puertas de Viena. La tercera tiene lugar hoy, desde el Cabo Finisterre hasta Copenhague, desde la isla de Lampedusa hasta hasta los fiordos noruegos. Esta tercera yihad no sólo coincide en el tiempo con la Tercer Guerra Mundial en ciernes, sino que es su condición previa.

Los focos de tensión no dejan de multiplicarse y de agravarse. Nunca como ahora en la historia de la humanidad, los riesgos de un incendio generalizado han sido tan fuertes. La mundialización es un factor de confrontación gigantesca. Ésta no es una garantía de paz sino un factor de guerra generalizada.

Una guerra étnica y civilizacional es previsible en varios países europeos. Una guerra intestina, muchísimo más grave que el terrorismo, ya que un remplazamiento de la población, una especie de genocidio, la llamada Gran Susitución, está ocurriendo con la complicidad o la ceguera de las clases dirigentes políticas y mediáticas, cuya ideología está dominada por el odio hacia la identidad étnica de sus propios pueblos y la pasión enfermiza por el mestizaje, la multicultura y la "diversidad".

La inmigración masiva que llega bajo la bandera del islam va a derivar progresivamente hacia una guerra étnica, un choque de civilizaciones. La incapacidad de Europa para frenar y canalizar la inmigración proveniente del Magreb y de la África negra llevará a una explosión demográfica que desembocará inevitablemente en un conflicto mayúsculo.

La enorme presencia en Europa de masas de jóvenes musulmanes cada vez más radicalizados, con una minoría formada militarmente en los distintos frentes abiertos (Oriente Próximo, Argelia, Libia, los países del Sahel, el Caúcaso, los Balcanes, Afganistán, Pakistán...), será un factor determinante en el más que probable caso de una espiral incontrolable de disturbios insurreccionales y de terrorismo en el corazón del continente: la yihad en casa. Todo musulmán es un muyahidin en potencia.

La confrontación entre islam y Occidente (con Rusia incluida) dominará poco a poco el paisaje y tomará una forma militar con conflictos multiformes. A escala planetaria, el islam no deja de reforzarse y de radicalizarse. Este balón no se desinflará: explotará. Pronto las hostilidades tomarán un decisivo impulso al calor de la dinámica expansiva y desenfrenada del islam en el tablero geopolítico internacional.

El problema de Israel, insoluble, desembocará ineludiblemente en una nueva contienda entre el Estado hebreo y sus vecinos, con el telón de

fondo de los colonos judíos integristas y la subida imparable de las organizaciones islamistas. No hay que olvidar que Irán logrará muy posiblemente dotarse del arma nuclear. La erradicación de la "entidad sionista" es una idea fija de todo el mundo musulmán. Israel está en el centro del conflicto, y su arsenal nuclear no disuadirá a sus enemigo de lanzar un ataque aunque sea de caracter suicida, con las consecuencias que podemos suponer.

El mundo árabomusulmán ha entrado en una espiral de caos que no va a dejar de acentuarse con dos frentes entremezclados; sunitas contra chiítas y dictaturas militares contra islamistas. Sin olvidar la voluntad de los islamistas de liquidar a todos los cristianos. Eso provocará una amplificación de la emigración hacia Europa y otros destinos occidentales. Los acontecimientos actuales de Siria e Irak que han visto el nacimiento de un Estado Islámico salvaje (el Califato) son un paso más hacia la confrontación.

No podemos dejar de lado el conflicto latente entre la India y Pakistán, potencias nucleares ambos países, con las prolongaciones que suponen el juego de las alianzas regionales (Rusia, China, EEUU...) y los enormes intereses geoestratégicos y energéticos en juego en la región.

En Europa el factor de la inmigración salvaje y completamente fuera de control, y no solamente de poblaciones de origen musulmán, también es un dato de primera importancia que entra en esa ecuación. El desorden social y el hundimiento económico que azotan grandes porciones de la población europea se ve agravado por la presencia de enormes masas de extranjeros cuya presencia no hace más que envenenar las relaciones entre unos y otros y añadir más leña a la hoguera del inevitable incendio que está en camino. Hay que mencionar los componentes agravantes, sobre todo de orden económico y ecológico, los recursos energéticos fósiles, el agua, los recursos mineros. El punto de ruptura física se situará posiblmente hacia la primera mitad de este siglo. No olvidemos el terrorismo de gran envergadura, sobre todo con medios nucleares "artisanales", a lo que posiblemente no escaparemos.

El islam es la principal causa de desencadenamiento de una Tercera Guerra Mundial, ya que asistimos en todas partes a la subida imparable del radicalismo islámico, en gran medida financiado por Arabia Saudita y Qatar, que tiene un enemigo claro y definido: la civilización occidental, a la que Rusia es asimilada. En resumidas cuentas: en la mente de los islamistas del mundo entero, cuya ideología se expande como un virus, el principal enemigo es el "mundo blanco y cristiano", aunque eso no corresponda a ninguna realidad sociopolítica.

Las líneas principales de confrontación y las alianzas serán complejas y a menudo cambiantes. Las principales zonas geopolíticas de explosión serán Europa entera, África del Norte, Oriente Próximo, Asia Central (desbordando hacia Pakistán y la India), posiblemente el Cáucaso (a pesar de la mano de hierro rusa). Habrá una multitud de focos y se sucedarán las guerras civiles, interétnicas y entre Estados, sin descartar el uso del arma nuclear. Éste es el panorama... Nos podemos imaginar la carniceria que está en camino.

Debemos entender que los fanáticos islamistas no razonan como los occidentales o los rusos durante la Guerra Fría, con la retención de la disuasión mutua. Las diferencias ideológicas entre esos dos bandos no impedían un cierto grado de cordura en la gestión de esa enemistad.

La más que previsible confrontación mundial generará una catástrofe económica y energética, a causa de la ruptura del aprovisionamiento de pétroleo y gas desde África del Norte y de Oriente Próximo, y alimentaria a causa de las cosechas perdidas y el alza de los precios. La economía globalizada es muy frágil ya que es muy compleja, y se base en las comunicaciones (marítimas, terrestres, numéricas...) que caerán como un juego de dominós en caso de perturbación de gran envergadura.

En esta inevitable choque que se avecina, los rusos, los estadounidenses, los israelíes, los chino y los indios (por no mencionar mas que los principales fuerzas opuestas a la ofensiva islámica mundial) enfrentarán al enemigo con firmeza y determinación. La principal debilidad de los europeos occidentales reside en su reblandecimiento mental, su pasividad, su temor a defenderse, su cobardía frente a la amenazas de sus enemigos. Seremos los más expuestos y los más castigados. Hasta que la violencia de la agresión nos haga reaccionar, aunque sea al borde mismo del abismo.

La Tercera Guerra Mundial podrá empezar con un acontecimiento muy localizado y seguir con un encadenamiento de hechos incontrolados, como una avalancha. Es posible que los recientes ataques llevados a cabo en escenarios tan distantes como Australia, Francia, Rusia, Pakistán y otros, respondan a ese inicio de la yihad planetaria que nos ha de llevar a la guerra mundial en ciernes.

El resultado de este conflicto es todavía incierto, aunque en toda lógica habrá un bando vencido y un bando vencedor, ya que la superioridad militar, técnica y económica de unos contendientes es infinitamente superior al del bando contrario. Dice Carl Schmitt que "el enemigo no está equivocado ni tiene razón: es vencedor o vencido", nada más. Sólo nos debe preocupar perder esta guerra, no cómo ganarla. En todo caso podemos asegurar que asistiremos muy posiblemente a un retroceso general de la humanidad, un derrumbe en varios terrenos, el demográfico, el económico, el sanitario para gran parte del mundo.

El mundo acaba de conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial. Sería tiempo que empecemos a pensar seriamente en prepararnos para la Tercera Guerra Mundial. Los nubarrones que hoy se ciernen sobre nuestras cabezas no son menos oscuros que los de entonces, sino tal vez más. Lo increíble se va a convertir en lo cotidiano. Lo que Siria, Irak, Pakistán, Libia y otros escenarios experimentan cada día, nosotros, en toda Europa, lo viviremos pronto. Tenemos que estar listos para lo que se nos viene encima. Si vis pacem para bellum.

Islam: La guerra es inevitable, sólo falta saber cuándo tendrá lugar


Hombres fuertemente armados del grupo terrorista ISIS asaltaron una ciudad en el sur de Filipinas.

Aproximadamente 500 terroristas de ISIS, conocidos localmente como ‘Maute’ y ‘Abu Sayyaf’, han establecido puestos de control y barricadas por toda la ciudad, mostrando rifles de asalto de última generación.

Además de capturar el Hospital Amai Pakpak, liberar a más de un centenar de prisioneros de la principal cárcel de Marawi e izar la bandera negra sobre los mencionados edificios del gobierno, los militantes de ISIS han incendiado la Catedral de Nuestra Señora tomando a su sacerdote Teresito Suganob como rehén junto con otros 13 feligreses .


Su captura fue confirmada hoy por la Conferencia Episcopal de Filipinas.

Mientras tanto, los residentes de Marawi -hogar de más de 200.000 personas- fueron instados a permanecer en el interior de la ciudad mientras las tropas de Filipinas y las fuerzas especiales se desplegaron dentro de la ciudad y en un pueblo cercano, retomando algunos puntos perdidos el miércoles.

Las tropas regulares del ejército y las fuerzas policiales se desplegaron en los alrededores de la ciudad después de que los residentes en una aldea cercana pidieran ayuda. Los refuerzos aún están llegando. La 103ª Brigada especializada lidera el actual contraataque.


El martes, el presidente Rodrigo Duterte declaró la ley marcial y el estado de emergencia en la provincia de Mindano en respuesta a la insurgencia de ISIS.

Estado Islámico toma una ciudad de 200.000 habitantes en Filipinas


Por Soeren Kern | 

Las autoridades de Hamburgo, la segunda ciudad más grande de Alemania, han empezado a confiscar viviendas privadas para mitigar la escasez de vivienda, la cual se ha visto gravemente exacerbada por la decisión de la canciller, Angela Merkel, de permitir la entrada en el país a más de dos millones de migrantes en los últimos años.

Los funcionarios municipales se han apoderado de propiedades comerciales y las han convertido en refugios para migrantes desde finales de 2015, cuando Merkel abrió las fronteras alemanas a cientos de miles de migrantes de África, Asia y Oriente Medio. Ahora, en cambio, la ciudad está expropiando viviendas que son propiedad de ciudadanos privados.

Las autoridades de Hamburgo tomaron la insólita medida de confiscar seis unidades residenciales en el distrito de Hamm, cerca del centro de la ciudad. Las unidades, que son propiedad de un terrateniente privado, necesitan reforma y llevan vacías desde 2012. Un administrador nombrado por el Ayuntamiento está ahora renovando las propiedades y las alquilará —contra la voluntad del propietario— a los arrendatarios que elija el Ayuntamiento. La portavoz del distrito, Sorina Weiland, dijo que todos los costes de la renovación serán facturados al propietario de las viviendas.
La expropiación está autorizada por la Ley de Protección de la Vivienda de Hamburgo (Hamburger Wohnraumschutzgesetz), una ley de 1982 que fue actualizada por el gobierno socialista municipal en mayo de 2013 para permitir que el Ayuntamiento se apoderara de cualquier unidad residencial que llevase vacía más de cuatro meses.

Se dice que el alquiler forzoso, el primero de este tipo en Alemania, tiene por objetivo presionar a los propietarios de otras residencias vacías de la ciudad para que las pongan en alquiler. De las 700.000 viviendas de alquiler en Hamburgo, se cree que entre 1.000 y 5.000 están vacías (menos del 1%), según el cálculo del Senado de Hamburgo.

Hamburgo, Alemania. (Imagen: Morris MacMatzen/Getty Images).

Los socialistas y los verdes de Hamburgo habilitaron hace poco una línea telefónica para que los residentes pudiesen informar de propiedades vacías. Los activistas también han creado una página web, Leerstandsmelder (Detector de viviendas vacías) para identificar inmuebles no ocupados en Hamburgo y otras ciudades alemanas.

Aún se desconoce el motivo por el que el propietario de Hamm mantuvo vacíos sus apartamentos durante más de cinco años. Algunos han sugerido que, dada la ubicación de los inmuebles, los costes de la reforma podrían ser demasiado altos y seguramente no se compensarían por los ingresos del alquiler.

Otros culpan al Ayuntamiento por no dar más permisos de construcción de obra nueva. Un estudio realizado en 2012 —mucho antes de que la crisis migratoria alcanzara proporciones épicas— predijo que para 2017 Hamburgo tendría un déficit de al menos 50.000 viviendas de alquiler.

En 2016, sin embargo, sólo salieron al mercado 2.433 nuevas viviendas, mientras que sólo se aprobaron 2.290 permisos de construcción nuevos, según las estadísticas ofrecidas por el Ayuntamiento de Hamburgo. Las cifras eran ligeramente superiores a las 2.192 nuevas viviendas y los 2.041 nuevos permisos aprobados en 2015.

En 2012, el gobierno socialista de Hamburgo presentó un plan para construir 6.000 nuevas viviendas al año. El plan nunca se materializó, sin embargo, porque los posibles constructores se veían constreñidos por los límites al precio del alquiler impuestos por el gobierno, lo que imposibilitaba que pudiesen recuperar siquiera los costes de construcción.

Desde entonces, el Ayuntamiento ha estado confiscando propiedades privadas para resolver su autoinfligida crisis inmobiliaria.

El 1 de octubre de 2015, el Parlamento de Hamburgo (Hamburgische Bürgerschaftaprobó una nueva ley que permite al Ayuntamiento apoderarse de inmuebles comerciales vacíos (terrenos y edificios de oficinas) y utilizarlos para alojar a migrantes.

Las autoridades municipales dicen que la medida era necesaria porque, en ese momento, estaban llegando a Hamburgo más de 400 migrantes al día y los centros de refugiados existentes estaban llenos. Dijeron que, debido a que los propietarios de inmuebles vacíos se negaban a poner voluntariamente sus propiedades a disposición del Ayuntamiento, éste debía tener el derecho de tomarlas por la fuerza.

La medida fue aplaudida por aquellos en la izquierda del espectro político. "Estamos haciendo todo lo posible para asegurar que los refugiados no se queden sin techo cuando llegue el invierno", dijo el senador Till Steffen, del Partido de los Verdes. "Por esta razón, tenemos que usar propiedades comerciales vacías".

Otros han aducido que el empeño del Estado en confiscar propiedades privadas es autocrático y apesta a comunismo. "La propuesta de confiscar tierras y edificios privados es un ataque masivo contra los derechos sobre la propiedad de los ciudadanos de Hamburgo", dijo André Trepoll, del centroderechista Unión Demócrata Cristiana (CDU). "Equivale a una expropriación por parte del Estado". Dijo que la medida propuesta es "una ley de intimidación" que equivale a "una rotura política de presas que tendrán consecuencias de gran alcance". "Los fines no justifican cualquier medio".
Katja Suding, líder de los Demócratas Libres (FDP) en Hamburgo, dijo que la proposición de ley supone "un intolerable traspaso de líneas rojas [...] Esas medidas coercitivas sólo alimentarán el resentimiento contra los refugiados".

Se han propuesto medidas similares de expropiación en Berlín, la capital alemana, pero se desecharon por ser consideradas inconstitucionales.

En noviembre de 2015, los legisladores de Berlín consideraron unas leyes de urgencia que habrían permitido a las autoridades locales apropiarse de residencias privadas para albergar a los solicitantes de asilo. La propuesta habría autorizado a la policía a entrar por la fuerza en casas y apartamentos privados, sin orden judicial, para determinar su idoneidad para acoger a refugiados y migrantes.

La ley, propuesta por el alcalde de Berlín, Michael Müller, del partido centroizquierdista de los Socialdemócratas (SPD), habría enmendado la Sección 36 de la Ley de Orden Público y Seguridad de Berlín (Allgemeine Gesetz zum Schutz der öffentlichen Sicherheit und Ordnung), que actualmente permite a la policía entrar en residencias privadas sólo en casos extremos, para "prevenir amenazas graves", es decir, para combatir el verdadero crimen. Müller quería ampliar el ámbito de las inspecciones sin orden judicial para "evitar que hubiese personas sin techo".

La propuesta se ocultó a la opinión pública hasta que el líder de los Demócratas Libres (FDP) en Berlín, Sebastian Czaja, alertó de que la medida vulneraba la Constitución alemana. Dijo:
El plan del Senado de Berlín para requisar propiedades residenciales y comerciales sin el consentimiento del propietario con el fin de alojar a migrantes vulnera flagrantemente la Constitución. El intento del Senado de socavar el derecho constitucional sobre la propiedad y la inviolabilidad del domicilio debe encontrarse con la más resuelta oposición.
Desde entonces, tanto el gabinete del alcalde como el Senado parecen haber abandonado sus planes.
Tras haber investigado, Gunnar Schupelius, columnista del periódico berlinés BZescribió:
Este fin de semana ha estado circulando una extraña información: que el Senado iba a autorizar a la policía a entrar en domicilios privados para alojar a refugaidos, incluso contra la voluntad del propietario. Pensé que era una mera sátira, y después un malentendido, porque la Ley Fundamental, en su Artículo 13, estipula que: "El domicilio es inviolable.
Así que me puse a investigar la fuente de esta extraña información y la encontré. Existe una "propuesta" que la Cancillería del Senado (Senatskanzlei) ha hecho circular entre los senadores. La Cancillería del Senado es como se llama también el gabinete del alcalde. El secretario permanente es Björn Böhning, del SPD. [...]
La propuesta es clara: La policía puede entrar en una propiedad privada sin una orden judicial para buscar alojamiento para los refugiados cuando éstos estén bajo amenaza de quedarse sin techo. Lo puedes hacer "sin el consentimiento del propietario". Y no sólo se debería permitir a la policía hacer esto, sino también a las agencias regulatorias.
Esta delicada "propuesta" ha despertado escasa atención pública. Sólo el secretario general del FDP en Berlín, Sebastian Czaja, ha alzado la voz y alertado de "una abierta predisposición a vulnerar la Constitución". A nivel interno se tendría que haber protestado. La "propuesta" desapareció repentinamente de la mesa. ¿Se ha ido del todo, o volverá?!
Aún no se sabe por qué nadie ha impugnado la constitucionalidad de la ley de expropiaciones de Hamburgo.

Mientras, algunos alemanes se preguntan qué será lo siguiente: ¿Limitarán ahora las autoridades la cantidad máxima de espacio vital por persona y obligarán a los que tienen apartamentos más grandes a compartirlos con extraños?
Soeren Kern es analista de política europea para el Instituto Gatestone en Nueva York. Síguelo en Facebook y en Twitter.

Alemania está confiscando casas para uso de los inmigrantes: 'Un ataque masivo a los derechos sobre la propiedad'