Follow on Facebook


Por Soeren Kern |

El juicio a un kurdo que ató a una de sus tres esposas a la parte trasera de un coche y la arrastró por las calles de una localidad de la Baja Sajonia ha llamado la atención sobre un estallido de violencia musulmana por honor en Alemania.

La violencia por honor —que va del maltrato emocional a la violencia física y sexual y el asesinato— suele ser perpetrada por elementos masculinos contra miembros femeninos de su misma familia que se considera han llevado la vergüenza a la propia familia o clan.

Las ofensas incluyen negarse a aceptar un matrimonio concertado, iniciar una relación con un no musulmán o alguien que no haya sido aprobado por la familia, negarse a seguir casada con un maltratador o llevar un estilo de vida excesivamente occidental. En la práctica, sin embargo, la raya que separa los crímenes por honor y los crímenes pasionales suele ser muy difusa y cualquier desafío a la autoridad masculina puede acarrear el castigo, que a veces es sobrecogedoramente brutal.

El 22 de mayo, un tribunal de Hanover escuchó cómo un kurdo de 39 años y de origen turco llamado Nuretin B. intentó asesinar a su segunda esposa, Kader K, de 28 años, después de que ella le pidiera ayuda económica para el hijo de dos años que tenían en común. La fiscala general, Ann-Kristin Fröhlich, reconstruyó los actos de Nuretin B.:

En torno a las seis de la tarde del 20 de noviembre de 2016, Nuretin B. montó en su coche en Hamelín para reunirse con Kader K. En el maletero había un cuchillo, un hacha y una cuerda. En la parte trasera del coche iba sentado el hijo de dos años de ambos, que había pasado el fin de semana con él. En la calle, la pareja inició una discusión y él empieza a golpearla. Después él coge el cuchillo y se lo clava a ella en el pecho. La hoja de 12,4 cm de largo penetra el pericardio y el músculo cardiaco. Una segunda puñalada le abre la cavidad abdominal izquierda. Nuretin B. saca entonces el hacha. Con el filo golpea a la mujer en la cabeza y la parte superior del cuerpo, rompiéndole el cráneo.

Después agarra la cuerda. En un extremo forma un nudo corredizo alrededor del cuello de la mujer, y luego ata el otro extremo al remolque de su VW Passat negro. Nuretin B. pisa el acelerador. Corre por las calles a 80 km/h. Al cabo de 208 metros se rompe la cuerda. Kader K. va a dar contra un bordillo. Nuretin B. conduce hasta la comisaría para entregarse. El niño sigue sentado en el asiento trasero.

El presidente del tribunal, Wolfgang Rosenbusch, preguntó a Kader K., que estuvo en coma durante semanas, que contara su parte de la historia. Dijo que “el horror” empezó inmediatamente después de su boda por la sharia (el matrimonio no es válido según la ley alemana) en marzo de 2013, cuando Nuretin B. le prohibió cualquier contacto con sus amigos y su familia. Sólo podía salir de casa para ir al mercado y al médico. No podía tener teléfono móvil. Rosenbusch preguntó: “¿Tiene él algún problema con las mujeres?”. Kader K. respondió: “Cree que las mujeres son esclavas; deben estar calladas”.

Nuretin B. ha confesado el crimen pero insiste en que no fue premeditado. Ha sido acusado de intento de asesinato y se enfrenta a una sentencia máxima de quince años de cárcel.

El 9 de mayo, un tribunal de Kiel sentenció a un turco de 35 años a dos años y medio de cárcel por disparar contra su exmujer en las rodillas y dejarla coja de por vida, con la esperanza de que no resultara atractiva a otros hombres. El tribunal escuchó cómo el hombre se llevó a su mujer a la parte de atrás de una mezquita del barrio tras las oraciones del viernes, la acusó de ofender su honor y la disparó diciendo: “Ya no puedes andar. Te quedarás en casa”.

Sin embargo, en el tribunal, la mujer, posiblemente presionada por su familia o la mezquita, declaró que la pareja se había reconciliado y que irían a ver a un consejero matrimonial. Algunos observadores supusieron que la disputa se había resuelto en un tribunal de la sharia. En cualquier caso, el tribunal alemán permitió al hombre volver a casa con su mujer y aún se desconoce si cumplirá, y cuándo, su condena.

En Münster, un tribunal condenó a un libanés de 36 años llamado Amer K. a doce años de cárcel por matar a su mujer apuñalándola. El tribunal escuchó cómo Amer K. apuñaló a Fátima S., de 26 años y madre de sus tres hijos, en el pecho y el cuello más de veinte veces con un gran cuchillo de cocina porque ella quería divorciarse.

Entretanto, un tribunal de Hanau sentenció a un refugiado sirio de 22 años a doce años de cárcel por matar a su hermana de 30 años, Ramia A., con un cuchillo de cocina. Estaba embarazada de 23 semanas y la acusaba de haber llevado la vergüenza a su familia. Su hijo no nato también murió en el ataque.

Se desconoce cuál es la verdadera escala del problema de los crímenes de honor en Alemania: muchos no son denunciados y no existen estadísticas fiables. La evidencia empírica indica que la violencia por honor —principal pero no un producto exclusivo de la cultura musulmana y la ley islámica, la sharia— ha entrado en fase de metástasis desde que la canciller, Angela Merkel, permitió entrar a unos dos millones de migrantes de África, Asia y Oriente Medio.

En marzo de 2011, el Max Planck Institute publicó un estudio seminal sobre los asesinatos por honor. El estudio analizaba todos los crímenes de ese tipo ocurridos en Alemania entre 1996 y 2005. El informe reveló que había habido dos en 1998 y doce en 2004. En 2016, en cambio, la cifra se disparó a más de 60, un aumento del 400%, según la web Ehrenmord.

La cifra real de crímenes de honor es presumiblemente mucho más alta. El aumento de la censura por parte de la Policía y los medios, con el objetivo de refrenar los sentimientos antiinmigración, imposibilita saber los nombres y orígenes nacionales de muchas víctimas o perpetradores, o las verdaderas circunstancias que rodean a muchos asesinatos, que a menudo parecen ser crímenes por honor pero son reducidos a “disputas domésticas” (Familienangelegenheiten).

El presente año va no obstante camino de marcar el récord en violencia por honor en Alemania; en los primeros cinco meses ha habido al menos treinta crímenes de honor, entre ellos los siguientes:

18 de mayo. En Berlín, un bosnio de 32 años, Edin A., asesinó a su exnovia, una alemana de 35 años llamada Michelle E., después de que ésta pusiera fin a su abusiva relación. Edin A. también secuestró y torturó al hijo de 12 años de la chica, al que obligó a presenciar el asesinato de su madre. Los vecinos dijeron que habían alertado a la policía varias veces por la conducta violenta de Edin A., pero que la policía no hizo nada.

17 de mayo. En Pforzheim, un tayiko de 53 años mató a puñaladas a su esposa de 50 años en su lugar de trabajo, un centro de día cristiano. Se desconoce todavía si la mujer se había convertido al cristianismo.

17 de mayo. En Wardenburg, un iraquí de 37 años mató a su mujer de 37 años apuñalándola mientras dormía en su cama. Los cinco hijos de la pareja, con edades comprendidas entre los cuatro y los quince años, estaban en casa en el momento del asesinato y ahora viven con unos parientes.

8 de mayo. En Neuendettelsau, un solicitante de asilo etíope de 24 años, Mohamed G., apuñaló a su novia de 22 años en el estómago en un restaurante después de que ella presuntamente lo “provocara”. La mujer estaba embarazada de cinco meses; el bebé no nato murió en el ataque.

4 de mayo. En Friburgo, un solicitante de asilo sirio de 33 años apuñaló a su mujer de 24 años, una cristiana kurda que se había marchado del apartamento de la pareja, pero que había vuelto a recoger algunas pertenencias personales. Los tres hijos de la pareja —de seis años, tres años y diez meses respectivamente— están ahora en custodia protectora.

29 de abril. En Prien am Chiemsee, un afgano de 29 años mató a puñaladas a una afgana de 38 años, Farima S., que se había convertido al cristianismo. El atacante rodeó a la mujer cuando salía de una tienda con sus dos hijos.

23 de abril. En Syke, un iraquí de 32 años, Murad B., estranguló a su mujer de 32 años, Mehe K., delante de los tres hijos de la pareja, de uno, dos y nueve años.

23 de abril. En Dresde, un refugiado palestino de 29 años, Shahajan But, asesinó a su novia, una vietnamita de 41 años llamada Thu T. La policía dice que el hombre, que había llegado a Alemania en diciembre de 2015, se enfureció al saber que la mujer no había publicado ninguna foto de él en su página de Facebook, y sospechó que ella pudiera tener otro novio.

16 de abril. En Mainz-Finthen, un solicitante de asilo egipcio de 39 años mató a puñaladas a su mujer de 32 años. La policía dijo que la pareja había estado discutiendo en el momento del ataque. Sus dos hijos están en custodia protectora.

5 de abril. En Leipzig, un sirio de 34 años mató a su mujer de 28 años apuñalándola porque ésta quería el divorcio. Los dos hijos de la pareja presenciaron el ataque. Están en custodia protectora.

31 de marzo. En Gütersloh, un sirio de 43 años quemó a su hija de 18 años con un cigarrillo y la amenazó con matarla. Cuando la policía intervino, el padre se negó a permitir a su hija salir de casa. Después de que la policía lograra poner a salvo a la hija, el padre y el hijo atacaron a la policía, que usó espráis de pimienta para repeler los ataques. La chica está en custodia protectora.

15 de marzo. En Kiel, un turco-alemán de 40 años mató a su esposa turca, de 34 años, apuñalándola delante de un centro de día. Los vecinos dijeron que la pareja, que se había separado, había estado discutiendo acerca de mandar a sus tres hijos a Turquía.

4 de marzo. En Duisburgo, un solicitante de asilo sirio de 30 años, Mahmud Mahruseh, apuñaló a su exnovia de 32 años. La mujer sobrevivió; su atacante sigue suelto.

3 de marzo. En Mönchengladbach, un solicitante de asilo de 32 años, Ahmed Salim, asesinó a una alemana de 47 años, Nicole M., presuntamente después de que ella terminara su relación con él. El hombre, que también utiliza el alias “Jamal Amilia”, fue arrestado en España. En su solicitud de asilo, había escrito que era de Israel. En otra solicitud de asilo puso otro país, había escrito que era de Marruecos. Se cree que es de Irak.

2 de marzo. En Scheeßel, un iraquí de 42 años mató a su esposa de 52 años, también de Irak, apuñalándola. La policía describió el crimen como un asesinato por honor. Los hijos de la pareja están ahora en custodia protectora.

25 de febrero. En Euskirchen, un turco-alemán de 32 años mató a puñaladas a su exnovia, una alemana de 32 años que había empezado a salir con otra persona.

17 de febrero. En Offenbach, un turco de 32 años, Volkan T., disparó y mató a su exnovia, una mujer de 40 años, Silvia B. El hombre dijo que estaba enfadado porque la mujer, que tenía dos hijos, había terminado su relación con él.

15 de febrero. En Bielefeld, un iraquí de 51 años intentó asesinar a su esposa de 51 años atacándola con un martillo cuando asistía a clase de alemán en una academia de idiomas del barrio. El hombre estaba al parecer enfadado porque la mujer se mezclaba con otros estudiantes de lengua.

10 de febrero. En Ahaus, un solicitante de asilo nigeriano de 27 años mató a puñaladas a una mujer de 22 años después de que ella presuntamente ofendiese su honor rechazando sus insinuaciones románticas. La mujer, hindú, trabajaba en el mismo centro para refugiados donde vivía el atacante. Fue arrestado en Basilea (Suiza).

7 de febrero. En Hanover-Mühlenberg, un serbio de 21 años apuñaló a su exnovia después de que ésta pusiera fin a su relación con él y empezara a salir con otra persona.

1 de febrero. En Hamburgo, un afgano de 26 años apuñaló a su mujer de 28 años, separada de él, durante una pelea; ella sobrevivió al ataque.

15 de enero. En Bremen-Vegesack, un turco de 39 años mató a su mujer siria de 40 años, que estaba embarazada de nueve meses, porque quería divorciarse de él. El bebé no nato también murió en el ataque.

5 de enero. En Waldshut-Tiengen, un turco de 47 años apuñaló a su mujer separada cuando iba por la calle con un amigo. Cuando ella intentó escapar, él la persiguió y le clavó un cuchillo en la espalda.

4 de enero. En Köln-Buchheim, un iraquí de 44 años asesinó a su hija de 19 años porque no aprobaba a su novio. Dos días después, llamó a la Policía: “He matado a mi hija”, dijo. Quizá el hombre nunca sea llevado ante la justicia; se cree que ha huido a Irak.

Alemania en alerta ante la oleada de crímenes de honor musulmanes


Entrevista a Javier Igartua. Tertulia con Carlos Fuster ( Analista y delegado de Respeto Andalucía) y David Romero ( Abogado y analista internacional)
Sección de Yolanda Couceiro

ALTNEWS: Aniversario asesinato de Javier Ibarra. Resultados elecciones francesas


Los solicitantes de asilo cristianos en Suecia son maltratados, acosados ​​y asesinados por otros peticionarios de asilo musulmanes.

Más de la mitad de las víctimas cristianas han sufrido de actos de violencia y casi la mitad han sido amenazadas de muerte, según un nuevo sondeo de Open Doors. Las víctimas suelen ser personas que se convirtieron del Islam al cristianismo. La solución presentada es “separar a los cristianos y los musulmanes” en las casas de asilo del país.

La encuesta se basa en 123 cuestionarios respondidos por solicitantes de asilo cristianos que han sido objeto de persecución en Suecia debido a su fe cristiana. Según Open Doors se trata de amenazas de muerte, agresiones sexuales, actos de violencia y otros eventos.

"En los últimos años un gran número de refugiados han solicitado vivir en Suecia, mientras que varios informes relatan la persecución religiosa motivada por la acosamiento contra los refugiados cristianos en este país.

De las 123 personas, más de la mitad (53 por ciento) han sido víctimas de actos de violencia. Casi la mitad (45 por ciento) ha muerto y el 6 por ciento ha sido víctima de abuso sexual debido a sus creencias.

Los perpetradores son musulmanes solicitantes de asilo.

Es muy preocupante que los intérpretes musulmanes estén comprometidos con la persecución contra los cristianos y no sean neutrales en su profesión”, dice Bengt Sjöberg, pastor y líder en Koripyrkan en Filipstad-Hällefors, a Open Doors.

77 por ciento (95 personas) de las víctimas se han convertido al cristianismo, y 48 de ellos lo han hecho en Suecia.

El informe muestra que los conversos son un grupo especialmente vulnerable que necesita protección y apoyo, tanto de las congregaciones cristianas como de las autoridades.

Casi todos los participantes en la encuesta que procedían de Irán se han convertido al cristianismo (41 de 42 personas). Lo mismo se aplica a personas de Afganistán (35 de 36) e Irak (5 de 6). Pero entre la gente de Siria, sólo 5 de 26 convertidos afectados son.

Los 123 participantes informaron un total de al menos 512 incidentes, pero sólo 33 personas han presentado una denuncia a la policía.

La solución al problema es, según los propios solicitantes de asilo, “separar a los cristianos y los musulmanes”, dice el informe.

Las encuestas se realizaron entre el 22 de febrero de 2017 y el 3 de mayo de 2017. 75 por ciento de los participantes de la encuesta son hombres, la mayoría menores de 50 años.

Poca inteligencia y menos sentido común muestran las autoridades políticas y policiales suecas al tener como traductores del árabe y farsí (lengua persa) a musulmanes, en lugar de tener cristianos.

Es como si los norteamericanos durante la 2GM hubieran tenido traductores japoneses en sus Servicios de Inteligencia.

¡ Pobre Europa, cada vez más decrépita y senil ¡ Su “buenismo” y eurocentrismo le impide entender que estamos en una guerra asimétrica y que dadas las circunstancias los inmigrantes musulmanes en caso de enfrentamiento defenderán, como es lógico y natural, a los salafistas, y yihadistas, frente a los “cruzados”

Refugiados cristianos son maltratados, torturados y asesinados por musulmanes en centros de acogida


«Personal médico» en lugar de «doctores» o «descendencia» para referirse a los hijos. La Conselleria de Sanidad se ha propuesto eliminar de las consultas médicas lo que considera un lenguaje sexista, para lo que ha elaborado una guía de seis páginas con algunas «indicaciones útiles» que ha hecho llegar a sus trabajadores para que las tengan en cuenta a la hora de hablar con los pacientes o redactar comunicados y correos electrónicos.

En esta «Guía breve para un uso no sexista del lenguaje», Sanidad recoge una serie de palabras y expresiones a evitar por sus connotaciones sexistas y su equivalencia en un lenguaje más inclusivo. De esta forma, para referirse a los cargos, Sanidad tacha de «error gramatical» anteponer el artículo femenino, seguido del sustantivo masculino, por ejemplo «la médico». El departamento de Carmen Montón aconseja referirse a «la jefa de servicio» o a «la farmacéutica», por ejemplo. También propone que se evite el masculino genérico para incluir a mujeres y hombres y aconseja referirse a las «personas mayores», en lugar de «los ancianos» o «las personas enfermas» para sustituir a «los enfermos».

Sanidad también insta a sus trabajadores a que busquen frases o expresiones alternativas y pone varios ejemplos. Así, en lugar de «los pensionistas no tendrán que abonar los medicamentos», propone: «No se tendrá que abonar los medicamentos cuando se tenga la condición de pensionista».

«Criaturas» por «niños»

El departamento de Montón aconseja que la palabra «niños» sea sustituida por «infancia, criaturas o menores» o se utilice la palabra «descendencia» para hablar de los «hijos»; «alta voluntaria del paciente» por «alta voluntaria a petición propia» y «profesionales de la sanidad o de la salud» en lugar de «profesionales sanitarios».

A la hora de redactar un comunicado o un correo electrónico, la conselleria aconseja intentar personalizar siempre que sea posible y cuando se utilice la barra, intentar alternar: «Estimadas compañeras/os; Estimados amigos/as». El uso de la arroba, en fórmulas como «querid@s compañer@» queda relegado a la comunicación informal.

Desde el primer momento que tomó posesión del cargo la consellera de Sanidad, Carmen Montón, no ha ocultado que los temas de igualdad son su fuerte. No en vano, la lucha por los derechos de la mujer marcó su trayectoria política antes de desembarcar en el Gobierno de la Generalitat, siendo secretaria de Igualdad en el PSOE.

Según destacaron desde la Conselleria de Sanidad, esta es la primera guía que se edita específica para el personal sanitario. El objetivo es el de promover algunos cambios en el uso del lenguaje «para nombrar a las mujeres que son atendidas en los servicios sanitarios o en el entorno laboral para que se hagan visibles y contribuya a definirlas como personas con identidad propia y no supeditadas al genérico masculino». De esta manera se evita, añade Sanidad, «adjudicarles estereotipos de género sexistas que tanto daño hacen a la igualdad entre mujeres y hombres».

Desde el departamento de Filología Española de la Universidad de Alicante aplauden esta iniciativa. «El lenguaje ni es ni deja de ser sexista, lo son quienes lo utilizan. Se trata de que con el uso de la lengua tratemos de contribuir a la construcción de la igualdad», explica Carmen Marimón, profesora titular de Lengua Española de la Universidad de Alicante. Y aunque la mayor parte de los cargos ejecutivos de los hospitales están copados por hombres, «la realidad social es que en el mundo de la sanidad hay muchas mujeres y el lenguaje tiene que reflejar ese cambio social».

Los podemitas valencianos obligan al personal sanitario a llamar criaturas a los niños para no incurrir en 'un lenguaje sexista'

Para TVE estar contra la violencia de género o la mutilación genital femenina es de xenófobos.

Por Khadija Khan | 

El escándalo más reciente relacionado con la explotación sexual de las mujeres musulmanas por parte de los líderes religiosos islámicos en Reino Unido es la enésima prueba de cómo Gran Bretaña está haciendo la vista gorda ante las terribles prácticas que están teniendo lugar ante sus propias narices.
Una investigación de la BBC sobre el halala —un ritual que permite a una mujer musulmana volver a casarse con su marido casándose primero con otro hombre, consumando la unión, y después divorciándose de él— reveló que los imanes de Gran Bretaña no sólo están alentando esta práctica, sino que además se están lucrando con ella. Esta depravación ha hecho que muchas mujeres se hayan convertido en rehenes —literal y metafóricamente— de los hombres pagados para ser sus segundos esposos.

Este ritual, que incluso los chiíes extremistas y salafistas de estilo saudí consideran una interpretación incorrecta, lo practican ciertas sectas islámicas, como la hanafí, la barelví y la deobandi. Cuando un marido repite tres veces la palabra árabe que designa el divorcio —talaq— a su esposa, el matrimonio musulmán queda nulo y sin efecto, según estas sectas. Para que una mujer pueda volver con el marido que la echó de su lado, primero debe casarse con otro hombre, y tener relaciones sexuales con él, para que el segundo marido se divorcie de ella.

Estos ritos de divorcio, a pesar de las leyes de cada país, son comunes en India, Bangladés, Pakistán y otros países asiáticos, donde la mayoría de la población pertenece a las sectas hanafí, barelví o deobandi. Los seminarios y mezquitas locales y servicios online, sin embargo, publicitan y promueven el halala con impunidad; está aceptado por la sociedad y pocas veces lo vigilan las autoridades estatales.

En Gran Bretaña, el halala ha surgido como un floreciente negocio, con webs y redes sociales que ofrecen mujeres con segundos maridos por unas desorbitadas cantidades de dinero. Si esto ya es grave, la historia tiene un lado aún más oscuro. Bajo la ley de la sharia, el segundo marido no tiene ninguna obligación de conceder a su mujer un divorcio rápido, lo que le permite mantenerla como esclava sexual todo el tiempo que éste desee.

Una mujer musulmana, que cambió de idea respecto a pasar por el halala tras averiguar cómo era el proceso, le dijo a la BBC que conocía a otras mujeres que sí se habían sometido a él, y que habían acabado sufriendo abusos sexuales durante meses por parte de los segundos maridos pagados para casarse con ellas. Según un reportaje de The Guardian, el Consejo de la Sharia de Gran Bretaña dice que trata con cientos de casos de divorcio al año.

Este infame consejo es directamente responsable de lo que básicamente se ha convertido en una pandemia de violaciones, ya que no hace nada para detener o refutar el halala. De hecho, declara que la práctica es completamente legal bajo la ley de la sharia. La única salvedad —afirma el Consejo— es que los imanes que presiden no están siguiendo las directrices adecuadas, según las cuales el segundo matrimonio y el divorcio no debería ser algo premeditado, sino ocurrir de manera natural.

Si alguien se pregunta cómo cuadra esto con la ley británica, la respuesta es que no lo hace. Pero a los jóvenes musulmanes de Reino Unido se les desanima en sus comunidades a casarse mediante el sistema británico, y se les dice que llamen a los imanes para oficiar sus bodas y a los consejos de la sharia para inscribir sus matrimonios. Las parejas que obedecen acaban estando a merced de las autoridades islámicas en los asuntos familiares, incluido el divorcio.

Debido a sus prácticas frecuentemente antiéticos, realizadas al amparo de la ley religiosa, el Consejo de la Sharia ha sido objeto de escrutinio en varias ocasiones. El pasado noviembre, por ejemplo, la ONG Muslim Women's Network, con sede en Reino Unido, escribió una carta abierta —firmada por cien personas— al Gobierno británico y al Comité Selecto de Asuntos Internos pidiendo que se investigase al Consejo de la Sharia para determinar si sus practicas se adhieren a la ley británica.

La respuesta del Consejo de la Sharia fue que la carta era "islamófoba" y acusó a la Muslim Women's Network de ser una organización antimusulmana. Además, la diputada laborista Naz Shah salió en defensa del Consejo de la Sharia, rechazando la propuesta de investigación, aduciendo que el cierre de dichos consejos significaría que más mujeres quedarían atrapadas en matrimonios abusivos.

Aunque reconoce que estos consejos pueden ser utilizados como instrumento para negar a las mujeres sus derechos, Shah dijo que también servían como útiles árbitros en las disputas maritales.
Sus afirmaciones carecen totalmente de base. Es la ley británica, y no la sharia, la que protege a los individuos y parejas musulmanas, como a cualquier otro ciudadano.


Haizam al Hadad es un juez del consejo británico de la sharia, y miembro de la junta asesora del Consejo Islámico de la Sharia. A propósito de la violencia doméstica, dijo en una entrevista: "A un hombre no se le debe preguntar por qué pega a su mujer, porque eso es algo entre ellos. Pueden resolver sus asuntos entre ellos". (Imagen tomada de un vídeo de Channel 4 News).

Si el Gobierno británico hubiese tomado medidas cuando la mala práctica del Consejo de la Sharia salió a la luz por primera vez, hoy no nos estaríamos enfrentando a esta pandemia. A diferencia de lo que dicen los apólogos de esta farsa, el sufrimiento de las mujeres musulmanas debería considerarse un asunto de derechos humanos.

Es hora de que el Gobierno británico despierte y adopte una postura firme sobre este sistema antiético y probablemente ilegal. Y cuanto antes, mejor, no vaya a ser que todo el sistema de consejos de la sharia pase a la "clandestinidad", quede fuera de alcance y no se pueda proteger a miles de mujeres del maltrato.

Consejos de la sharia y abuso sexual en Gran Bretaña


Santi Fontenla, director de @_AltNews, ha hablado con absoluta ckaridad en Lince FM de CadenaIberica.es

Fontenla ha puesto en evidencia, a lo largo del programa, el buenismo imperante en Europa. Recomendamos escuchar al director de AltNews:



El programa completo aquí >>

Santiago Fontenla, director de @_altNews: 'Tenemos un problema religioso con el islam y de choque de civilizaciones'


Por Antonio de la Torre
Conseguir la Independencia no es utopía sino Justicia” (Alonso Quijano)
Allá por Diciembre de 2010 publicaba “La perversión del Sistema” en mi grupo de Facebook “Ciudadanos por España” -nada que ver con el partido emergente de color naranja (a la sazón sólo presente en Cataluña), más allá de la coincidencia en la primera palabra (abrí el grupo en 2008)-. Prácticamente todo lo que decía sigue vigente al día de hoy y, ya entonces, venía de veinticinco años atrás y los hechos han seguido alimentando mi tesis.
Empezaba aquel artículo citando la frase de Montesquieu: “El PODER debe controlar al PODER para que no abuse del PODER” y trataba yo entonces de aclarar el “acertijo” añadiendo que <El PODER -JUDICIAL- debe controlar al PODER -EJECUTIVO (Gobierno)- para que no abuse del PODER -LEGISLATIVO (Parlamento)>.
Y me ha venido a la memoria este artículo porque el pasado jueves asistí al acto celebrado en el Ateneo de Madrid -Foro Liberal por excelencia- organizado por la Plataforma “INDEPENDENCIA JUDICIAL” y la Fundación “HAY DERECHO”, cuya invitada fue la Juez Mercedes Alaya que habló sobre “La Independencia Judicial”. Por cierto, no vi entre los asistentes a ninguno de los medios de comunicación que se dicen liberales ni he visto recogida la noticia -siquiera como “simple” noticia- en ninguno. Los otros, por supuesto, tampoco estaban. Pero el Ateneo sí grabó la magistral conferencia de la que dejo el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=yPdOA6V7BZ4 para quién quiera escucharla completa. Merece la pena.
Sin duda, el tema era muy sugerente ya que, como empezó diciendo nuestra admirada Juez, “La Independencia Judicial es uno de los pilares del Estado de Derecho” y, a partir de ahí, con su conocida valentía y claridad, la Sra. Alaya fue desgranando su discurso y dejando frases lapidarias que ponían en cuestión la existencia de la tan necesaria como deseada Independencia de los Jueces que, apostilló, “Es la garantía de la Libertad de los ciudadanos frente al poder”, como, dijo, “señala la Recomendación nº 12 de 2010 del Comité de Ministros del Consejo de Europa”.
Citó también a Montesquieu -lo que, como decía, me recordó mi anterior artículo-, del que dijo que “ya vio cómo la División de Poderes era la única alternativa al Estado Totalitario.
Para ella La Independencia del Poder Judicial se está tambaleando por momentos, en proporción, quizás, al aumento de los casos de corrupción, aunque no todos nos damos cuenta, porque el juego procesal es muy sutil y el Poder Político, que lo sabe, aprueba leyes continuamente -para ‘luchar’ contra la corrupción o ‘agilizar’ la Justicia, vende-, que no suponen sino cortapisas que, en definitiva, coartan la Independencia Judicial. Y añadió rotundamente que, “desgraciadamente , en nuestro país, las Altas Jerarquías judiciales, están nombradas por el Poder Políticoy que “sólo la independencia de éste, garantiza jueces imparciales”.
Definió a la Prensa como el ‘Cuarto Poder’, “También dominada por el Poder Político porque, no en vano, en los Consejos Editoriales de los grandes medios están personajes políticos de primer orden” y concluyó esta parte diciendo que “La Independencia Judicial está en crisis y eso implica una crisis, también, de nuestro Estado de Derecho, con lo que está servido el camino para que el Poder Político ‘robe’ al Poder Judicial su principal fuente de legitimación, que es Controlar al Poder Ejecutivo”, justificando esa afirmación, en referencia fundamental a la jurisdicción penal, en que “las últimas reformas en la Ley 41/2015 de Enjuiciamiento Criminal y la Ley Orgánica 13/2015, han producido una auténtica revolución dentro del procedimiento judicial, al atribuir la instrucción al Ministerio Fiscal -nombrado por el Gobierno- y mediatizar a los jueces, a los que deja la parte instrumental.
Respecto del Consejo General del Poder Judicial (C.G.P.J.), hizo referencia al Art. 122.3 de la Constitución y cuestionó que ocho de sus veinte vocales sean elegidos a propuesta del Congreso y del Senado -cuatro por cada Cámara- “Algo que hoy no tiene sentido, ya que, lo mismo que no hay jueces en otros Órganos, no debería haber ‘elementos extraños’ dentro del C.G.P.J.…, lo que tenemos realmente es un miniparlamento”. Concluyó este apartado diciendo que “Teniendo en cuenta que del C.G.P.J. emanan otros muchos nombramientos -que citó en detalle-, que no lo son por méritos y trayectoria profesional sino por ser más ‘dóciles’ al Poder Político, vemos un ‘espectáculo bochornoso’ de cómo esta injerencia puede llegar a las más altas esferas judiciales”.
Se refirió después a la “falta de autonomía presupuestaria” como otro de los grandes problemas que afectan a la Independencia Judicial cuya solución “no requeriría reformar la Constitución, sino que bastaría con una ley que la desarrollara, como en el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, o el Consejo de Estado”, insistiendo en que “Con autonomía financiera podríamos ver la regeneración de las asociaciones judiciales, ya que existe un intercambio de intereses con el Poder Político, en el que priman las relaciones sobre los méritos”.
Por último citó como el gran problema del Poder Judicial y la Independencia Judicial” al Ministerio Fiscal para el que “el Art. 124.2 de la Constitución establece el principio de unidad de actuación y de dependencia jerárquica con sujeción, en todo caso, a los de legalidad e imparcialidad”, que concluye en el punto 4 que “El Fiscal General del Estado (FGE) será nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído el CGPJ. Es decir, el FGE es el representante del Gobierno en el Poder Judicial, quizás, la mayor injerencia dentro de los procedimientos judiciales, sobre todo cuando se trata de delitos contra la corrupción política o delitos contra la Administración”. A este respecto dijo que “El último informe del Consejo de Europa, 2016, dice que el CJGP no sólo no garantiza la Independencia Judicial, sino que constituye un “potencial peligro” para el Poder Judicial.
Tras reflejar que “Tres de cada cuatro Jueces consideran que el CGPJ no garantiza la Independencia Judicial sino que se constituye más bien como un órgano de control” y que “entre el 70 y el 85% de los Jueces consideran que la transferencia de la Justicia a las Comunidades Autónomas ha sido nefasta para el P.J.”, añadió que “la opinión externa sobre jueces y fiscales es favorable, pero se convierte en grandes críticas cuando valoran las altas instancias de la Judicatura”.
Terminó resumiendo sus propuestas: “Despolitizar el CGPJ; Independencia del Ministerio Fiscal con total transparencia en las relaciones entre éste y el Gobierno; Autonomía financiera para el Poder Judicial; Pacto de Estado por la Justicia -que no es igual para todos, dijo, hay una para los ciudadanos normales y otra para los poderosos-; Fomento de la Acusación Popular, como alternativa a la acusación pública del Ministerio Fiscal; Regulación del aforamiento, cuando no eliminación” y, finalmente, “Poner coto a las puertas giratorias, impidiendo que una persona del ámbito judicial que pase a la política activa, pueda volver a la carrera judicial, sobre todo, sin veto alguno para la jurisdicción penal o contenciosa, y limitándose, en todo caso, si quiere volver a su carrera, al ámbito de la 1ª Instancia, de lo Civil, de menores, o de lo social”.

En resumen, una gran conferencia que, como decía, invito a escuchar íntegramente.  

Juez Mercedes Alaya: la valentía y la independencia judicial que no existe


En este caso, la víctima es la empleada de una guardería londinense a la que tres mujeres apuñalaron este 7 de junio de 2017 al grito de "Alá irá por ti".

Según relató la dueña de la guardería donde trabaja la víctima, las agresoras -a las que nadie se atreve a identificar como musulmanas- huyeron corriendo.

Las autoridades atendieron a la mujer, que fue trasladada a un hospital, y están buscando a las delincuentes.

La víctima, de cerca de 30 años, fue golpeada y herida con un arma blanca en la zona de Wanstead por las espalda mientras las tres mujeres gritaban expresiones fundamentalistas, según reconstruyó el Daily Mail en base al testimonio de la administradora.

La Policía confirmó el hecho, ocurrido en el noreste de la capital británica. Los servicios de emergencia aclararon que la mujer se encuentra fuera de peligro.

La administradora de la guardería indicó que las atacantes huyeron ante la intervención de un transeúnte que defendió a la víctima. Las autoridades indicaron que trasladaron a la víctima por la zona para intentar identificar a las agresoras, pero no fue posible y éstas siguen prófugas.

"Las sospechosas huyeron de la escena antes de la llegada de la policía en dirección desconocida. No se realizó ningún arresto. Las investigaciones continúan. Las fuerzas antiterroristas han sido informadas del incidente, pero por el momento no forman parte de la investigación", expresó un comunicado oficial.

La empleada de una guardería apuñalada por tres musulmanas al grito de 'Alá irá por ti'


Damborenea es un tipo gris, cerrado, pedante, malabarista de la ignorancia y prepotente. El cóctel hacía presagiar el naufragio de la nave popular que ha perdido en estos últimos años más del 50% de sus cargos públicos.

Por Yolanda Morín | 

Durante muchos años, el PP ha sido la única fuerza política que ha defendido en tierras vascas la españolidad, la decencia y el orgullo de muchos hombres y mujeres que se sentían, y siguen sintiéndose, profundamente vascos y españoles.

Atrás quedaron hace décadas aquellos escenarios políticos que nada han tenido que ver con el actual Partido Popular, a pesar del interés desnortado de algunas fuerzas políticas por intentar generar continuos vínculos del PP con el pasado. Y saco a colación lo del pasado porque voy a escribir sobre una persona joven que nada tiene que ver con épocas pasadas. Me refiero a Raquel González, secretaria general del PP de Getxo y candidata a ocupar la presidencia del PP de Bizkaia.

Estamos estos días asistiendo a la campaña interna por la presidencia del PP de Bizkaia (Vizcaya, si les parece mejor) y me he encontrado con un escenario absolutamente contrario al que hemos vivido hasta ahora. Hemos sufrido los vizcaínos una especie de 'memocracia' sujeta al designio de un pequeño grupo de personas que hacían del PP una especie de propiedad personal, un corralito de amiguetes.

Se ha tratado mal -cuando se ha tratado- a los militantes, se han vetado personas e incluso se ha denigrado e insultado a simpatizantes en los medios de comunicación. El protagonista ha sido, sin duda, junto a otros, la única persona que ha logrado dividir a los patriotas vizcaínos del PP: Antón Damborenea.

Damborenea es un tipo gris, cerrado, pedante, malabarista de la ignorancia y prepotente. El cóctel hacía presagiar el naufragio de la nave popular que ha perdido en estos últimos años más del 50% de sus cargos públicos.

El único momento de gloria del caballerete fue hace unas fechas cuando, seguramente empujado por causas ajenas a la política, afirmó ante Rajoy que "estamos hasta los cojones de leer sobre gente del PP pringada". La frase era una carga de profundidad con dos fines diferentes: intentar asegurarse el apoyo de Rajoy y desvincularse de algún ex amigo muy amigo pringado hasta las trancas con las cuentas del partido.

Con Damborenea, el PP de Bizkaia ha vivido los peores momentos de su historia, los más negros, oscuros y decepcionantes. Así, ha llegado el momento de recomponer un partido desilusionado. Y precisamente ahora es cuando los jóvenes se ha puesto en pie exigiendo libertad, apertura y cercanía de la dirección popular con los militantes y electores.

El soplo de aire fresco ha llegado desde Getxo en la persona de Raquel González, una mujer joven y enérgica a la que conozco desde hace bastantes años. Comprometida y cercana, se ha propuesto frenar la caída imparable del PP en nuestra provincia.

"Elección tras elección el electorado nos ha castigado y echamos muchísimo de menos un ejercicio de autocrítica serio de la dirección actual, saber escuchar a la ciudadanía y trasladar que hemos entendido el mensaje y tomado medidas", dice, en un ejercicio de autocrítica que jamás hemos visto en Damborenea ni en su delfín, Nerea Llanos.

Raquel busca reilusionar a la afiliación vizcaina para que vuelva a querer formar parte de ese todo que es el PP y poder trabajar juntos en el objetivo común de devolverle al Partido Popular de Bizkaia la relevancia que merece, recuperar los espacios perdidos y que la ciudadanía vuelva a verlos como una alternativa real.

El PP de Bizkaia tiene dos caminos: el de lo mismo y el del nuevo PP que representa Raquel, cercano a los vascos de la calle y sus problemas. El único proyecto capaz de revitalizar este partido en Vizcaya. Por eso, a mis amigos de Bilbao y Vizcaya les recomiendo encarecidamente que no permitan el fin del PP y voten en el próximo Congreso por Raquel González.

El PP de Vizcaya al borde del abismo si no cambia su dirección política


Por Giulio Meotti | 

Esta larga y triste lista es la cosecha humana del terrorismo islámico en suelo europeo:
Madrid: 191. Londres: 58. Ámsterdam: 1. París: 148. Bruselas: 36. Copenhague: 2. Niza: 86. Estocolmo: 5. Berlín: 12. Manchester: 22. Y no tiene en cuenta los cientos de europeos masacrados en el extranjero, en Bali, Susa, Daka, Jerusalén, Sharm el Sheij o Estambul.

Pero después de 567 víctimas del terrorismo, Europa sigue sin entender. Sólo en la primera mitad de 2017 ha habido intentos de atentados en Europa cada nueve días, de media. Pero a pesar de esta ofensiva islamista, Europa sigue contraatacando con ositos de peluche, velas, flores, vigilias, hashtags en Twitter y viñetas.

Tras el 11-S y 2.996 víctimas, Estados Unidos, bajo la presidencia de George W. Bush, se alzó y luchó. Estados Unidos y unos pocos y bravos aliados europeos, como Reino Unido, Italia y España, demostraron ser "el caballo más fuerte". Los guerreros islámicos fueron empujados a posiciones defensivas; los reclutamientos de los yihadistas cayeron y decenas de tramas se desbarataron. Pero esa respuesta no duró. Europa se replegó rápidamente a su propio frente doméstico, mientras los islamistas llevaban la guerra a suelo europeo: Madrid, Londres, Theo van Gogh...

Desde entonces, la situación sólo ha ido a peor: un simple cálculo demuestra que hemos pasado de un ataque cada dos años a uno cada nueve días. Tomemos sólo los últimos seis meses: Berlín, Londres, Estocolmo, París y ahora Manchester.

Europa no se ha dado cuenta todavía de que el terrorismo que golpeó sus metrópolis era una guerra, y no el error de unos pocos perturbados que interpretaron mal la religión islámica. Hoy hay más musulmanes británicos en las filas del ISIS que en las Fuerzas Armadas Británicas. Según Alexandre Mendel, autor del libro La France djihadiste (La Francia yihadista), hay más salafistas violentos en Francia que soldados regulares en el ejército sueco.

Trece años después del ataque en los trenes de Madrid, los líderes europeos siguen el mismo guion: ocultar las imágenes de dolor, para no herir a nadie; ocultar que los atacantes islamistas eran "fabricados en Europa", de dentro; repetir que "el islam es una religión de paz"; ser prisioneros dentro de nuestras libertades; verlas caer una por una mientras proclamamos "que no cambiaremos nuestro estilo de vida"; y erradicar las bases de nuestra civilización: libertad de expresión, libertad de conciencia, libertad de movimiento y libertad de culto —toda la base, de hecho, del Occidente judeocristiano—.

El islam radical es la mayor amenaza contra Europa desde el nazismo y el comunismo soviético. Pero seguimos sin inclinarnos a cuestionar cualquiera de los pilares políticos o ideológicos que han conducido al actual desastre, como el multiculturalismo y la inmigración masiva. Las medidas antiterroristas duras, las únicas que podrían frustrar los planes y los ánimos de los terroristas, nunca se han tomado. Entre ellas, el cierre de mezquitas, la deportación de imanes radicales, la prohibición de la financiación extranjera de las mezquitas, cerrar organizaciones no gubernamentales tóxicas, drenar la rica financiación de los yihadistas de Europa, abstenerse de coquetear con yihadistas e impedir que los combatientes extranjeros vuelvan a casa desde el frente de batalla.

Tratamos la guerra y el genocidio como si fuesen simples errores cometidos por nuestros servicios de inteligencia.

Despachamos el islam radical como la "enfermedad mental" de unos pocos trastornados. Mientras, cada semana, se abren dos nuevas mezquitas salafistas en Francia, a la vez que se predica el islam radical en más de 2.300 mezquitas francesas. Miles de musulmanes europeos han desaparecido para librar la yihad en Siria e Irak, y los fundamentalistas se están haciendo con el control de las mezquitas y centros islámicos. En Bruselas, todas las mezquitas están controladas por salafistas, que están diseminando el islam radical entre las masas musulmanas.

La triste verdad es que Europa nunca ha tenido la voluntad política de librar una guerra total contra el ISIS y otras organizaciones terroristas. De lo contrario, Raqa y Mosul ya habrían sido neutralizadas. En su lugar, los islamistas se han ido apoderando de Molenbeek en Bélgica, los suburbios franceses y grandes franjas de Gran Bretaña. Ahora deberíamos estar celebrando la liberación de Mosul y la vuelta de los cristianos a sus casas; en vez de eso estamos guardando luto por las 22 personas asesinadas, los 64 heridos por un terrorista suicida islámico en Manchester y los 29 cristianos asesinados en Egipto, todo en una misma semana.

El combate de verdad requeriría un bombardeo a gran escala para eliminar a todos los islamistas posibles. Pero aparentemente no estamos dispuestos a abandonar nuestras masoquistas reglas de enfrentamiento, que privilegian al enemigo de nuestra población frente a ésta. Europa jamás exigió tampoco que sus comunidades musulmanas abjuraran del yihadismo y la ley islámica, la sharia. Este silencio es lo que ayuda a los islamistas a cerrar la boca de los bravos disidentes musulmanes. Mientras, los ejércitos europeos están menguando día tras día, como si ya consideráramos terminada la partida.

Después de cada atentado, los líderes europeos reciclan los mismos eslóganes vacíos: "Hay que seguir adelante"; "Somos más fuertes"; "Normalidad". El alcalde de Londres, el musulmán Sadiq Jan, ¡nos dice que debemos acostumbrarnos a la masacre diaria! Dice que cree que la amenaza de los ataques terroristas "forma parte de vivir en una gran ciudad". ¿En serio está diciendo que se supone que debemos acostumbrarnos a que masacren a nuestros propios hijos en el Manchester Arena? El terror islámico se ha convertido ahora en parte del paisaje de demasiadas ciudades europeas: París, Copenhague, Niza, Toulouse, Berlín...

En lugar de concentrarse en la yihad y el islam radical, los líderes europeos siguen hablando de la "amenaza rusa". Sería un error pasar por alto el expansionismo ruso, ciertamente. ¿Pero acaso han atacado Westminster las tropas de Vladímir Putin? ¿Se han inmolado agentes rusos, llevándose con ellos vidas de niños en un concierto en Manchester? ¿Ha masacrado un exespía soviético a los suecos que iban por la calle en Estocolmo? Para los líderes europeos, hablar de Putin parece una distracción de los verdaderos enemigos.

El escritor francés Philippe Muray escribió en su libro Queridos yihadistas:
¡Queridos yihadistas! ¡Temblad ante la ira del hombre en bermudas! ¡Temed la rabia de los consumidores, los viajeros, los turistas, los veraneantes, que se alzan desde sus caravanas! Imaginaos a vosotros en nuestro lugar, regodeándonos en el goce y el lujo que nos han debilitado.
Parece que para Europa, el terrorismo islámico no es real, sino sólo una interrupción momentánea de su rutina. Luchamos contra el calentamiento global, la malaria y el hambre en África, y por un mundo de igualdad global. ¿Pero no estamos dispuestos a luchar por nuestra civilización? ¿O es que ya nos hemos rendido?

Europa contraataca con velas y ositos de peluche


En el vídeo, se puede apreciar como varios trabajadores de la CNN organizan a los voluntarios de formar parte de la "noticia" para que salgan correctamente ante las cámaras del canal estadounidense.

Una decena de musulmanes son colocados ante las cámaras con carteles de protesta para hacer creer que la manifestación fue un acto voluntario e improvisado para protestar contra los atentados que Londres sufrió el pasado sábado por la noche.

La CNN simula una manifestación de musulmanes contra los atentados de Londres.