SOBRE TODO CRISTIANOS EN PAÍSES MUSULMANES

350 millones de personas en el mundo perseguidas y discriminadas por su fe

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha presentado en Madrid ante los medios el Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo 2010 (ILR 2010). En él se constata que 350 millones de personas en el mundo son perseguidas y/o discriminadas por su fe. El director de AIN en España, Javier Menéndez Ros, ha declarado que como Asia Bibi, en la actualidad “200 millones de cristianos son perseguidos y 150 millones de personas son discriminadas por su fe”, desgraciadamente, “la situación ha empeorado desde hace 2 años”.Menéndez Ros ha señalado que los motivos del empeoramiento de la situación son “la mayor radicalización del mundo musulmán, del fanatismo y de la intoerancia” así como la “cristianofobia”.

“Me gustaría ser optimista, pero la situación ha empeorado en estos dos últimos años”. Así ha comenzado el director de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España, Javier Menéndez Ros, su intervención en la rueda de prensa en la que se ha presentado el Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo 2010, elaborado por esta institución católica.

Bangladesh, China, Egipto, Eritrea, India, Indonesia, Pakistán, Sudán, Uzbekistán o Irak son algunos de los países en los que se producen más episodios de intolerancia social o legal contra la libertad religiosa.

El P. Miguel Ángel Ruiz, misionero Salesiano en Pakistán, que ha participado en el encuentro con los medios de comunicación, ha aprovechado para comentar la situación de la cristiana Asia Bibi, condenada a la horca por un presunto delito de blasfemia. Ante los rumores que se han producido en las últimas horas sobre su puesta en libertad, el P. Miguel Ángel ha señalado que desde la Nunciatura Apostólica en Pakistán le han confirmado que su liberación no se ha producido y que “hasta ahora no se ha ajusticiado a nadie en el país por blasfemia. Eso sí, algunos de los condenados por este delito han sido asesinados en la cárcel o nada más salir del tribunal que los absolvía del delito. Eso sí, si se ejecuta la condena, la de Asia Bibi no será la última ejecución”.

El informe elaborado por AIN constata que los países donde se experimenta una mayor hostilidad a la práctica de la religión en libertad son aquellos en los que crece con mayor rapidez y virulencia el extremismo religioso, especialmente el islámico. Este fenómeno ya se denunció en la última edición del ILR, publicado en 2008. Sin embargo, la mayor novedad radica en la cristianofobia que se percibe en los países desarrollados. El Papa, en la víspera de la beatificación del cardenal Newman denunció que “en nuestro tiempo, el precio que hay que pagar por la fidelidad al Evangelio ya no es ser ahorcado, descoyuntado y descuartizado, pero a menudo implica ser excluido, ridiculizado o parodiado”.

El Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo, es un proyecto internacional de AIN que se edita con carácter bienal y supone una herramienta de documentación exhaustiva sobre la situación real de los derechos humanos en general y el derecho a la libertad religiosa en particular, como uno de los derechos irrenunciables del ser humano.

El ILR 10 aborda temas como la libertad para cambiar de religión, para profesar y practicar las propias creencias religiosas, tanto en público como en privado, o la difusión de los valores del credo personal, sea cual fuere, analizando la presencia o prohibición de la libertad religiosa y aportando datos que en muchos casos son alarmantes. El Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo recoge de forma sistemática “hechos, noticias, situaciones y testimonios personales que podrían pasar inadvertidos para la opinión pública” en materia de libertad religiosa.

El texto, que recorre la realidad de ciento noventa y cuatro países, realiza una breve descripción del marco legal e institucional que regula la libertad religiosa, apuntando la mejora o el retroceso experimentado en este tiempo. El análisis de cada país incluye también el desarrollo de la situación de la Iglesia Católica local y de sus creyentes; la situación del resto de confesiones cristianas, de otras religiones monoteístas (Judaísmo e Islam), así como de las demás religiones, creencias, comunidades y agrupaciones religiosas.

El análisis de la realidad presentada en el ILR 20120 permite constatar que los cristianos conforman el grupo religioso que con mayor frecuencia e intensidad sufre ataques, algo que ya han denunciado los obispos de la COMECE en un reciente informe en el que señalan que el 75 por ciento de la persecución religiosa se dirige de forma directa contra comunidades cristianas.

El Informe, editado por un consejo editorial internacional de AIN, se ha traducido a 6 idiomas (inglés, italiano, francés, español, portugués y alemán), y se ha presentado de forma simultánea en Francia, Portugal, Suiza y España. Mañana se presentará en Italia.