PERSECUCIÓN RELIGIOSA

Un musulmán viola a una niña católica de 9 años en Faisalabad

Gulfam, una niña católica de 9 años, ha sido violentada por un hombre musulmán en el distrito de Tehsil Samundari, en la diócesis de Faisalabad. La niña se encuentra bajo shock y sufre un trauma físico y psicológico.

Un informe de la Iglesia local sobre este horrible episodio,  expresa la profunda preocupación por las condiciones de las familias cristianas más pobres, víctimas de la discriminación, la violencia y el abuso. “Este horrible episodio es aterrador. He visitado a las víctimas y he tratado de darles todo mi consuelo. Creo que debemos estudiar una estrategia, pastoral y legal para frenar el fenómeno del abuso que sufren las chicas cristianas”, ha comentado Monseñor Joseph Coutts, Obispo de Faisalabad.

Gulfam (que significa “como una flor”) tiene 9 años de edad (no revelamos su apellido por respeto de la familia) y asiste a la escuela primaria. Vive en el pueblo n. 226 en el distrito de Tehsil Samundari. El pasado 10 de diciembre al regresar de la escuela, su cuñada, que quería preparar el chapati (pan utilizado en Pakistán) la mando junto con su primito de 7 años a recoger algo de leña en un cañaveral cercano. Más tarde, el niño llegó a casa diciendo que, estando en el campo, un hombre había cogido y se había llevado a Gulfam. Cuando los parientes llegaron al campo cogieron in fraganti al hombre que abusaba de la niña, que al verlos huyo de inmediato. La madre de Gulfma se llevó a la niña, medio desnuda, a casa. Poco después, los padres se dirigieron a la policía y denunciaron la violación. El hombre ha sido arrestado. Pero la familia está aterrorizada porque el pueblo es de mayoría musulmana. Los familiares del agresor ya han tratado de intimidar y amenazar a la familia de Gulfam para que retire los cargos.

La muchacha ha explicado que el hombre le ofreció dinero y ante su negativa, él la agarró por la fuerza, le tapo la boca y la violentó. Además le dijo que debía “estar tranquila porque había hecho el mismo servicio a otras niñas cristianas”.

Gulfam está ahora bajo el cuidado de algunas religiosas católicas. Las mismas hermanas explican, con lágrimas en los ojos, toda indignación y su dolor por la pequeña Gulfam y por otras niñas cristianas que han sufrido los abusos de musulmanes ricos



También ha sido noticia: