publi

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha traslado este miércoles a los portavoces de los grupos parlamentarios en el Congreso la "preocupación" del Ejecutivo por la pujanza de la red terrorista Al Qaeda en en el Sahel, la región situada al sur del Sáhara, que va desde Mauritania hasta Somalia trazando una línea horizontal.

Según han informado fuentes parlamentarias, Rubalcaba ha asegurado ante la comisión parlamentaria de fondos reservados --reunida a puerta cerrada en la Cámara Baja-- que el terrorismo yihadista es la mayor amenaza a la que se enfrenta España y, en concreto, ha asegurado que en Sahel esta amenaza es "evidente".

En concreto, ha situado la alerta de las fuerzas de seguridad en un nivel cuatro, en una escala del uno al ocho, aunque ha precisado que esto no quiere decir que se espere un atentado inminente.

MAYOR PRESENCIA DE ESPIAS ESPAÑOLES

Además, ha hecho hincapié en la labor que desempeñan los servicios secretos españoles en esta zona, especialmente después del secuestro de los cooperantes españoles en noviembre del año pasado, que ha hecho que la labor de inteligencia sea más incisiva.

De hecho, ha apuntado que el rapto de los tres españoles ha tenido como resultado "positivo" un aumento de los contactos en la zona, de manera que ahora España tiene un nivel de presencia de sus servicios de inteligencia similar al que pueda tener Francia.

Por otra parte, Rubalcaba ha descartado que los agentes secretos españoles hayan detectado una penetración de Al Qaeda entre la población saharaui, tal y como sostenía el Gobierno marroquí, que aludió a estos posibles contactos entre yihadistas y el Frente Polisario para desmantelar el denominado "campamento de la dignidad" en El Aaiun.

TAMBIÉN CHACÓN Y JIMÉNEZ

En la reunión celebrada a puerta cerrada han comparecido, además de Rubalcaba las ministras de Defensa, Carme Chacón, y Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, aunque las fuentes consultadas han asegurado que el vicepresidente primero se ha llevado "el 70 por ciento" del tiempo de la comisión, que sólo ha durado una hora. Durante su intervención, según las fuentes consultadas, el ministro del Interior no ha hablado de la banda terrorista ETA, asegurando que no hay ninguna novedad.

Antes de entrar en detalle sobre otras cuestiones, los ministros han dado cuenta de las previsiones presupuestarias de los fondos reservados de sus respectivos departamentos, que suman un total de 25,1 millones de euros.

Dado que se trata de fondos de especial naturaleza, las explicaciones se ofrecen en sesión secreta ante la Comisión de Gastos Reservados, que preside José Bono, y de la que sólo forman parte los diputados del Congreso (uno por grupo) autorizados por la Cámara Baja para acceder a información reservada.

El Gobierno, preocupado por la pujanza de Al Qaeda en el Sahel, pero no la ve en el Sáhara

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha traslado este miércoles a los portavoces de los grupos parlamentarios en el Congreso la "preocupación" del Ejecutivo por la pujanza de la red terrorista Al Qaeda en en el Sahel, la región situada al sur del Sáhara, que va desde Mauritania hasta Somalia trazando una línea horizontal.

Según han informado fuentes parlamentarias, Rubalcaba ha asegurado ante la comisión parlamentaria de fondos reservados --reunida a puerta cerrada en la Cámara Baja-- que el terrorismo yihadista es la mayor amenaza a la que se enfrenta España y, en concreto, ha asegurado que en Sahel esta amenaza es "evidente".

En concreto, ha situado la alerta de las fuerzas de seguridad en un nivel cuatro, en una escala del uno al ocho, aunque ha precisado que esto no quiere decir que se espere un atentado inminente.

MAYOR PRESENCIA DE ESPIAS ESPAÑOLES

Además, ha hecho hincapié en la labor que desempeñan los servicios secretos españoles en esta zona, especialmente después del secuestro de los cooperantes españoles en noviembre del año pasado, que ha hecho que la labor de inteligencia sea más incisiva.

De hecho, ha apuntado que el rapto de los tres españoles ha tenido como resultado "positivo" un aumento de los contactos en la zona, de manera que ahora España tiene un nivel de presencia de sus servicios de inteligencia similar al que pueda tener Francia.

Por otra parte, Rubalcaba ha descartado que los agentes secretos españoles hayan detectado una penetración de Al Qaeda entre la población saharaui, tal y como sostenía el Gobierno marroquí, que aludió a estos posibles contactos entre yihadistas y el Frente Polisario para desmantelar el denominado "campamento de la dignidad" en El Aaiun.

TAMBIÉN CHACÓN Y JIMÉNEZ

En la reunión celebrada a puerta cerrada han comparecido, además de Rubalcaba las ministras de Defensa, Carme Chacón, y Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, aunque las fuentes consultadas han asegurado que el vicepresidente primero se ha llevado "el 70 por ciento" del tiempo de la comisión, que sólo ha durado una hora. Durante su intervención, según las fuentes consultadas, el ministro del Interior no ha hablado de la banda terrorista ETA, asegurando que no hay ninguna novedad.

Antes de entrar en detalle sobre otras cuestiones, los ministros han dado cuenta de las previsiones presupuestarias de los fondos reservados de sus respectivos departamentos, que suman un total de 25,1 millones de euros.

Dado que se trata de fondos de especial naturaleza, las explicaciones se ofrecen en sesión secreta ante la Comisión de Gastos Reservados, que preside José Bono, y de la que sólo forman parte los diputados del Congreso (uno por grupo) autorizados por la Cámara Baja para acceder a información reservada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada