Header Ads

El terrorista suicida de Estocolmo era un iraquí que estudió en Reino Unido

El incidente agudiza la preocupación que reina en los servicios de seguridad europeos, después de los atentados frustrados por parte de Al Qaeda en Yemen, contra aviones de carga que volaban a EE UU, y de la emergencia declarada por Alemania el mes pasado. Varios presidentes europeos se solidarizaron con el Gobierno sueco.

Los servicios de seguridad suecos investigan si el atentado registrado el sábado por la tarde en Estocolmo es un "hecho aislado" o forma parte de una trama planificada. Las dos explosiones, que sacudieron una céntrica calle de la capital sueca, dejaron un muerto -el terrorista- y dos viandantes heridos. El presunto terrorista, de 29 años, es un iraquí de nacionalidad sueca que hace seis años estudió en la Universidad de Bedfordshire (Inglaterra) y que durante algún tiempo residió en Luton, al norte de Londres, donde existe una importante comunidad musulmana.

Una web islamista publica una foto del presunto terrorista. "Es nuestro hermano, el muyahidín Taymur Abdel Wahab, que ha ejecutado la operación mártir en Estocolmo", dice el portal Chumukh al Islam, que muestra la imagen de un joven vestido al estilo occidental. La Policía británica registraba esta noche un inmueble de Bedfordshire. "No se han producido arrestos, ni se ha encontrado material peligroso; el registro está relacionado con el atentado de Estocolmo", ha confirmado una fuente policial.

Antes del ataque del sábado, una agencia de noticias sueca había recibido un correo electrónico con un archivo de audio en sueco y árabe, con amenazas por la presencia de soldados suecos en Afganistán y por la protección otorgada a Lars Vilks, autor de una caricatura de Mahoma. "Nuestras acciones hablarán por ellas mismas, mientras no termine vuestra guerra contra el islam y la humillación del profeta y vuestro estúpido apoyo al cerdo Vilks", dice la grabación.

Vínculo con Al Qaeda

Por su parte, el Centro estadounidense para la vigilancia de sitios islamistas (SITE, en su siglas en inglés) lo ha vinculado con la rama iraquí de Al Qaeda, el grupo llamado Estado Islámico de Irak. Dice el centro que el terrorista dejó un testamento escrito en el que decía cumplir la "promesa" hecha por la rama terrorista cuando, en 2007, llamó a vengarse de Suecia por la publicación de caricaturas ofensivas de Mahoma del dibujante Lars Vilks.

Según las autoridades, el ataque comenzó con la explosión de un vehículo, cargado con bombonas de gas, en una calle comercial del centro de Estocolmo. Quince minutos más tarde se registró una segunda explosión a unos 300 metros, con el resultado de un muerto y dos heridos. "Ha sido una suerte, fue un fracaso", comentaba Bo Janzon, un veterano artificiero. "Este tipo de bombas pueden llevar entre cinco y diez kilos de explosivos. Que tuviera además esquirlas [se encontró una bolsa de clavos cerca del cadáver del terrorista] indica que tenía la intención de mutilar y matar".

Primer atentado suicida en Suecia

Las autoridades ya no dudan de que se trató de un atentado suicida, el primero que se registra en el país. El jefe de los servicios de seguridad, Anders Thornberg, señaló ayer que seguía investigando si el atentado forma parte de una trama, o bien es un hecho aislado. El pasado 1 de octubre, Suecia había elevado su nivel de alerta, pero Thornberg aseguró que, por el momento, no hay elementos que vinculen el atentado del sábado con las informaciones que provocaron la alerta. "Hasta donde sabemos, parece que actuaba solo", dijo, si bien las investigaciones continúan a contrarreloj.

El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, calificó ayer el atentado de "inaceptable" e "indeseable", y horas antes el ministro de Exteriores, Carl Bildt, expresó en su Twitter su preocupación por el "ataque terrorista. Fracasó, pero pudo ser catastrófico". El imán de la principal mezquita de Estocolmo, el jeque Hassan Moussa, condenó, igualmente, el atentado y se distanció de "cualquier forma de ataque, violencia, terror y amenaza contra personas inocentes independientemente del motivo o pretexto".

El incidente agudiza la preocupación que reina en los servicios de seguridad europeos, después de los atentados frustrados por parte de Al Qaeda en Yemen, contra aviones de carga que volaban a EE UU, y de la emergencia declarada por Alemania el mes pasado. Varios presidentes europeos se solidarizaron con el Gobierno sueco.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.