Header Ads

Francisco Segura | Patochada WikiLeaks

Como noticia que aporte algo desconocido, trascendente o innovador, el caso WikiLeaks, es de una simpleza meridiana. Una auténtica patochada que está vendiendo prensa y noticias.

¿Quién se imaginaba algo distinto de todas y cada una de las confidencias filtradas? Claro que siempre agrada que te confirmen tus sospechas o intuiciones. Porque...¿Con qué contenido podríamos estar en desacuerdo?, ¿con el que se refiere a la justicia española o a Zapatero?... ¿de verdad?... ¿Con qué otro contenido habría quizá desacuerdo?...

Lo genial del asunto es que está resultando aquello del: “No hay mal que por bien no venga”. Se le están allanado infinidad de problemas a EE.UU. y, más aun, a Obama. Se han visto retratados, en su vulgar realidad, infinidad de dirigentes del Mundo, la mayoría de ellos incómodos a USA, tanto a la Administración Obama como a la anterior de Bush.
La señora Clinton, amiga-enemiga de Obama, está quedando como una impresentable al ordenar espionajes. Los países del entorno islám quedan como unos traidores para con Irán, que es su vecino también islamista. Prefieren aliarse con Israel y USA a hacerlo con Irán. Ni ellos mismos se aguantan (los islamistas).

Qué bien... que sea un “enemigo europeo” de USA, en forma de WEB, quien ha sacado a relucir, brutalmente, lo que piensan los diplomáticos norteamericanos del resto de dignatarios mundiales. Es como si el pecador fuese la tal WikiLeaks, el pecado Americano habría sido solo de pensamiento. Es decir, un resumen de pensamientos sobre organizaciones y mandatarios.

¿Con qué cara va a sacar pecho ahora Putin, sabiendo la consideración de “chuleta” que inspira? O China... ¿qué puede hacer China, que se ve claramente implicada en el origen del agravamiento del conflicto entre las dos Coreas?
Parece una jugada maestra, propia de un genio. Si no fuera porque no me lo creo, pensaría que detrás están los servicios israelíes y los llamados halcones republicanos, a pachas. Que conste que si bien no me lo creo, tampoco me repugna la idea. O sea... aunque parezca beneficiar a Obama,... a quien beneficia realmente la filtración, es a la América con la que yo me identifico... la de los valores, la de la defensa de Occidente, la que siempre está alerta.

En todo este caso de las filtraciones hay un daño colateral muy importante: Las vidas de muchos americanos implicados en la toma de datos. Como mínimo sus vidas profesionales, ya que nadie en su sano juicio querría tener en su país a unos embajadores o funcionarios que han sido descubiertos espiando. No serían queridos ni dentro ni fuera de EE.UU.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.