Header Ads

Francisco Segura | Ser malvado de forma perfecta

Hasta en la maldad hay grados. Zapatero, por ejemplo, ha sido un malvado que ha perjudicado gravemente a España gracias a su escenificación del modernismo progre. Ha puesto cara a los gays más jaleosos y a los hijos acomplejados de prohombres del Régimen anterior.

También ha puesto cara a los que se sienten herederos de la República ilegítima que perdió la guerra civil, y a los que dejaron de admirar al comunismo para echarse en brazos del islamismo.

Nuestros jóvenes, los últimos de PISA, ven a menuda la cara de Zapatero al mirarse al espejo: ¿Para qué estudiar?... ¿para qué esforzarse?

Zapatero y sus ministr@s les han demostrado a nuestros hijos, que en España el esfuerzo no solo no es necesario, sino que puede ser una rémora. La ineptitud parece un grado para alcanzar el éxito político o laboral, vía partidos o vía sindicatos.

Los anticlericales han encontrado providencial la sonrisa de joker de Zapatero, para golpear repetidamente a su odiada Iglesia Católica, que desde 1936 se había cobijado en Franco para no dejarse asesinar como en Paracuellos.

Zapatero no solo ha puesto cara a miles de españoles resentidos, le ha puesto cara también a los enemigos tradicionales de España... a los franceses de Chirac y a los franceses anti.Niza de Valéry, a los llanitos de Gibraltar, a moros de Marruecos (los que pusieron bombas en los trenes de Esperanza Aguirre y otros similares), a los cocaleros, a las FARC y hasta a los etarras (hombres de Pazzz).

Bueno... El tiempo de Zapatero ha sido muy intenso y destructivo, pero ya ha pasado. Se prepara su relevo y es posible que un partido, que, en mi opinión, debería estar proscrito en España, renazca de sus cenizas con la consolidación de un autentico mago del disimulo: Alfredo Pérez Rubalcaba.

Hay que ser invisible para que no te alcance ninguna responsabilidad de los GAL, ni de los asaltos a las sedes del PP, ni de los seguimientos y escuchas ilegales, ni del incumplimiento de jornadas de reflexión, ni de las inmorales negociaciones con la eta. Un auténtico mago. La perfección en la maldad.

Ésta es nuestra España. La que propicia éste estado de cosas. Reconozco, no obstante, que el PSOE me da envidia. Media España no lo reconoce aun como causante y responsable de reiterados desastres. Además... es un partido que reacciona. Ahora ponen a Rubalcaba.

A este punto quería llegar: A que reaccionan en el PSOE. Cosa bien distinta a lo que ocurre en el PP. Pocos serán los españoles que confíen en Mariano Rajoy como líder y Presidente, pero muchos son, dentro del partido Polpular, los que lo mantienen precisamente por eso, para que no “moleste” a las consolidadas taifas, para no hacer sombra a las 17 cabezas de ratón.

No son pragmáticos en el PP. No eligen a un “Aznar”, a pesar de que tienen varios donde elegir. Lo curioso es que creen serlo (pragmáticos). Piensan que ser pragmático es heredar... si les dejan.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.