publi

Por Juanjo Armas.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha hecho oficiales los datos que hace solo unos meses constituían un avance del Padrón Municipal de 2010. En primavera se estimó que el número de españoles ascendía a 46.951.532 habitantes. Ahora, una revisión de los datos recogidos por los ayuntamientos con fecha 1 de enero de 2010 eleva esa cifra por encima de los 47 millones hasta contabilizar 47.021.031, un 0,59% más que hace un año o, lo que es lo mismo, un alza de 275.224 personas en términos absolutos.

El análisis de las cifras ahora actualizadas revela un comportamiento todavía muy dispar en la clasificación por provincias. Mientras Teruel y Zamora lideran el ranking de provincias más despobladas, con pérdidas del 1% y del 0,74%, respectivamente, sigue habiendo territorios como Ceuta, Melilla, Guadalajara o Almería con crecimientos de población que duplican y triplican la media nacional. De nuevo, la explicación que persiste detrás de este fenómeno es la inmigración.

Así se entiende en Ceuta, Melilla o Almería, poblaciones que reciben más inmigración que el resto.

En cuanto al detalle de cuántos residentes son extranjeros, el INE no ofrece datos pormenorizados en esta actualización. En abril publicó que el número de extranjeros empadronados ascendía a 5,7 millones (sin contar los ilegales), lo que representa el 12,2% del total de inscritos.

Las comunidades autónomas con mayor proporción de inmigrantes son Baleares, con el 21,9%; la Comunidad Valenciana, con el 17,3% y Madrid, con el 16,6%. No obstante, donde más creció el número de extranjeros en términos absolutos fue en Andalucía (23.195), Madrid (7.489) y País Vasco (6.364).

La inmigración no cede pese a la crisis y los 'inmigrantes legales' ya son más del 12% de la población española

Por Juanjo Armas.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha hecho oficiales los datos que hace solo unos meses constituían un avance del Padrón Municipal de 2010. En primavera se estimó que el número de españoles ascendía a 46.951.532 habitantes. Ahora, una revisión de los datos recogidos por los ayuntamientos con fecha 1 de enero de 2010 eleva esa cifra por encima de los 47 millones hasta contabilizar 47.021.031, un 0,59% más que hace un año o, lo que es lo mismo, un alza de 275.224 personas en términos absolutos.

El análisis de las cifras ahora actualizadas revela un comportamiento todavía muy dispar en la clasificación por provincias. Mientras Teruel y Zamora lideran el ranking de provincias más despobladas, con pérdidas del 1% y del 0,74%, respectivamente, sigue habiendo territorios como Ceuta, Melilla, Guadalajara o Almería con crecimientos de población que duplican y triplican la media nacional. De nuevo, la explicación que persiste detrás de este fenómeno es la inmigración.

Así se entiende en Ceuta, Melilla o Almería, poblaciones que reciben más inmigración que el resto.

En cuanto al detalle de cuántos residentes son extranjeros, el INE no ofrece datos pormenorizados en esta actualización. En abril publicó que el número de extranjeros empadronados ascendía a 5,7 millones (sin contar los ilegales), lo que representa el 12,2% del total de inscritos.

Las comunidades autónomas con mayor proporción de inmigrantes son Baleares, con el 21,9%; la Comunidad Valenciana, con el 17,3% y Madrid, con el 16,6%. No obstante, donde más creció el número de extranjeros en términos absolutos fue en Andalucía (23.195), Madrid (7.489) y País Vasco (6.364).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada