Header Ads

La iraní condenada a lapidación recrea la muerte de su marido

La televisión iraní emitió el sábado un documental en el que una mujer cuya sentencia a morir lapidada desató la indignación pública en todo el mundo, protagonizó una gráfica reconstrucción del asesinato de su marido, por el que podría ser ahorcada.

La estatal Press TV, que emite en inglés, dijo que su programa de cuatro horas tenía como objetivo mostrar el otro lado de una historia que ha sido mal reflejada por los medios internacionales, pero podría suscitar más preguntas sobre los derechos humanos y la libertad de expresión en Irán.

En septiembre se anunció que se anulaba la sentencia que condenaba a Sakineh Mohammadi Ashtiani a morir lapidada por adulterio - el único delito que conlleva esa pena bajo la ley islámica de Irán - tras la protesta internacional.

El rumor de su liberación se extendió rápidamente en Internet el jueves después de que defensores de los derechos humanos en Europa aparentemente malinterpretaran unas fotografías difundidas antes de la emisión del documental, que mostraban a Ashtiani en su casa donde se grabó la reconstrucción de la muerte, como una indicación de que estaba libre.

En la grabación, Ashtiani representa su supuesto papel en la muerte de su marido en una reconstrucción filmada en blanco y negro utilizando el recurso de una imagen temblorosa, acompañada por una música dramática.

No está claro si la mujer accedió a participar en la película.

Ashtiani aparece inyectando a su marido un sedante antes de que un actor que interpreta a su amante llega para atar cables a los pies y cuello del marido y conectarlos a un enchufe.

"Él había decidido matar a mi marido electrocutándole", dice en la entrevista.

La reconstrucción es intercalada con fotos reales del hombre muerto, Ibrahim Abedzadeh, con graves quemaduras en su cuerpo. El asesinato sucedió en 2005.

MANIPULADO

El caso de Ashtiani ha tensado más las relaciones de Irán con Occidente mientras Teherán recibía más sanciones con el objetivo de presionar al país para que detenga sus actividades atómicas, que algunos países consideran que están destinadas a crear armas nucleares.

Irán dice que los medios internacionales han manipulado la historia para demonizar a la República Islámica. El presidente, Mahmud Ahmadineyad, ha negado públicamente que Ashtiani fuera sentenciada a morir lapidada en algún momento.

El narrador del documental dijo que la sentencia por lapidación ordenada por el Tribunal Supremo iraní en 2006 era "simbólica" y que era poco probable que fuera ejecutada, debido a un cambio legal en 2005 que pretendía prohibir la lapidación pero que "aún tiene que ser integrado totalmente en la ley iraní oficial".

Los autores del documental dicen que siguieron al amante de Ashtiani y le grabaron en secreto. Pero el programa no dice si Isa Taheri, que fue juzgado por asesinato junto a Ashtiani, fue condenado o por qué aparentemente él está en libertad mientras que ella está en prisión.

Ashtiani relata cómo Taheri planeó el asesinato.

"Dijo mañana quiero matar a tu marido. Yo pregunté '¿cómo?'. Él dijo: 'Le inyectas una droga y le dejas inconsciente y luego vengo y le electrocuto'".

Press TV dijo que también había hablado con los dos periodistas alemanes detenidos en octubre cuando entrevistaban al hijo de Ashtiani, Sajjad Ghaderzadeh, pero que se habían negado a hablar ante las cámaras.

Les identificó como Marcus Hellwig y Jens Koch que trabajan para Bild am Sonntag, y mostraron una foto de ellos en un café iraní y las fotos de sus pasaportes. Los alemanes fueron detenidos junto con Ghaderzadeh y el abogado de Ashtiani, en cuya oficina se estaba realizando la entrevista.

Berlín ha solicitado la liberación de los periodistas, que según responsables judiciales entraron con visados de turistas y no tenían derecho a trabajar como reporteros bajo los estrictos controles de los medios en Irán.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.