publi

Hugo Chávez, ahora contará con poderes especiales, otorgados por la Asamblea Nacional, presta, sin demora. Mandará con lo que se llama una “Ley Habilitante”, quiere decir, que podrá dictar “decretos-leyes” durante 18 meses, según, el pretexto sería para abordar las materias que permitirían enfrentar las graves calamidades causadas por las lluvias. Cuando no es un asunto de poderes ilimitados lo requerido para atender la tragedia, sino eficacia, eficiencia, disposición, precisamente condiciones de las que adolece el régimen.

El organismo legislativo que terminará su período el próximo 5 de enero del 2011, conformado actualmente por sus partidarios, excepto unos cuantos que se salieron de sus filas, ya que la oposición venezolana en el 2005 se abstuvo de participar en la elección de diputados por considerarlo entonces un proceso viciado, recibió la solicitud el martes 14 de diciembre, al día siguiente de la petición presidencial. A partir, procedió a sancionar una legislación para blindar el socialismo chavista.

Así, otras leyes, algunas aprobadas en primera discusión, en tiempo record, tales como la relacionada con la reforma a la “Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión, Internet y Medios Electrónicos”, fundamentalmente represiva, de “corte” comunista, al mejor estilo de Irán, Cuba, China. Ahora bien, con la aprobación del artículo que contempla la regulación de Internet, en segunda discusión, también durante este viernes 17 de diciembre, queda bastante claro que estamos en peligro inminente. Nos podrán cerrar los blogs, webs. Los contenidos pueden ser eliminados o sancionados, y lo que expresa lo de la “manipulación mediática”, pues simplemente, se presta para que no se pueda ejercer el derecho a opinar. Si no se está con Chávez, ya sería un delito. Estamos sujetos a la discrecionalidad de las autoridades del régimen. Una forma de constitucionalizar la censura.

Y el proyecto de la Ley de Regularización de los períodos constitucionales y legales de los Poderes Públicos estadales, por medio de la cual a los Gobernadores y Alcaldes que fueron electos se les va a reducir el mandato popular de 4 años a 2 años, contrario a la voluntad popular. Por nombrar algunas de las que serán sancionadas.

Es cuestión de horas pasarán todas para su promulgación, en cuanto a la de partidos políticos, llamada “salto de talanquera”, contempla la suspensión o inhabilitación de los diputados que se separen o contradigan a la organización que les apoyó cuando fueron electos, evidencia el carácter represor, que Chávez se asegura que nadie pueda disentir ni contradecir sus órdenes, llevado a un parlamento es bastante grave.

Cabe destacar que el próximo parlamento elegido el 26 de septiembre pasado, integrado por 165 miembros, con un 40% de diputados opositores, aunque tiene mayoría de diputados el oficialismo, no cuenta como hasta ahora, de las dos terceras partes requeridas para poder aprobar leyes de carácter orgánico, y precisamente, para medidas extraordinarias como conceder poderes especiales al presidente.

De ahí la necesidad de acelerar los mecanismos para terminar de imponer el comunismo, la política comunicacional hegemónica, la restricción de los derechos, el de la propiedad privada. Que en definitiva atentan contra las libertades.

Cuando lo procedente, lo legítimo y constitucional serían la consulta y discusión con los diversos sectores del país, incluso con las entidades regionales y municipales que al fin y al cabo viven en carne propia la necesidad sentida de sus gobernados, para luego discutir su aprobación en el nuevo parlamento que tomará posesión los próximos días, el 5 de enero del año entrante 2012.

Las competencias serán: las de un Chávez, el habilitado blindado. Contará con poderes ilimitados. Es una descarada inhabilitación a los diputados electos

Las reacciones a estos nuevos atropellos y violaciones no se hacen esperar. La de esos actores y analistas tradicionales en la política venezolana. Los de siempre, los que cuentan con el poder mediático, quizá igualmente se sienten en indefensión. Hasta las respuestas de los mismos diputados electos en las pasadas elecciones del 26 de septiembre, dicen nada, no pasan de ser lo que se llama “revires”. No es entonces esto ganar espacios políticos, incluso celebrado, por los diputados opositores electos, cuyas manos atadas sólo nos muestran un panorama desolador, contrario a la oferta electoral que los acompañó para lograr el curul, cuando ofrecían una Venezuela sucursal del cielo.

Y las del ciudadano común una vez más burlado, no se si algunos todavía piensan que andamos de democracia, cuando se trata de un golpe constitucional más, y así, de golpe en golpe vamos, pero sin reaccionar, con esperanzas vanas, se convive con los atropellos del régimen de Chávez como si ya fuera parte de la costumbre.

Martha Colmenares | Chávez con poderes especiales y opositores, atados

Hugo Chávez, ahora contará con poderes especiales, otorgados por la Asamblea Nacional, presta, sin demora. Mandará con lo que se llama una “Ley Habilitante”, quiere decir, que podrá dictar “decretos-leyes” durante 18 meses, según, el pretexto sería para abordar las materias que permitirían enfrentar las graves calamidades causadas por las lluvias. Cuando no es un asunto de poderes ilimitados lo requerido para atender la tragedia, sino eficacia, eficiencia, disposición, precisamente condiciones de las que adolece el régimen.

El organismo legislativo que terminará su período el próximo 5 de enero del 2011, conformado actualmente por sus partidarios, excepto unos cuantos que se salieron de sus filas, ya que la oposición venezolana en el 2005 se abstuvo de participar en la elección de diputados por considerarlo entonces un proceso viciado, recibió la solicitud el martes 14 de diciembre, al día siguiente de la petición presidencial. A partir, procedió a sancionar una legislación para blindar el socialismo chavista.

Así, otras leyes, algunas aprobadas en primera discusión, en tiempo record, tales como la relacionada con la reforma a la “Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión, Internet y Medios Electrónicos”, fundamentalmente represiva, de “corte” comunista, al mejor estilo de Irán, Cuba, China. Ahora bien, con la aprobación del artículo que contempla la regulación de Internet, en segunda discusión, también durante este viernes 17 de diciembre, queda bastante claro que estamos en peligro inminente. Nos podrán cerrar los blogs, webs. Los contenidos pueden ser eliminados o sancionados, y lo que expresa lo de la “manipulación mediática”, pues simplemente, se presta para que no se pueda ejercer el derecho a opinar. Si no se está con Chávez, ya sería un delito. Estamos sujetos a la discrecionalidad de las autoridades del régimen. Una forma de constitucionalizar la censura.

Y el proyecto de la Ley de Regularización de los períodos constitucionales y legales de los Poderes Públicos estadales, por medio de la cual a los Gobernadores y Alcaldes que fueron electos se les va a reducir el mandato popular de 4 años a 2 años, contrario a la voluntad popular. Por nombrar algunas de las que serán sancionadas.

Es cuestión de horas pasarán todas para su promulgación, en cuanto a la de partidos políticos, llamada “salto de talanquera”, contempla la suspensión o inhabilitación de los diputados que se separen o contradigan a la organización que les apoyó cuando fueron electos, evidencia el carácter represor, que Chávez se asegura que nadie pueda disentir ni contradecir sus órdenes, llevado a un parlamento es bastante grave.

Cabe destacar que el próximo parlamento elegido el 26 de septiembre pasado, integrado por 165 miembros, con un 40% de diputados opositores, aunque tiene mayoría de diputados el oficialismo, no cuenta como hasta ahora, de las dos terceras partes requeridas para poder aprobar leyes de carácter orgánico, y precisamente, para medidas extraordinarias como conceder poderes especiales al presidente.

De ahí la necesidad de acelerar los mecanismos para terminar de imponer el comunismo, la política comunicacional hegemónica, la restricción de los derechos, el de la propiedad privada. Que en definitiva atentan contra las libertades.

Cuando lo procedente, lo legítimo y constitucional serían la consulta y discusión con los diversos sectores del país, incluso con las entidades regionales y municipales que al fin y al cabo viven en carne propia la necesidad sentida de sus gobernados, para luego discutir su aprobación en el nuevo parlamento que tomará posesión los próximos días, el 5 de enero del año entrante 2012.

Las competencias serán: las de un Chávez, el habilitado blindado. Contará con poderes ilimitados. Es una descarada inhabilitación a los diputados electos

Las reacciones a estos nuevos atropellos y violaciones no se hacen esperar. La de esos actores y analistas tradicionales en la política venezolana. Los de siempre, los que cuentan con el poder mediático, quizá igualmente se sienten en indefensión. Hasta las respuestas de los mismos diputados electos en las pasadas elecciones del 26 de septiembre, dicen nada, no pasan de ser lo que se llama “revires”. No es entonces esto ganar espacios políticos, incluso celebrado, por los diputados opositores electos, cuyas manos atadas sólo nos muestran un panorama desolador, contrario a la oferta electoral que los acompañó para lograr el curul, cuando ofrecían una Venezuela sucursal del cielo.

Y las del ciudadano común una vez más burlado, no se si algunos todavía piensan que andamos de democracia, cuando se trata de un golpe constitucional más, y así, de golpe en golpe vamos, pero sin reaccionar, con esperanzas vanas, se convive con los atropellos del régimen de Chávez como si ya fuera parte de la costumbre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada