Header Ads

Un predicador egipcio inicia una campaña para mostrar el 'lado amable' del islam

“El propósito de este proyecto es cortar de raíz del extremismo y extender la moderación, mostrar la verdadera cara del islam y mostrar una imagen positiva de Yemen al resto del mundo”, explicó Khaled durante el acto de presentación de la campaña, celebrado hace unos días en la ciudad portuaria de Adén.

Amr Khaled es un carismático predicador egipcio muy conocido en el mundo árabe. Junto con el Gobierno de Yemen y numerosos medios locales, Khaled participa en una operación mediática a gran escala para alejar a la amplia y a menudo desencantada población joven de la ideología extremista de Al Qaeda.

Toda una serie de iconos del mundo islámico participarán en la campaña, que durará varias semanas, impartiendo sermones que serán difundidos por los medios de comunicación yemeníes, foros, páginas de internet y mezquitas. En uno de sus primeros actos para la campaña, Khaled dio un sermón ante unas 30.000 personas en la mezquita más grande de Saná, la capital de Yemen.

La iniciativa representa un cambio en la estrategia del Gobierno yemení contra Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA). Hasta hace poco las autoridades eran partidarias de seguir una estrategia militar, pero los resultados han sido poco exitosos dada la sofisticación de la rama de Al Qaeda, que a su vez ha desarrollado una potente campaña de propaganda.

“Los yemeníes necesitan que se les convenza de que AQPA es malo para ellos y para el país. Pero de momento Al Qaeda es el único que habla. Emite comunicado tras comunicado, retratándose como una especie de Robin Hood islámico que defiende a la gente oprimida y débil de Yemen de los ataques militares occidentales”, asegura Gregory Johnson, un experto en Yemen de la Universidad de Princeton (EEUU). “Aunque apenas lo perciban en Washington, estas afirmaciones no desmentidas y sin fundamento son el día a día en el interior de Yemen”, añade.

Si bien los sermones del predicador Khaled han funcionado en Egipto, se teme que el encanto del tele evangelista no funcione tan bien en Yemen, un país sin apenas clase media, su base de seguidores habitual.

“Convocar a los moderados es una buena idea, pero ¿qué pasa con los cientos de clérigos radicales que no participarán en el programa?”, dice Abdullah Al-Faqih, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Saná. “Ellos son los que les deberían de preocupar”.

Khaled, sin embargo, se muestra confiado. “Tenemos una larga experiencia en afrontar las desviaciones intelectuales y de conducta de la juventud árabe. Con la juventud de nuestra parte seremos capaes, si Dios quiere, de sacar adelante este proyecto de modo que el gran país que es Yemen recupere su imagen brillante y moderada”, afirma el predicador.

Khaled se ha convertido en el anti Osama Bin Laden, usando el poder sin barreras de la televisión por satélite e internet para llevar su mensaje a toda una generación de jóvenes musulmanes. Además, se resiste al estereotipo del predicador islámico. En lugar de túnicas viste elegantes trajes, y sus hábiles sermones están plagados de referencias populares, al fútbol y a internet, lo que le ha ayudado a hacerse inmensamente popular en Egipto, especialmente entre los jóvenes.

El 46 por ciento de la población de Yemen es menor de 16 años, y muchos de ellos son pobres y por lo tanto susceptibles a la retórica de Al Qaeda. De momento, unos 5.000 jóvenes yemeníes se han presentado voluntarios para participar en la nueva campaña del Gobierno. De ellos, 200 trabajarán con Khaled y su organización con sede en el Reino Unido para poner en marcha proyectos que planten cara al extremismo.

“Queremos impulsar un movimiento público que surja de la propia juventud yemení para combatir el extremismo. Nuestra campaña tendrá delegados luchando contra el extremismo en cada ciudad y en cada distrito de Yemen”, afirma Khaled.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.