publi

Crónica Negra.

Por Dazibao-Ñ-/
Los seguidores de la “religión de paz” han actuado de nuevo en Rusia, Etiopía, Nigeria y Tailandia de manera contundente.

Si el lunes día 24 una mahometana suicida segaba la vida de cerca de 40 “infieles” en el aeropuerto de Moscú, unas horas antes eran asesinadas a machetazos 8 personas, entre los que hay que incluir a mujeres y niños, en Nigeria. El ataque fue perpetrado por paramilitares musulmanes en una población situada a 24 kilómetros de la ciudad de Jos. En las dos últimas semanas han sido asesinados 34 cristianos a consecuencia de la violencia islámica desatada en la zona central de Nigeria.

En el sur de Tailandia, 9 budistas han sido acribillados por los “insurgentes” musulmanes. Desde 2004, el número de víctimas mortales ocasionadas por las actividades terroristas de los “creyentes” asciende a 4.300. Un grupo especialmente castigado es el de los maestros, a quienes los líderes religiosos muslimes ven como una amenaza para su "sistema de valores".

Los 30 cristianos que residen en la ciudad etíope de Besheno, están siendo objeto de violencias y coacciones. En las puertas de sus casas han aparecido letreros en los que se les invita a convertirse a la fe de Mahoma, marcharse o morir. Tres de sus representantes religiosos han huido y otros dos han sido “convertidos” al Islam. En mayo de 2004 un niño de 7 años, hijo de un pastor protestante, fue asesinado y un centenar de mahometanos atacaron a los cristianos porque “escuchaban música cristiana”. La policía de la localidad de mayoría aplastante musulmana, se ha negado a proteger a las víctimas de las agresiones

“¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca! ¡Que os encuentren duros! ¡Sabed que Alá está con quienes Le Temen” Corán, 9.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada