Follow on Facebook

Por Juan González.
Daho Ould kablia, Ministro del Interior de Argelia,  ha  afirmado que el deporte favorito de los jóvenes argelinos es el robo.

Según el ministro, los  jóvenes de su país son "nihilistas y pesimistas, y el único deporte que les interesa es el robo". Y añade: " A esta generación le gusta todo aquello que se puede conseguir mediante el contrabando y el tráfico de drogas"... "No encuentran placer en la música, el deporte o viajar. Su único universo es la calle, el barrio". AnsaMed.

Las declaraciones de Kablia, son la constatación  de una realidad ya conocida en España desde la década de los 90, momento en el que llegan los primeros jóvenes argelinos, lo que demuestra que la proclividad de este colectivo magrebí al ilícito penal, no es patriminio de la generación actual.



Si en los años 90 los nacionales argelinos conformaron el grupo migratorio más conflictivo en España, en el año 2.000, según fuentes estadísticas oficiales, ya eran los extranjeros que cometían más delitos y faltas, y consiguientemente,  su presencia en los centros penitenciarios era considerable.



En la actualidad, el “caso argelino” no ha experimentado variaciones relevantes, aunque  destacable es el dato de que siendo más numerosos los aportes migratorios de marroquíes y rumanos, sean los argelinos quienes desarrollan una mayor actividad delictiva.

"El deporte favorito de los jóvenes argelinos es el robo"

Por Juan González.
Daho Ould kablia, Ministro del Interior de Argelia,  ha  afirmado que el deporte favorito de los jóvenes argelinos es el robo.

Según el ministro, los  jóvenes de su país son "nihilistas y pesimistas, y el único deporte que les interesa es el robo". Y añade: " A esta generación le gusta todo aquello que se puede conseguir mediante el contrabando y el tráfico de drogas"... "No encuentran placer en la música, el deporte o viajar. Su único universo es la calle, el barrio". AnsaMed.

Las declaraciones de Kablia, son la constatación  de una realidad ya conocida en España desde la década de los 90, momento en el que llegan los primeros jóvenes argelinos, lo que demuestra que la proclividad de este colectivo magrebí al ilícito penal, no es patriminio de la generación actual.



Si en los años 90 los nacionales argelinos conformaron el grupo migratorio más conflictivo en España, en el año 2.000, según fuentes estadísticas oficiales, ya eran los extranjeros que cometían más delitos y faltas, y consiguientemente,  su presencia en los centros penitenciarios era considerable.



En la actualidad, el “caso argelino” no ha experimentado variaciones relevantes, aunque  destacable es el dato de que siendo más numerosos los aportes migratorios de marroquíes y rumanos, sean los argelinos quienes desarrollan una mayor actividad delictiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier comentario ofensivo o insultante será borrado de forma inmediata.