Follow on Facebook

Por Juan González.
Tras el atentado perpetrado en Egipto contra una iglesia el 1 de enero, el número de víctimas sigue creciendo, y el régimen egipcio acusa del crimen a “elementos foráneos”

Según el Ministerio del Interior egipcio, el atentado islamista que, por el momento ya se ha cobrado la vida de 21 cristianos, ha sido obra de “elementos foráneos”. Sin embargo, durante los últimos 30 años no han sido “forasteros” quienes han asesinado a más de 4.000 coptos cristianos con la más absoluta impunidad. Es más, el asesinado presidente Anwar El Sadat, prometió a su pueblo acabar para siempre con la “anomalía cristiana”, que supone aproximadamente entre 8 ó 10 millones de personas, esto es, el 10% de la población.

En Egipto, importante destino turístico de occidentales, los asaltos a iglesias y saqueos de comercios regentados por cristianos, es algo habitual. También el secuestro, violación y obligada conversión al Islam de jóvenes cristianas, se produce con notable frecuencia, y es amparada por la policía y subvencionada con los dineros de Arabia y otros países de su entorno, como viene denunciando Compass Direct News.

El año pasado por estas fechas, varios centenares de cristianos fueron cercados y atacados en la iglesia de Santa María, por miles de musulmanes que gritaban “¡Demoleremos esta iglesia!” y “¡Ofreceremos nuestra sangre por Alá!”. Todos los vociferentes asistentes al acto, eran nativos.

Ahora, el régimen egipcio que detiene, tortura y asesina a sus ciudadanos de confesión cristiana, ante el temor de llamar excesivamente la atención de la comunidad internacional a consecuencia del sangriento atentado, dirige su dedo acusador hacia “elementos foráneos”...aunque , en realidad, la violencia desatada tradicionalmente contra los cristianos de Egipto, sea muy autóctona.



En esta imagen, aparecen algunas de las cristianas egipcias secuestradas últimamente por musulmanes y cuyo paradero, se conoce.

Fotos del atentado en The Free Copts.

La interminable persecución de los cristianos en Egipto

Por Juan González.
Tras el atentado perpetrado en Egipto contra una iglesia el 1 de enero, el número de víctimas sigue creciendo, y el régimen egipcio acusa del crimen a “elementos foráneos”

Según el Ministerio del Interior egipcio, el atentado islamista que, por el momento ya se ha cobrado la vida de 21 cristianos, ha sido obra de “elementos foráneos”. Sin embargo, durante los últimos 30 años no han sido “forasteros” quienes han asesinado a más de 4.000 coptos cristianos con la más absoluta impunidad. Es más, el asesinado presidente Anwar El Sadat, prometió a su pueblo acabar para siempre con la “anomalía cristiana”, que supone aproximadamente entre 8 ó 10 millones de personas, esto es, el 10% de la población.

En Egipto, importante destino turístico de occidentales, los asaltos a iglesias y saqueos de comercios regentados por cristianos, es algo habitual. También el secuestro, violación y obligada conversión al Islam de jóvenes cristianas, se produce con notable frecuencia, y es amparada por la policía y subvencionada con los dineros de Arabia y otros países de su entorno, como viene denunciando Compass Direct News.

El año pasado por estas fechas, varios centenares de cristianos fueron cercados y atacados en la iglesia de Santa María, por miles de musulmanes que gritaban “¡Demoleremos esta iglesia!” y “¡Ofreceremos nuestra sangre por Alá!”. Todos los vociferentes asistentes al acto, eran nativos.

Ahora, el régimen egipcio que detiene, tortura y asesina a sus ciudadanos de confesión cristiana, ante el temor de llamar excesivamente la atención de la comunidad internacional a consecuencia del sangriento atentado, dirige su dedo acusador hacia “elementos foráneos”...aunque , en realidad, la violencia desatada tradicionalmente contra los cristianos de Egipto, sea muy autóctona.



En esta imagen, aparecen algunas de las cristianas egipcias secuestradas últimamente por musulmanes y cuyo paradero, se conoce.

Fotos del atentado en The Free Copts.