publi

Por Dazibao-Ñ- /
Una ciudadana de Singapur, será azotada con una caña y deberá pagar una multa por beber tres cervezas en Malasia.

Según el diario The Independent, Kartina Sari Shukarno de 32 años de edad, madre de 2 hijos y modelo de profesión, fue sorprendida el año pasado durante una redada policial en un hotel en posesión de una cerveza, hecho delictivo por el que fue detenida y puesta a disposición judicial .

Hace unos días, el tribunal islámico especial que conoce de los “delitos religiosos”, ha sentenciado a la acusada a la pena de ser golpeada 6 veces con una caña y  a pagar la cantidad de 1.013,17 euros. Sin embargo, Kartina, que ya ha sido trasladada a la prisión donde se ejecutará la sentencia, ha declarado su voluntad de que los azotes que recibirá se lleven a término en público, para que toda la sociedad malaya conozca cómo se aplica la justicia islámica por infracciones tan anodinas.

Amnistía Internacional, que ha manifestado que este tipo de penas constituyen actos inhumanos, crueles y degradantes, afirma que entre los años 2002 y 2008 más de 34.924 inmigrantes han  sufrido la pena de azotes con caña, por delitos relacionados con la inmigración ilegal en Malasia.

Malasia, Indonesia , Arabia y los países del Golfo, son consideradas por Occidente como naciones musulmanas “moderadas”, pese a  imponer los preceptos de la sharía con todas sus consecuencias.


[gallery link="file"]

Malasia: azotes y multa por beber una cerveza

Por Dazibao-Ñ- /
Una ciudadana de Singapur, será azotada con una caña y deberá pagar una multa por beber tres cervezas en Malasia.

Según el diario The Independent, Kartina Sari Shukarno de 32 años de edad, madre de 2 hijos y modelo de profesión, fue sorprendida el año pasado durante una redada policial en un hotel en posesión de una cerveza, hecho delictivo por el que fue detenida y puesta a disposición judicial .

Hace unos días, el tribunal islámico especial que conoce de los “delitos religiosos”, ha sentenciado a la acusada a la pena de ser golpeada 6 veces con una caña y  a pagar la cantidad de 1.013,17 euros. Sin embargo, Kartina, que ya ha sido trasladada a la prisión donde se ejecutará la sentencia, ha declarado su voluntad de que los azotes que recibirá se lleven a término en público, para que toda la sociedad malaya conozca cómo se aplica la justicia islámica por infracciones tan anodinas.

Amnistía Internacional, que ha manifestado que este tipo de penas constituyen actos inhumanos, crueles y degradantes, afirma que entre los años 2002 y 2008 más de 34.924 inmigrantes han  sufrido la pena de azotes con caña, por delitos relacionados con la inmigración ilegal en Malasia.

Malasia, Indonesia , Arabia y los países del Golfo, son consideradas por Occidente como naciones musulmanas “moderadas”, pese a  imponer los preceptos de la sharía con todas sus consecuencias.


[gallery link="file"]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada