Header Ads

Continúan las matanzas de cristianos en Bangladés

Una aldea ha sido quemada y decenas de personas tribales han sido heridos y expulsados de Ragipara, en el distrito montañoso de Rangamati, en la diócesis de Chittagonag.

Los indígenas que han sufrido la violencia, perpetrada por colonos musulmanes, son budistas, hindúes y cristianos pertenecientes a minorías étnicas: es la denuncia que ha llegado desde la Comisión ‘Justicia y Paz’ de la Iglesia local.

Según la agencia Fides, el pasado 17 de febrero más de 300 colonos musulmanes, que quieren apoderarse de nuevas tierras para la agricultura, organizaron una expedición de castigo contra la aldea en la que habitan indígenas. Los colonos estaban apoyados por la policía local que han legitimado el abuso. Otros casos como este (indígenas atacados privados de su tierra) se han registrado en los últimos días en la zona de Gulishakhali. Los colonos musulmanes han actuado bajo el pretexto de la muerte de un compañero, Ali Saber, que fue encontrado muerto en la zona de Ragiparam, y han llevado a cabo una reacción violenta, pisoteando los derechos de las minorías

“Prendieron fuego a nuestras casas y a nuestras pequeñas tiendas", ha explicado un testigo ocular. Desde hace tiempo los colonos musulmanes tienen el objetivo de expulsar a los grupos étnicos locales no musulmanes de la zona, para adquirir nuevas tierras agrícolas. En muchos casos han tenido éxito, porque nadie, ni siquiera las autoridades civiles, respeta y garantiza los derechos de las minorías étnicas y religiosas.

El abogado King Devasish Roy, también él un indigena, ha escrito una carta abierta a las autoridades civiles y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Bangladesh, denunciando cuanto ha sucedido y señalando "la complicidad de las fuerzas de policía". La carta pide una investigación del incidente de Ragipara con la identificación y la condena de los culpables e invita al Gobierno a proteger y salvaguardar los derechos de los ciudadanos miembros de las minorías étnicas o religiosas.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.