Header Ads

Cristianos paquistaníes forzados a vender sus órganos (i)

Por Dazibao-Ñ-/

En Pakistán, están aumentando los casos de patronos musulmanes que  fuerzan  a sus empleados cristianos a vender sus órganos.

A.S.N, ha dado a conocer los estremecedores casos de los hermanos Masih y de Inayat Masih, cristianos al servicio de empleadores musulmanes que han sido víctimas de la más despiadada codicia.

A Merherban Masih, de 30 años y a su hermano mayor Nazar, un fabricante de ladrillos les ofreció hace tres años un empleo por el que les pagaría el salario establecido por  ley. Los “choodras” (término despectivo aplicado a los cristianos)  aceptaron trabajar para el musulmán, pero a los 2 meses, el capataz les comunicó que  debido a la deuda que ambos habían contraído con el amo, una parte del sueldo les sería retenido. Ante las protestas de los hermanos, que no habían pedido ningún crédito, se les presento como prueba un documento en el que aparecían las marcas emborronadas de una huella dactilar. Al negarse los cristianos al pago de la deuda inexistente, fueron torturados, golpeados con barras de hierro y  permanecieron encadenados durante  2 semanas bajo la custodia del empleador.

Merherban y Nazar, suplicaron que se les liberase, puesto que sus familias no tenían con qué mantenerse y, además, desconocían donde se encontraban. Fue entonces, cuando se vieron obligados a aceptar  pagar la cantidad de 2.976 dólares al amo musulmán y, para el caso de retraso en el abono de la suma, se estableció que las familias de los dos cristianos quedarían en poder del “acreedor”.

Pero, el patrón “acreedor”  no sólo deducía un porcentaje del salario a sus empleados extorsionados, sino que también violaba dos o tres veces a la semana a Shamila, esposa de Meherban y amenazaba a Bilqees Bibi, esposa de Nazar, con violar a sus tres hijas.

El tiempo fue transcurriendo hasta que un día, el patrón  exigió  con violencia  el pago  inmediato de toda la cantidad, a sabiendas de que los cristianos no podían hacer efectivo el pago. Y cuando Bilqees Bibi le dijo al patrón que les era imposible saldar la deuda, éste le respondió que la única “solución”  satisfactoria era que ella vendiera su riñón. Pero como Bilqees, madre de 6 hijos, no aceptó de buen grado la “solución” propuesta por el amo, fue introducida a la fuerza con los ojos vendados en un automóvil y conducida a un hospital. Horas más tarde, cuando despertó, se encontró en una cama con sábanas ensangrentadas y una cicatriz en el costado derecho. Al poco tiempo, averiguó que su patrón había vendido su riñón por 250.000 rupias.

Los hermanos Masih, finalmente, pudieron huir, pero la larga mando del fabricante de ladrillos  alcanzó a Shamila y  a su hija  Nyla de 7 años. Por ambas pide el patrón musulmán un rescate a los Masih de 250.000 rupias, y advierte que  de no hacerse efectivo el pago, las cristianas serán vendidas.

Meherban, marido de Shamila y padre de la pequeña Nyla, afirma que no confía en una policía que pide dinero por todo, aunque espera que los tribunales estudien su caso....

En la imagen aparecen Shamila y Nyla.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.