publi

El matadero de Mercabarna dispone de la marca de garantía halal, otorgada por el Instituto Halal de la Junta Islámica, desde que en el 2004 decidió hacer su apuesta por este mercado, que cada año gana adeptos entre consumidores de otras culturas y que representa una verdadera tortura para los animales sacrificados.

El 35,6% de los corderos y terneras que sacrifica Mercabarna se hace mediante el rito halal, siguiendo la ley islámica. El de Barcelona se ha convertido en uno de los mataderos de mayor crecimiento, ya que la mayor parte de los animales sacrificados se exportan al sur de Francia, Italia e incluso a países árabes como Líbano, Egipto o Turquía. Marruecos es también un mercado receptor emergente.

Una de las grandes comercializadoras de España y Cataluña, y principal cliente de este tipo de carne de Mercabarna, es la empresa Al Ándalus, que también tiene oficina comercial en Francia. En Cataluña, ya son 30 las empresas de diversa índole que han obtenido el sello del Instituto Halal. La mayoría son mataderos y empresas de elaboración de embutidos afincados en las provincias de Barcelona y Gerona, aunque también hay firmas de productos tan variados como aromas y esencias, helados, huevos o frutos secos, algunas tan conocidas como Casademont, Farggi o La Morella Nuts.

ASI ES ES SACRIFICIO HALAL



DISTRUCIÓN DEL SUFRIMIENTO ANIMAL

Algunas grandes cadenas de alimentación, como Lidl o Carrefour, ya tienen estos productos. Carrefour comenzó en el 2004 y actualmente ofrece productos halal en 12 de los 24 hipermercados que posee en Cataluña. En carnicería existen referencias halal de vacuno, cordero, pollo y huevos. “La principal diferencia es que únicamente se presenta en bandejas, ya que tiene que manipularlo siempre personal autorizado por el Instituto Halal. En cuanto a productos envasados, el surtido halal incorpora aproximadamente medio centenar de referencias, entre las que hay mortadela de ave, salchichas de pollo o cuscús”, explican fuentes de la empresa.

También la firma barcelonesa Farggi, dedicada a la producción de helados, ha visto su oportunidad de negocio y recientemente ha firmado un acuerdo con el grupo qatarí Ibin Ajayan Trading Group para abrir 40 tiendas Farggi en cinco años en los países de su área de influencia. “Para nosotros no representa un esfuerzo extraordinario”, asegura el técnico Joan Viñallonga, quien ha conseguido el certificado halal para los productos Farggi tras eliminar de sus ingredientes los haram –los prohibidos por el islam– como el alcohol y los aditivos y derivados del cerdo.

El 35% de los corderos sacrificados en Mercabarna se hacen mediante el rito Halal

El matadero de Mercabarna dispone de la marca de garantía halal, otorgada por el Instituto Halal de la Junta Islámica, desde que en el 2004 decidió hacer su apuesta por este mercado, que cada año gana adeptos entre consumidores de otras culturas y que representa una verdadera tortura para los animales sacrificados.

El 35,6% de los corderos y terneras que sacrifica Mercabarna se hace mediante el rito halal, siguiendo la ley islámica. El de Barcelona se ha convertido en uno de los mataderos de mayor crecimiento, ya que la mayor parte de los animales sacrificados se exportan al sur de Francia, Italia e incluso a países árabes como Líbano, Egipto o Turquía. Marruecos es también un mercado receptor emergente.

Una de las grandes comercializadoras de España y Cataluña, y principal cliente de este tipo de carne de Mercabarna, es la empresa Al Ándalus, que también tiene oficina comercial en Francia. En Cataluña, ya son 30 las empresas de diversa índole que han obtenido el sello del Instituto Halal. La mayoría son mataderos y empresas de elaboración de embutidos afincados en las provincias de Barcelona y Gerona, aunque también hay firmas de productos tan variados como aromas y esencias, helados, huevos o frutos secos, algunas tan conocidas como Casademont, Farggi o La Morella Nuts.

ASI ES ES SACRIFICIO HALAL



DISTRUCIÓN DEL SUFRIMIENTO ANIMAL

Algunas grandes cadenas de alimentación, como Lidl o Carrefour, ya tienen estos productos. Carrefour comenzó en el 2004 y actualmente ofrece productos halal en 12 de los 24 hipermercados que posee en Cataluña. En carnicería existen referencias halal de vacuno, cordero, pollo y huevos. “La principal diferencia es que únicamente se presenta en bandejas, ya que tiene que manipularlo siempre personal autorizado por el Instituto Halal. En cuanto a productos envasados, el surtido halal incorpora aproximadamente medio centenar de referencias, entre las que hay mortadela de ave, salchichas de pollo o cuscús”, explican fuentes de la empresa.

También la firma barcelonesa Farggi, dedicada a la producción de helados, ha visto su oportunidad de negocio y recientemente ha firmado un acuerdo con el grupo qatarí Ibin Ajayan Trading Group para abrir 40 tiendas Farggi en cinco años en los países de su área de influencia. “Para nosotros no representa un esfuerzo extraordinario”, asegura el técnico Joan Viñallonga, quien ha conseguido el certificado halal para los productos Farggi tras eliminar de sus ingredientes los haram –los prohibidos por el islam– como el alcohol y los aditivos y derivados del cerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada