publi

Por Dazibao-Ñ-/


En un distrito londinense,  han aparecido pegatinas y carteles islamistas  en los que se lee el eslogan : “Zona libre de homosexuales. Alá es severo en el castigo”. 

 Hace una semana, un musulmán fue detenido por la policía cuando repartía frente a una mezquita octavillas con mensajes que incitaban al asesinato de los homosexuales. Ayer, los seguidores de esa  misma pacífica religión, manifestaron su voluntad, mediante una zafia cartelería, de imponer en un distrito de Londres su zona de dominación islámica anti-homosexual. Mientras tanto, en las mezquitas del Reino Unido de la Gran Bretaña (algunas de ellas antiguas iglesias) se lanzan todos los días soflamas contra las minorías sexuales, judíos, cristianos y ateos, sin que exista una respuesta penal. 

El activista Peter Tatchel, que ha sufrido ya tres ataques perpetrados por jóvenes musulmanes, afirma que la violencia homófona se está extendiendo  también a las universidades, siendo los musulmanes gays quienes sufren con  mayor intensidad las agresiones islamistas. Sin embargo, destaca que “un pequeño grupo de fanáticos” no representa al islam, puesto que la mayoría de los musulmanes británicos rechaza este tipo de actitudes... No obstante, apela a los imanes del East London para que condenen rotundamente la homofobia, al tiempo que reclama al Consejo de Tower Hamlets, dirigido por un musulmán, una declaración en el mismo sentido.

Grande es la fe de Mr Tatchel (pateado repetidamente por muslimes) que espera de los imanes londinenses una severa censura de la homofobia, que dicho sea de paso, no se producirá jamás. 

 


 

En Londres los musulmanes quieren "zonas libres" de homosexuales

Por Dazibao-Ñ-/


En un distrito londinense,  han aparecido pegatinas y carteles islamistas  en los que se lee el eslogan : “Zona libre de homosexuales. Alá es severo en el castigo”. 

 Hace una semana, un musulmán fue detenido por la policía cuando repartía frente a una mezquita octavillas con mensajes que incitaban al asesinato de los homosexuales. Ayer, los seguidores de esa  misma pacífica religión, manifestaron su voluntad, mediante una zafia cartelería, de imponer en un distrito de Londres su zona de dominación islámica anti-homosexual. Mientras tanto, en las mezquitas del Reino Unido de la Gran Bretaña (algunas de ellas antiguas iglesias) se lanzan todos los días soflamas contra las minorías sexuales, judíos, cristianos y ateos, sin que exista una respuesta penal. 

El activista Peter Tatchel, que ha sufrido ya tres ataques perpetrados por jóvenes musulmanes, afirma que la violencia homófona se está extendiendo  también a las universidades, siendo los musulmanes gays quienes sufren con  mayor intensidad las agresiones islamistas. Sin embargo, destaca que “un pequeño grupo de fanáticos” no representa al islam, puesto que la mayoría de los musulmanes británicos rechaza este tipo de actitudes... No obstante, apela a los imanes del East London para que condenen rotundamente la homofobia, al tiempo que reclama al Consejo de Tower Hamlets, dirigido por un musulmán, una declaración en el mismo sentido.

Grande es la fe de Mr Tatchel (pateado repetidamente por muslimes) que espera de los imanes londinenses una severa censura de la homofobia, que dicho sea de paso, no se producirá jamás. 

 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada