Header Ads

Pablo Barranco Schnitzler | Sociovergüenza 'made in Catalonia'

¡ El Tripartit ha muerto ! ¡ Viva la sociovergüenza ! ¿Hasta cuándo nos seguirán tomando por idiotas?

En noviembre de 2010, el fracasado Tripartit nos decía que acumulábamos una deuda de sólo 3.344 millones de €. Total, cuatro duros. Y se pregunta uno: ¿para qué pusieron entonces en circulación los bonos made in Catalonia?

Sólo unos días más tarde, el Molt Honorable José Montilla le traspasaba al Molt Honorable Artur Mas, aparte de los poderes, una deuda de 3.845 millones de €. Caray, decíamos algunos, pues sí que ha crecido el niño en tan poco tiempo. Pinta feo el asunto de las pelas.

En plena cuesta de enero de 2011, el ya aposentado Govern descubre que la deuda, ¡oh, sorpresa!, llega hasta los 7.552 millones de €, y le echa la culpa al Govern de su antecesor. Que si las escapadas secretillas a Perpignan, las limousinas tuneadas, el mantenimiento de las pseudoembajadas en el extranjero, los viajecitos pagados para visitar a tribus africanas y muchos otros gastillos "de bolsillo" que ni conocemos ni conoceremos nunca. Si antes pintaba feo, ahora ya es una sensación de indignación la que recorre el cuerpo de todo buen catalán.

Una vez más, aparece el aparato del PSC para tranquilizarnos: que Mas ("más de lo mismo"), exagera. Que no son 7.552 millones de €, hombre, que sólo son 7.200 millones de €. Menos mal, porque sin esta corrección a la baja habríamos estado al borde del colapso financiero. Pero una vez más (y van...), el PSC nos ha salvado, después de este cambio radical la cosa cambia. SOLO debemos 7.200 millones de €, esto está chupado. Venga, si todos arrimamos el hombro, conseguiremos pagar...los sueldos de los funcionarios el mes que viene. ¿Y luego qué? ¿La nada?

Y estábamos precisamente ocupados con nuestras cavilaciones cuando una fría y nebulosa mañana de febrero nos levantamos, encendemos la radio y, ¡tierra trágame!, resulta que NECESITAMOS 11.662 MILLONES DE EUROS para que esto no se vaya al garete. Y lo está comunicando el Govern de la Generalitat, no es un vudú de las estrategias financieras el que lo dice. Esto es inaudito. Esto no hay quien lo arregle. En sólo 3 meses la cifra oficial se ha casi ¡cuatruplicado! Efectivamente, nos siguen tomando por idiotas. Vaya cara más dura.

La historia tiene un colofón kafkiano: el mismo día nos tenemos que enterar por boca del PSC que es todo mentira, que "sólo" necesitamos 8.788 millones de €. Según el PSC, claro, porque a los pocos minutos salta otra vez la alarma desde Madrid: según la ministra Salgado, el actual Govern tiene razón, nos hacen falta urgentemente 11.662 millones de €.

Esta historia, real como la vida misma, sería para echarse a reír si no fuera porque Catalunya y España se encuentran actualmente a la cola de Europa en casi todos los baremos: el empleo, la educación, la productividad, las ayudas sociales a los que realmente se las merecen y muchas cosas más. Mientras tanto, el nuevo Govern sigue haciendo el ridículo: pretenden salvar la crisis con una reducción de gastos en las administraciones de un 9%. Patético. Hay que coger la sartén por el mango y ventilarse al 50% de los inútiles a todos aquellos que siguen cobrando sueldazos a cambio de no hacer absolutamente nada

La situación es inaguantable, pero no sólo en Catalunya. Junto a la nuestra, las otras dos Comunidades más endeudadas son Madrid y Valencia, ambas gobernadas por el PP, ese que a partir de 2012 dice que solucionará de golpe todos nuestro problemas. A esto hay que añadir la ciudad de Madrid, que, al igual que Catalunya, por subirse a la montaña rusa de la especulación, la gestión nefasta y la corrupción, está metida en un oscuro túnel financiero del que no sabe cómo salir.

Por tanto, ni socialistas, ni convergentes ni populares, van a coger el toro por los cuernos. Son incapaces de llevar adelante dignamente una gestión austera y realista, con sacrificios demostrables y no medidas de marketing político.

Con toda la honradez y humildad, desde el equipo humano de Vía Democrática, intentaremos empezar a arreglar desde algunos ayuntamientos esta situación caótica, de la que los únicos culpables son los políticos que, durante muchos años, se han llenado los bolsillos de manera indigna y rastrera.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.