Header Ads

Sarkozy: "No podemos aceptar que Francia sufra ninguna imposición musulmana"

Nicolas Sarkozy justifica su nueva ofensiva política personal, con respecto al Islam de Francia, por estas razones: “Nosotros estamos pagando, ahora, la inexistencia de un gran debate nacional sobre la inmigración, durante los años 70 y 80 del siglo pasado.

Con el Islam y la laicidad ocurre ahora algo muy parecido. Es nuestro deber plantear esos problemas con claridad, para evitar que se conviertan en problemas, podridos, dentro de unos años”.

“El Islam será un tema “faro” de la próxima elección presidencial”, afirma un diputado conservador, tras un desayuno de trabajo con Nicolas Sarkozy, que ha decidido “fijar las reglas” del culto musulmán en Francia.

El presidente de la República ha celebrado una reunión de trabajo con el grupo parlamentario de su partido, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), para establecer un calendario de acciones concretas.

A muy corto plazo, se ha decidido que la UMP celebre una gran convención nacional, esta primavera, para debatir de estos temas: lugares de culto, contenido de la prédica de los imanes musulmanes, lengua en la que deben pronunciarse los sermones musulmanes en mezquitas y lugares de culto, financiación del Islam de Francia, oración en las calles...

La convención de la UMP contará con la asesoramiento de las jerarquías de las jerarquías religiosas musulmanas y del episcopado, para evitar tensiones “no deseadas” y proponer al gobierno posibles decretos y proyectos de Ley.

Según ABC, tras las conclusiones de trabajo de la UMP, el gobierno estudiará las medidas legislativas que irá proponiendo a partir del verano y el otoño próximos, cuando la campaña de las presidenciales francesas comenzará a cobrar una importancia creciente.

Dirigiéndose a los diputados de la UMP, Sarkozy insiste en la importancia social, cultural y política del problema, en estos términos: “¿Cuales son los límites que debemos o no debemos poner al Islam en Francia? No podemos aceptar que Francia sufra ninguna imposición musulmana, ni de otro tipo. La nuestra es una sociedad laica. Lanzamos el debate del burka. Y hemos legislado al respecto. Las cosas están claras. Debemos tener, también, un debate nacional sobre la prédica y la oración callejeras. Es necesario conseguir un “corpus” nacional sobre el puesto del Islam y las religiones, para poder aplicar a partir del 2011”.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.