Por Dazibao-Ñ-/
Mr Abdur Raheem Green,  predicador musulmán conocido por sus puntos de vista radicales, ha sido invitado por la Universidad de Birmingham para que  ilustre a los estudiantes sobre la verdadera realidad del islam.

Mister Green, británico rubicundo y algo ancho de huesos convertido al Islam,  tiene prohibida la entrada en Australia desde 2005, país donde ya son conocidos sus desvaríos islamistas.  Sin embargo, pese a la mala fama que le precede, una universidad inglesa le ha abierto sus puertas y la policía metropolitana le ha pedido su colaboración para hacer frente a los grupos radicales islamistas.

En la patria de Jack the Ripper (Jaime el Destripador) el señor Green,  ha dejado claro que el 11-S fue obra de la C.I.A y el Mossad; que Estados Unidos debe liberar a  Alí Timini, encarcelado por enviar a los campos de entrenamiento talibanes a jóvenes americanos; que es necesaria una estricta aplicación de la Sharía y que el Islam es una religión de paz.

Según Mister Green,  “delitos públicos” como el acto homosexual y  el adulterio, merecen una lenta y dolorosa muerte para sirva de advertencia a los proclives, en  clara referencia a la lapidación.

Por su parte, la portavoz de la Universidad, ha declarado que la institución es intolerante con cualquier tipo de discriminación, y discriminatorio sería vetar la presencia de personas portadoras de “valores morales diferentes a los nuestros”.

"Despite his radical views, the Metropolitan Police has previously asked him to work with them to tackle fundamentalism" Mercury Sunday.net

Un radical islamista da una conferencia en la Universidad de Birmingham

Por Dazibao-Ñ-/
Mr Abdur Raheem Green,  predicador musulmán conocido por sus puntos de vista radicales, ha sido invitado por la Universidad de Birmingham para que  ilustre a los estudiantes sobre la verdadera realidad del islam.

Mister Green, británico rubicundo y algo ancho de huesos convertido al Islam,  tiene prohibida la entrada en Australia desde 2005, país donde ya son conocidos sus desvaríos islamistas.  Sin embargo, pese a la mala fama que le precede, una universidad inglesa le ha abierto sus puertas y la policía metropolitana le ha pedido su colaboración para hacer frente a los grupos radicales islamistas.

En la patria de Jack the Ripper (Jaime el Destripador) el señor Green,  ha dejado claro que el 11-S fue obra de la C.I.A y el Mossad; que Estados Unidos debe liberar a  Alí Timini, encarcelado por enviar a los campos de entrenamiento talibanes a jóvenes americanos; que es necesaria una estricta aplicación de la Sharía y que el Islam es una religión de paz.

Según Mister Green,  “delitos públicos” como el acto homosexual y  el adulterio, merecen una lenta y dolorosa muerte para sirva de advertencia a los proclives, en  clara referencia a la lapidación.

Por su parte, la portavoz de la Universidad, ha declarado que la institución es intolerante con cualquier tipo de discriminación, y discriminatorio sería vetar la presencia de personas portadoras de “valores morales diferentes a los nuestros”.

"Despite his radical views, the Metropolitan Police has previously asked him to work with them to tackle fundamentalism" Mercury Sunday.net