TOMEMOS NOTA...

Suspenden a una psicóloga por avalar una falsa denuncia de abuso sexual

La investigación determinó que los informes de la psicóloga no se correspondían con la realidad, ya que la niña no ha visitado a su padre desde hace dos años.

Según informa el diario La Capital, el tribunal de Etica del Colegio de Psicólogos de Rosario (Argentina) ha suspendido a una profesional por cuatro meses, por haber avalado con su dictamen una acusación falsa de abuso sexual realizada por la madre de una niña contra su padre, según fuentes judiciales.

El hombre había ido a buscarla al domicilio de la madre en la ciudad argentina de Granadero Baigorria y recibió la noticia de que estaba inhibido de ver a la niña por una acusación de abuso sexual. El abogado del padre, Leonel Bores, en declaraciones a la emisora rosarina LT8 dijo que “estas situaciones son frecuentes entre padres que se separan. Es una forma complicada, perversa y reiterada que es usual en el contexto de las separaciones conflictivas”.

Bores sostuvo que “comienzan con denuncias de golpes, de maltrato, y las peores son estas de abusos, con lo cual se aseguran por lo menos seis meses, un año o hasta dos años de impedimento de contacto y de dejar a la persona arruinada, con desprestigio, deshonra, como pasa en este caso”.

El abogado señaló que “afortunadamente la Justicia penal dictaminó el archivo de la causa porque la denuncia no tenía ningun contexto probatorio. Además, los informes elevados a la Justicia por la psicóloga a la que le fue suspendida la matrícula fueron determinantes para que se consolide las sospecha sobre su defendido”.

Asimismo, manifestó que “la niña tiene cuatro años y hace dos que no ve a su padre, es decir la mitad de su vida, estamos bregando todavía para lograr un régimen de visita. La madre aún con toda esta evidencia en su contra no asiste a las audiencias y no predispone para colaborar en la investigación”.

Por otra parte, el padre de la niña dijo que desde que empezó el conflicto familiar vive angustiado y destacó que “uno tiene sus autodefensas, tengo más de 40, pero lo peor lo pasa la criatura que está en el momento de formación de su persona, me preocupan además los profesionales que se prestan a esta falsedad”.