publi

Luto y terror en la comunidad cristiana en Pakistán: el ministro federal para las Minorías Religiosas, el católico Shahbaz Bhatti, fue asesinado ayer en Islamabad. Fuentes locales han ex`licado que el Ministro había salido de su residencia para ir a la oficina, estaba en el coche con su sobrina y su chofer.

[hana-flv-player video="http://www.minutodigital.com/imagenes5/asesinato.flv" width="600"  description="" player="4" autoload="true" autoplay="false" loop="false" autorewind="true" /]

No llevaba escolta. De repente, un pequeño automóvil Suzuki se ha posicionado al lado del coche del Ministro y ha disparado una bala a la ventana del conductor, para detenerlo. Un grupo de hombres armados y enmascarados, han sacado del coche al Ministro y le han lanzado una lluvia de disparos con armas automáticas, durante unos dos minutos. Después el comando ha huido. El conductor ha llevado al Ministro al hospital de Islamabad, donde Bhatti ha llegado ya muerto. No se ha producido una reivindicación oficial del acto, pero la investigación inicial, parece indicar que se trata del ataque de un grupo taliban que ha dejado en el lugar del delito folletos firmados por “Tehrik-i-Taliban- Punjab”.

Fuentes locales se preguntan por qué el Ministro, que ya había sido objeto de amenazas públicas por parte de grupos terroristas como “Lashkar e-toiba”, no tenía una escolta. Sacerdotes y religiosas de Pakistán no dudan en definir a Bhatti como un "mártir", alguien que "ha dado su vida por la defensa de los derechos de las minorías religiosas, especialmente de los cristianos”.

Peter Jacob, Secretario de la Comisión Episcopal ‘Justicia y Paz’, amigo personal de Bhatti, ha declarado: "Estamos en un estado de shock y pánico: la comunidad católica, todos los cristianos, estamos traumatizados por este último asesinato. Nos sentimos desconcertados e indefensos. Este asesinato significa que el país está a merced de los terroristas, que pueden permitirse asesinar a personalidades de alto rango. Nos sentimos muy vulnerables: los son sobre todo, los defensores de los derechos humanos y las minorías religiosas. Condenamos enérgicamente este acto de barbarie. Ahora es el momento de luto, luego como cristianos, decidiremos qué hacer”.

Bhatti, de 42 años, había sido confirmado como Ministro Federal para las Minorías religiosas en la reciente remodelación del Gobierno, y ocupaba este cargo desde 2008. Era originario de la aldea de Khushpur cerca de Faisalabad, en el Punjab, llamado “el Vaticano de Pakistán", ya que es un pueblo fundado por los Padres Dominicos, que ha dado muchos sacerdotes, religiosas y religiosos paquistaníes.

En su compromiso como activista por los derechos humanos y por las minorías religiosas, Bhatti había fundado la “All Pakistan Minorities Alliance” y el “Christian Liberation Front”, organizaciones muy activas en la sociedad civil. Era un exponente en la lucha por la revisión de la ley sobre la blasfemia, que le ha costado la vida. En los últimos días había asegurado, de forma reservada a la Agencia Fides que la "Comisión para la Revisión de la ley sobre la blasfemia", ordenada por el presidente Ali Zardari, bajo la dirección de Bhatti, era un proyecto que no estaba abandonado, pero que seguía estando lejos del centro de atención. Últimamente le gustaba repetir "he quemado mis naves", en referencia a un esfuerzo que estaba involucrando toda su existencia, que no permitía dar un paso atrás. En una reciente entrevista declaró que consideraba su servicio en política como un “testimonio de la fe en Cristo”.

Asesinan al ministro cristiano Shahbaz Bhatti en Islamabad

Luto y terror en la comunidad cristiana en Pakistán: el ministro federal para las Minorías Religiosas, el católico Shahbaz Bhatti, fue asesinado ayer en Islamabad. Fuentes locales han ex`licado que el Ministro había salido de su residencia para ir a la oficina, estaba en el coche con su sobrina y su chofer.

[hana-flv-player video="http://www.minutodigital.com/imagenes5/asesinato.flv" width="600"  description="" player="4" autoload="true" autoplay="false" loop="false" autorewind="true" /]

No llevaba escolta. De repente, un pequeño automóvil Suzuki se ha posicionado al lado del coche del Ministro y ha disparado una bala a la ventana del conductor, para detenerlo. Un grupo de hombres armados y enmascarados, han sacado del coche al Ministro y le han lanzado una lluvia de disparos con armas automáticas, durante unos dos minutos. Después el comando ha huido. El conductor ha llevado al Ministro al hospital de Islamabad, donde Bhatti ha llegado ya muerto. No se ha producido una reivindicación oficial del acto, pero la investigación inicial, parece indicar que se trata del ataque de un grupo taliban que ha dejado en el lugar del delito folletos firmados por “Tehrik-i-Taliban- Punjab”.

Fuentes locales se preguntan por qué el Ministro, que ya había sido objeto de amenazas públicas por parte de grupos terroristas como “Lashkar e-toiba”, no tenía una escolta. Sacerdotes y religiosas de Pakistán no dudan en definir a Bhatti como un "mártir", alguien que "ha dado su vida por la defensa de los derechos de las minorías religiosas, especialmente de los cristianos”.

Peter Jacob, Secretario de la Comisión Episcopal ‘Justicia y Paz’, amigo personal de Bhatti, ha declarado: "Estamos en un estado de shock y pánico: la comunidad católica, todos los cristianos, estamos traumatizados por este último asesinato. Nos sentimos desconcertados e indefensos. Este asesinato significa que el país está a merced de los terroristas, que pueden permitirse asesinar a personalidades de alto rango. Nos sentimos muy vulnerables: los son sobre todo, los defensores de los derechos humanos y las minorías religiosas. Condenamos enérgicamente este acto de barbarie. Ahora es el momento de luto, luego como cristianos, decidiremos qué hacer”.

Bhatti, de 42 años, había sido confirmado como Ministro Federal para las Minorías religiosas en la reciente remodelación del Gobierno, y ocupaba este cargo desde 2008. Era originario de la aldea de Khushpur cerca de Faisalabad, en el Punjab, llamado “el Vaticano de Pakistán", ya que es un pueblo fundado por los Padres Dominicos, que ha dado muchos sacerdotes, religiosas y religiosos paquistaníes.

En su compromiso como activista por los derechos humanos y por las minorías religiosas, Bhatti había fundado la “All Pakistan Minorities Alliance” y el “Christian Liberation Front”, organizaciones muy activas en la sociedad civil. Era un exponente en la lucha por la revisión de la ley sobre la blasfemia, que le ha costado la vida. En los últimos días había asegurado, de forma reservada a la Agencia Fides que la "Comisión para la Revisión de la ley sobre la blasfemia", ordenada por el presidente Ali Zardari, bajo la dirección de Bhatti, era un proyecto que no estaba abandonado, pero que seguía estando lejos del centro de atención. Últimamente le gustaba repetir "he quemado mis naves", en referencia a un esfuerzo que estaba involucrando toda su existencia, que no permitía dar un paso atrás. En una reciente entrevista declaró que consideraba su servicio en política como un “testimonio de la fe en Cristo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada