publi

No acabamos de creerlo, pero el Ministerio del Interior afirma que ha potenciado los servicios de información de las Fuerzas de Seguridad para llevar a cabo un seguimiento "permanente y en tiempo real" de las páginas de Internet que se han convertido en una vía de comunicación, reclutamiento, propaganda y formación del yihadismo radical.



Así consta en una respuesta parlamentaria del Gobierno a una pregunta del diputado del PP Rafael Hernando, en la que el Ejecutivo detalla su plan de acción para combatir la expansión del islamismo violento en España.

Además de Internet, Interior vigila especialmente las cárceles por medio de un Plan de Intervención para el Seguimiento y Prevención de la Radicalización en los centros penitenciarios.

Gracias a este plan, los funcionarios realizan un seguimiento personalizado de los presos de origen islámico susceptibles de caer en "procesos de radicalización" y llevan a cabo un "control preventivo" para evitar "influencias no deseadas" desde el exterior.

Las Fuerzas de Seguridad analizan también los discursos de los líderes religiosos de los movimientos islamistas asentados en España y, en especial de los congresos salafistas, que propugnan un Islam radical y de ruptura con la cultura occidental.

Todas estas actuaciones se enmarcan en un Plan de acción diseñado por los departamentos de Justicia y de Interior con un doble objetivo: integrar a la comunidad musulmana y combatir la expansión del islamismo radical.

Este plan implica la colaboración de los dos ministerios, el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), las comunidades autónomas, las Fuerzas de Seguridad e Instituciones Penitenciarias.

El Gobierno afirma que vigila "en tiempo real" las webs yihadistas

No acabamos de creerlo, pero el Ministerio del Interior afirma que ha potenciado los servicios de información de las Fuerzas de Seguridad para llevar a cabo un seguimiento "permanente y en tiempo real" de las páginas de Internet que se han convertido en una vía de comunicación, reclutamiento, propaganda y formación del yihadismo radical.



Así consta en una respuesta parlamentaria del Gobierno a una pregunta del diputado del PP Rafael Hernando, en la que el Ejecutivo detalla su plan de acción para combatir la expansión del islamismo violento en España.

Además de Internet, Interior vigila especialmente las cárceles por medio de un Plan de Intervención para el Seguimiento y Prevención de la Radicalización en los centros penitenciarios.

Gracias a este plan, los funcionarios realizan un seguimiento personalizado de los presos de origen islámico susceptibles de caer en "procesos de radicalización" y llevan a cabo un "control preventivo" para evitar "influencias no deseadas" desde el exterior.

Las Fuerzas de Seguridad analizan también los discursos de los líderes religiosos de los movimientos islamistas asentados en España y, en especial de los congresos salafistas, que propugnan un Islam radical y de ruptura con la cultura occidental.

Todas estas actuaciones se enmarcan en un Plan de acción diseñado por los departamentos de Justicia y de Interior con un doble objetivo: integrar a la comunidad musulmana y combatir la expansión del islamismo radical.

Este plan implica la colaboración de los dos ministerios, el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), las comunidades autónomas, las Fuerzas de Seguridad e Instituciones Penitenciarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada