Header Ads

La catástrofe de Japón es un “castigo de Alá”

Por Dazibao-Ñ-/
Según una web musulmana, el terremoto y posterior maremoto producidos en Japón son producto de la ira de Alá, que castiga así  a los nipones por no aceptar el islam.

 

La web mahometana ISLAM25.com, publica un artículo firmado por un tal Haithan Al-Haddad, en el que se formula una pregunta retórica “¿ Por qué Alá ha infringido a los japoneses un castigo tan doloroso?”. La respuesta, según el desquiciado articulista, se encuentra el en Corán:

“Si los habitantes de las ciudades hubieran creído y temido a Alá, habríamos derramado sobre ellos bendiciones del cielo y de la tierra, pero desmintieron y nos apoderamos de ellos por lo que habían cometido.

¿Es que los habitantes de las ciudades están a salvo de que Nuestro rigor les alcance de noche, mientras duermen?

¿O están a salvo los habitantes de las ciudades de que Nuestro rigor les alcance de día, mientras juegan?

¿Es que están a salvo de la intriga de Alá? Nadie cree estar a salvo de la intriga de Alá sino los que se pierden. Sura 7, aleyas 96 a 99

El lunático, afirma que los japoneses pese a llevar una vida de “lujo”, jamás han agradecido a Alá su bienestar, no se han sometido a su Voluntad y le han negado su Señorío.  Y eso es a su juicio la mayor de las injusticias:

“¿O estáis , pues, a salvo de que Alá haga que la tierra os trague o de que envíe contra vosotros una tempestad de arena? No podríais encontrar protector” 17-68

Haitham Al-Haddad, creyente de Ala y de los desvaríos de su “profeta” ,  prosigue su demencial exposición destacando que:

“El trágico acontecimiento es, sin duda, una llamamiento de Alá, Señor  de todo lo que existe, para que las personas se sometan a Su Majestad y le adoraren sólo a él. Es un recordatorio para que nadie olvide que esta vida es temporal  está llena de sufrimiento, y que el disfrute verdadero sólo vendrá con éxito en la vida futura.” Y concluye el enloquecido afirmando categóricamente: “Esta vida de acá no es sino distracción y juego, pero la Morada Postrera, ésa sí que es la vida. Si supieran... ( 21-64)

¿Cuántos enamorados mahometanos por la muerte ajena, como Haitham,  circulan por nuestras ciudades?

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.