Header Ads

Los cristianos en Nigeria aseguran que el Gobierno no los protege de los islamistas

Muchos aldeanos fueron cortados hasta morir o quemados vivos en sus casas. Niños de sólo cinco años estaban entre los 500 cristianos asesinados. Otra sorpresa fue que muchos de los sobrevivientes dicen que los líderes militares disparaban fusiles de asalto AK-74. Los cristianos en Nigeria dicen que su gobierno no está haciendo lo suficiente para protegerlos de la milicia islámica.

Varios grupos defensores de los derechos humanos ahora están pidiendo a Estados Unidos y a Naciones Unidas que intervengan.

Uno de los peores ataques en años recientes ocurrió hace un año. Al contrario a previas invasiones a las aldeas cristianas, la milicia musulmana atacó la aldea de Dogo Nashawa en la madrugada.

“Cuando atacas gente que está dormida, gente inocente que no está preparada, eso es una masacre”, dice Emmannuel Ogebe, funcionario de la organización Defensores Internacional.

“Es un nivel completamente nuevo, uno que no habíamos visto antes. Son nómadas cuyas armas predilectas son machetes, arcos y flechas. Entonces, queremos comprender cómo obtuvieron estas armas sofisticadas”, agrega Ogebe.

El gobierno nigeriano prometió investigar, castigar a los autores y ayudar a prevenir futuros incidentes. Pese a esas promesas, otro ataque contra una aldea cristiana se produjo en octubre pasado. Nuevamente, fue de noche y con armas automáticas.

Mark Lipdo de Fundación Stefanos llegó a la escena poco después del asalto. “Llegué como a las 4 de la madrugada y lo que vimos fueron seis personas masacradas, en un charco de sangre. Las casas incendiadas, como 21 casas quemadas.

Lipdo dice que habló con muchos sobrevivientes, incluyendo un hombre que explicó lo que sucedió con su familia: “Su casa fue incendiada mientras su familia trataba de escapar. Su esposa fue masacrada, asesinada en presencia de sus hijos; tres de sus hijos, uno de ellos tenía como cinco años, murieron quemados al tratar de escapar”.

Plateau: campo de batalla clave

Muchos de los ataques han ocurrido en Nigeria central, en el estado de Plateu. Doce estados del norte son gobernados por la Sharía, la ley islámica radical.

David Carling es un misionero a Nigeria. Él dice que el estado de Plateau es un campo de batalla clave: “Está en medio de este deseo yihadista (yi-ja-dista) de traer el Islam a todo el país. Desafortunadamente está ligado con agencias y fuerzas exteriores”.

Carling vino a Nigeria en 1958, a servir como misionero médico. Él dice que los radicales musulmanes se han vuelto más violentos y agresivos en años recientes ya que Nigeria es crucial para sus planes de esparcir el Islam en África…

“Todo en Nigeria se ha desatado de forma horrenda. Sin duda, es realmente una estrategia nacional”.

“Nadie ha sido juzgado ni condenado por las miles, literalmente miles de muertes que han ocurrido en Nigeria en los años que hemos tenido este tipo de crisis. Nuestro objetivo es acabar la impunidad. Debe haber un punto donde digamos ‘es suficiente, no va pasar esto más en el país’. Debe haber consecuencias por tomar esas vidas”, dice Ogebe:

“Los cristianos alrededor del mundo pueden orar, apoyar, entender, y obviamente hay grandes respuestas financieras que se necesitan, pero eso es algo que el Señor debe poner en el corazón de las personas”, agrega Carling.

Mark Lipdo está de acuerdo, pero cree que una misión importante para su Fundación Stefanos es traer perdón: “Nuestra meta es enseñar a los cristianos en Nigeria a decir: ‘Hemos perdonado a los atacantes’. Si no lo hacemos, nos estafan dos veces. Porque aparte de las heridas, matanzas, las vidas que se pierden y las propiedades, perdemos también los valores: el valor principal del cristianismo que es el amor”.

FUENTE: MundoCristiano.tv

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.