Header Ads

Los vínculos de Junta Islámica con el régimen terrorista libio

Como recordaba esta semana Pedro Fernández Barbadillo en su blog, nuestro periódico, MinutoDigital.com, descubrió en 2006 las relaciones de Junta Islámica, Web Islam y su entonces presidente, el comunista converso, Mansur Escudero, con el régimen de Gadafi. Recordamos aquel artículo de 2006 que reproducimos por si interés actual:

Ver noticia en la antigua versión de MD en 2006 pulsando aquí
El converso Mansur Escuredo acepta cargos en un organismo pagado por una dictadura terrorista

[caption id="attachment_49800" align="alignleft" width="300" caption="Mansur Escudero con el autor del artículo "Tendrán su 11M", Abdennur Prado"][/caption]

Redaccion: 15.11.2006

El ex comunista Mansur Escudero viajó a Libia la semana pasada para participar en una reunión de la Secretaría General de Liderazgo Popular Islámico Mundial. Allí se le asignó un cargo en esta asociación, que preside y mantiene Gadafi, un dictador que admitió haber cometido actos terroristas y matado a docenas de occidentales.


El credo que practican muchos musulmanes es tan sectario que les lleva a unirse a otros correligionarios y colaborar con ellos en la expansión del islam, aunque maten a gente indefensa. Es el caso de Mansur Escudero, uno de los conversos españoles más conocidos, que ha presidido la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas y ha sido recibido por el presidente José Luis Rodríguez. Escudero colabora con un régimen dictatorial que persigue a los disidentes y a los creyentes de otras religiones y que ha cometido actos de terrorismo.

El viernes 7 de noviembre se celebró en Trípoli (Libia) una reunión de Secretaría General de Liderazgo Popular Islámico Mundial (World Islamic People Leadership) para debatir los sucesos del último semestre en el mundo islámico y renovar su comité ejecutivo, formado por cinco miembros, uno por cada continente. La Secretaría General aprobó una resolución de adhesión a la Alianza de Civilizaciones y eligió a Mansur Escudero como miembro del Comité Ejecutivo y representante para Latinoamérica y Europa. El nombramiento se considera una recompensa por la labor del ex comunista Escudero a favor de los musulmanes de habla española. Sus últimas iniciativas, recogidas en los medios de comunicación, han sido la petición de que se reconozca la nacionalidad española a los supuestos descendientes de los mahometanos expulsados en 1492, la regulación de la poligamia y el apoyo al matrimonio homosexual.

Según el portal www.webislam.org, Escudero declaró lo siguiente: “Considero este nombramiento un honor y una gran responsabilidad, que espero cumplir dignamente, con la ayuda de Alá”. Que sepamos, el presidente de la Junta Islámica Española no aprovechó su estancia en Libia para pedir elecciones libres ni libertad de culto para los cristianos ni arrepentimiento al dictador por los atentados que éste ordenó.

EL TERRORISTA GADAFI

La WIPL está presidida por el dictador Muamar Al-Gadafi y tiene su sede en Trípoli (Libia). Se fundó hace 25 años y agrupa a docenas de asociaciones islámicas, partidos políticos y ONG de todo el mundo. Cada cuatro años celebra una Asamblea General de todos sus miembros, y cada seis meses se reúnen los treinta miembros la Secretaria General para hacer el seguimiento de las resoluciones adoptadas en la Asamblea General.

Su máximo dirigente, el coronel Gadafi gobierna Libia desde 1969, cuando encabezó un golpe de Estado contra la monarquía del rey Idriss. En más de 30 años de dictadura, no ha habido elecciones. Gadafi ha enviado asesinos a matar a miembros de la oposición y ha practicado actos de terrorismo en Europa. Sus servicios secretos han estado implicado en numerosos atentados y en la financiación de grupos terroristas.

En 2003, Gadafi admitíó que su Gobierno había estado implicado en el atentado terrorista cometido en un avión en 1988 en el que fueron asesinadas alrededor de 270 personas. Después de varios años de sanciones internacionales aplicadas por la ONU a instancia de Estados Unidos y Gran Bretaña, el representante libio en este organismo entregó una carta en la que Trípoli reconocía oficialmente su participación en el atentado con bomba que derribó al vuelo 103 de Pan Am sobre la localidad escocesa de Lockerbie. La asunción de responsabilidad incluía el desembolso de 10 millones de dólares a los familiares de cada asesinado.

A Mansur Escuredo no le importa recibir honores de un terrorista, porque para él lo importante es la expansión del islam, al precio que sea.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.