Header Ads

Miedo en Estados Unidos a la islamización

El Islam se puede convertir en la religión dominante en las áreas urbanas de mayoría afroamericana para el año 2020.

A uno de cada cinco estadounidenses no le gustaría que su vecino fuese musulmán. El 31% reconoce que preferiría no viajar en un avión en el que hubiera pasajeros de rasgos árabes y casi la mitad de los ciudadanos reconoce tener prejuicios hacia una religión que “predica la violencia entre sus creyentes”. Cuando son preguntados cómo definirían el islam, hablan de “fanatismo”, “radicales” o “terror”.

Las investigaciones de la compañía de sondeos Gallup y el Pew Research Center ponen de manifiesto el creciente temor de los habitantes del país a lo que los medios de comunicación han bautizado como “la islamización de Norteamérica”.

La última polémica sobre la tormentosa relación con el islam se ha vivido en California. El temor a que la localidad de Temecula se convierta en foco de actividad extremista no ha sido suficiente para evitar que se levantase una mezquita para la comunidad musulmana, formada por unas 150 familias.

El caso de Temecula es sólo un ejemplo de lo que está sucediendo en todo el país. Según el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas, el número de mezquitas y centros religiosos islámicos se ha incrmentado un 42% en los últimos 10 años y la afluencia a ellas ha crecido un 75%. Sólo en Nueva York hay más de 100 centros de oración musulmanes, un tercio de los cuales ha sido construido a partir de 1990.

Según publica La Gaceta, “en Estados Unidos hay entre 40.000 y 50.000 mezquitas pero no hay ni una sola iglesia en Arabia Saudí”, dice el teólogo Mark Durie, colaborador de la Universidad de California.

El número de estadounidenses que se ha convertido al islam también se ha disparado y crece a ritmo de entre 20.000 y 100.000 nuevos fieles al año. Los estudios hablan ya de entre 7 y 10 millones de musulmanes viviendo legalmente en el país, el triple que hace una década. Casi la mitad de los estadounidenses que profesan esta religión pertenece a la comunidad afroamericana, mientras que un 24% proviene del sur de Asia, el 12% es de origen árabe y el resto procede de África, Europa e Iberoamérica.

Los ciudadanos más catastrofistas temen un Gobierno islámico en Estados Unidos. Pensamientos alimentados porque, desde la llegada de Barack Obama al poder, los musulmanes cuentan con un fuerte lobby en Washington.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.