Header Ads

Pablo Barranco | Nos siguen tomando por idiotas

Señores de CiU:

Han pasado tres meses desde que llegaron al poder, pero nos siguen tomando Ustedes por idiotas. Saben perfectamente que una gran parte de su voto de las últimas elecciones autonómicas es prestado, el famoso "voto útil" y "anti-Tripartito". Y, sin embargo, no cumplen con lo que dicen que iban a hacer. Les puede costar caro.

Primero: Reducir drásticamente el coste de las administraciones y sus aparatos. Resultado: 9%. ¿Desde cuándo un 9% es "drásticamente"? Primera tomadura de pelo.

Segundo: Eliminar el impuesto de sucesiones. Resultado: Seguimos pagando algo que no se paga en el resto de España. ¿Le tendré que pedir diplomáticamente a mi querida abuela que se vaya a morir allende las fronteras catalanas? Segunda tomadura de pelo.

Tercero: Eliminar los límites de velocidad. Resultado: Un desastre. Casi prefiero lo de antes, oiga. Ahora resulta que hay que pasar de 120 a 50 en menos de 100 metros, para a continuación volver a 80, pero, dependiendo de si llueve o truena o diluvia o caen chuzos de punta, un ordenador calcula la velocidad variable. Yo lo experimenté el otro día, y casi me la pego. En plena autovía de Castelldefels, en un tramo recto, con perfecta visibilidad y ningún peligro, y con condiciones climatológicas normales y realmente poco tráfico, las apresuradas y poco profesionales medidas del conseller Puig casi provocan un accidente múltiple. ¡Había que ponerse a 50 para evitar la maldita foto!

Mientras tanto, la fiscalía pide a los Señores Millet y Montull la bonita cifra de 23 millones de € por el saqueo del Palau. ¿Ya nadie habla de la presunta financiación ilegal de CiU por parte de estos ladrones de guante blanco? Qué rápido olvidamos.

Todo ha cambiado en Cataluña, o nada ha cambiado. Muchos se preguntan si hemos salido de Guatemala para meternos en Guatapeor.

El actual conseller de Treball quiere crear bastantes miles de puestos de trabajo en Cataluña. Esto me recuerda al tristemente histórico Felipe González y a su acólito Alfonso Guerra y sus proclamas populistas: "Vamos a crear 600.000 puestos de trabajo". En realidad se debía referir a que iba a crear "600 o 1.000 puestos de trabajo". Ellos dos con su equipo de inútiles y corruptos, no lo olvidemos, fueron los principales artífices de la anterior crisis. Y la casualidad nos depara una mala noticia: HOY en Cataluña sabemos que hemos llegado a la funesta cifra de.... 600.000 parados.

Mientras tanto, en mi pueblo, Sant Just Desvern, con una de las rentas per cápita más altas de Catalunya, y donde su alcalde (socialista) se jacta de haber promocionado 1.000 viviendas de protección oficial, la tasa de paro, en tan solo 48 meses, ha subido al 206%. Y él, mientras tanto, contratando casi exclusivamente inmigrantes para el ayuntamiento. Una vergüenza.

Pablo Barranco Schnitzler
viademocratica.org
Presidente y candidato a la alcaldía de Sant Just Desvern (Barcelona)

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.