publi

Por Dazibao-Ñ-/
Palestinos de Rafah, han repartido dulces para celebrar la matanza de una familia judía.


Los vecinos de la ciudad de Rafah, situada en el sur de Gaza, han salido a las calles para festejar el asesinato de cinco miembros de una familia israelí en la localidad de Itamar. Entre las víctimas, se encuentran un niño de 11 años, otro de 3 y un pequeño de 3 meses. Todos ellos fueron apuñalados mientras dormían.

La “Autoridad Palestina”, ha detenido a 20 elementos sospechosos en las poblaciones de Awarta, Zababdeh, Sanur y Silya.

Por su parte, Hamas, que acusa a la A.P de haber detenido a 3 indeseables de su organización terrorista, manifiesta su completo apoyo a “los resistentes que luchan contra los colonos”, y denuncia que “la noticia  del asesinato de 5 israelíes no es motivo suficiente para detener a nadie”.

Este tipo de celebraciones macabras son muy populares entre los palestinos que, como se recordará, mostraron su júbilo sin recato al conocer la noticia del atentado del 11-S.



En el año 2000, dos soldados israelíes fueron despedazados  por palestinos en las calles de Ramallah. La fotografía en la que un palestino mostraba sus manos manchadas con la sangre de los judíos recorrió el mundo. Sin embargo, un acto tan sangriento como éste fue objeto de obscena alegría y chanzas incluso para los niños palestinos.

Palestinos celebran la muerte de una familia judía asesinada a puñaladas repartiendo dulces

Por Dazibao-Ñ-/
Palestinos de Rafah, han repartido dulces para celebrar la matanza de una familia judía.


Los vecinos de la ciudad de Rafah, situada en el sur de Gaza, han salido a las calles para festejar el asesinato de cinco miembros de una familia israelí en la localidad de Itamar. Entre las víctimas, se encuentran un niño de 11 años, otro de 3 y un pequeño de 3 meses. Todos ellos fueron apuñalados mientras dormían.

La “Autoridad Palestina”, ha detenido a 20 elementos sospechosos en las poblaciones de Awarta, Zababdeh, Sanur y Silya.

Por su parte, Hamas, que acusa a la A.P de haber detenido a 3 indeseables de su organización terrorista, manifiesta su completo apoyo a “los resistentes que luchan contra los colonos”, y denuncia que “la noticia  del asesinato de 5 israelíes no es motivo suficiente para detener a nadie”.

Este tipo de celebraciones macabras son muy populares entre los palestinos que, como se recordará, mostraron su júbilo sin recato al conocer la noticia del atentado del 11-S.



En el año 2000, dos soldados israelíes fueron despedazados  por palestinos en las calles de Ramallah. La fotografía en la que un palestino mostraba sus manos manchadas con la sangre de los judíos recorrió el mundo. Sin embargo, un acto tan sangriento como éste fue objeto de obscena alegría y chanzas incluso para los niños palestinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada