Header Ads

Teresa Puerto | Islam, barbarie antidemocrática

Cuando el 10 de diciembre de 1948 asistimos a la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, base indiscutible de todas nuestras CONSTITUCIONES DEMOCRÁTICAS, tan solo hubo DOS tipos de países que se negaron a firmarlos: las dictaduras socialistas/comunistas, y las dictaduras islámicas : ninguna de ellas podía entonces firmar un texto que proclamaba la libertad de opinión y expresión, la igualdad ante la ley del hombre y de la mujer, la no discriminación por sexo, raza o religión, la libertad de asociación y reunión y que prohibía la esclavitud y la segregación racial.. Ni entonces, ni ahora.

En el siglo XXI estamos constatando que el ISLAMISMO se están aprovechando de nuestras débiles democracias europeas para , usando la técnica del “entrismo” acabar con ellas si algún dia se hacen con el poder. Su objetivo es imponer sus leyes religiosas coránicas ,”dictadas (según ellos) por un ser divino” y que solo pueden ser interpretadas por una minoría de gente (la suya, sus mulás). No obedecer dichas leyes totalitarias, o atreverse a criticarlas, conlleva condenas muy duras..

En una democracia real, incluso si un día una gran mayoría deseara someterse a esa leyes totalitarias y quisiera imponerlas, el pueblo NO ESTÁ OBLIGADO a aceptarlas y, además, tiene derecho a combatirlas. En democracia, los derechos de las minorías han de estar protegidos frente a los desmanes de las mayorías o de gobernantes déspotas.

Las repúblicas islámicas , no protegen a las minorías y convierten sus códigos religiosos en ley, aunque no los compartas : una aberración totalmente antidemocrática.

En democracia los partidos religiosos no pueden ser tratados como otros grupos políticos: en realidad, deben de estar absolutamente prohibidos. Presentan el mismo problema de los grupos nazionalistas totalitarios europeos.

La DEMOCRACIA se basa en la creencia de que los dos contendientes de una disputa deben intentar persuadirse mutuamente o llegar civilizadamente a un compromiso . Pero ese no es el caso en un régimen islámico en el que leyes laicas y leyes religiosas no pueden convivir simultáneamente : se ha de elegir entre unas u otras . La islámica es la ley del Korán, incompatible con la DEMOCRACIA.

Es la misma incompatibilidad que existe entre Comunismo y Democracia: estos dos regímenes no pueden convivir en un mismo pais : el Comunismo usa la misma técnica del entrismo para, una vez en el poder, destruir la Democracia .

Y, sin embargo, el fundamentalismo musulmán sigue avanzando , implacable, a través de desiertos y campos, violando fronteras y democracias , parlamentos y senados, a través de escuelas y traidores políticos entreguistas. Vienen a imponernos sus leyes medievales y feudales, y a devolvernos las insoportables cadenas que rompimos hace siglos....... Viene a lomos de un machismo pusilánime y déspota que no hace ascos a este neoesclavismo contra la mujer, disfrazado de “multiculturalismo”.

Nuestras DEMOCRACIAS auropeas están en peligro y seriamente amenazadas por sus fanatismos religiosos de raiz cavernícola y totalitaria. La DEMOCRACIA es incompatible con sus infraculturas medievales y tiránicas . Nos devuelven a la caverna y al cultivo del odio entre ciudadanos, tras dos mil años de batallas por la civilización y por las leyes civiles.

No creo que estados como Yugoslavia o Israel sean modelos de convivencia. En ambos está presente el Islam. Y como dice el Premio Nobel V. Naipul : " Los fundamentalistas islámicos no creen en la convivencia".

www.teresafreedom.com

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.