publi

Unos 540 presos se han escapado este lunes de la principal cárcel de la provincia de Kandahar, ubicada en el sur de Afganistán, a través de un túnel de 320 metros que ha sido excavado por los talibán, según ha informado un portavoz del gobierno local.

"Cientos de talibán han conseguido escapar de la prisión", ha dicho el portavoz del gobierno provincial, Zalmay Ayoubi, quien ha indicado que entre los fugados se encuentran algunos mandos de la insurgencia.

Por su parte, los talibán han confirmado la fuga a través de un comunicado en el que explican que el proceso duró aproximadamente unas cuatro horas y media. "Después, los muyahidines enviaron vehículos a los reos, que fueron llevados a destinos seguros", reza el texto.

Según lo recogido en esta nota, las obras de construcción de la galería comenzaron hace cinco meses y concluyeron la noche del domingo, "sorteando los puestos de control enemigos y la principal carretera hacia la prisión política", que une Kandahar y Kabul.

El penal, situado en las afueras de esta provincia, es uno de los más seguros del país, por lo que alberga tanto a talibán como a criminales. Sin embargo, no es la primera vez que sufre una fuga de este tipo, ya que en 2008 unos mil presos lograron salir de sus muros después de que los insurgentes volaran la entrada.

Este incidente se produce meses antes de que comience la transferencia de seguridad desde la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) a los mandos locales, un proceso que concluirá a finales de 2014, según el calendario previsto.

Afganistán: 500 terroristas musulmanes más en la calle

Unos 540 presos se han escapado este lunes de la principal cárcel de la provincia de Kandahar, ubicada en el sur de Afganistán, a través de un túnel de 320 metros que ha sido excavado por los talibán, según ha informado un portavoz del gobierno local.

"Cientos de talibán han conseguido escapar de la prisión", ha dicho el portavoz del gobierno provincial, Zalmay Ayoubi, quien ha indicado que entre los fugados se encuentran algunos mandos de la insurgencia.

Por su parte, los talibán han confirmado la fuga a través de un comunicado en el que explican que el proceso duró aproximadamente unas cuatro horas y media. "Después, los muyahidines enviaron vehículos a los reos, que fueron llevados a destinos seguros", reza el texto.

Según lo recogido en esta nota, las obras de construcción de la galería comenzaron hace cinco meses y concluyeron la noche del domingo, "sorteando los puestos de control enemigos y la principal carretera hacia la prisión política", que une Kandahar y Kabul.

El penal, situado en las afueras de esta provincia, es uno de los más seguros del país, por lo que alberga tanto a talibán como a criminales. Sin embargo, no es la primera vez que sufre una fuga de este tipo, ya que en 2008 unos mil presos lograron salir de sus muros después de que los insurgentes volaran la entrada.

Este incidente se produce meses antes de que comience la transferencia de seguridad desde la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) a los mandos locales, un proceso que concluirá a finales de 2014, según el calendario previsto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada