publi

Por Dazibao-Ñ-/
Diez organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han convocado en El Cairo una manifestación que tendrá lugar el 30 de mayo, para protestar por la tragedia que sufren 9.000 cristianos en 4 poblaciones del Alto Egipto.

 

Según informa AIN, un musulmán llamado Alí Hussein, alias “Holaku”, con la anuencia de la policía ha establecido un sistema de terror en varias poblaciones del país. Hussein, que dirige una organización formada por 200 mafiosos, inició sus actividades delictivas el 28 de enero asaltando el domicilio del cristiano Khalil Suweiha, que pronto retiró la denuncia presentada debido a las amenazas recibidas.

El 29 de enero, Hussein irrumpió en la casa de otro copto violando a su mujer y a su madre. También en este caso la denuncia fue posteriormente retirada.

Los casos de extorsión han ido aumentando, así como las amenazas de asaltos a  hogares de  cristianos. Hussein, secuestró a Yusuf Iskander y pidió por su liberación un rescate de 200.000 libras egipcias. Por Hanna Samuel de 12 años de edad,  exigió  el mafioso el pago de 500.000 libras.

Alí Hussein, en su calidad de autoproclamado “gobernador” de las localidades de Badraman, Nazlet, Deir Mawa y Minya, ha impuesto un toque de queda a los cristianos desde las 6 de la tarde a las 6 de la mañana. Todo cristiano que desobedece y es encontrado en una calle, es apaleado.

Tanto es el poder de Alí y tan notable su sensación de impunidad, que condujo el 2 de abril a 23 coptos que habían denunciado sus abusos ante isntancias policiales, a la sede de la Fiscalía General en El Cairo, para que se retractasen de las quejas que habían presentado. Sin embargo, al estar cerrado el recinto, paseó a sus víctimas por las redacciones de los diarios de la capital con el objeto de que informasen sobre la magnífica relación de fraternidad que existe entre los mahometanos y cristianos de la zona. Los 23 coptos, cuyos hijos se hallaban bajo la custodia de los secuaces de Alí Hussein, hicieron y juraron todo aquello que se les ordenó.

Así trata Egipto a 10.000 millones de sus ciudadanos de confesión cristiana.

Alí Hussein y sus 200 mafiosos aterrorizan a 9.000 cristianos en Egipto

Por Dazibao-Ñ-/
Diez organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han convocado en El Cairo una manifestación que tendrá lugar el 30 de mayo, para protestar por la tragedia que sufren 9.000 cristianos en 4 poblaciones del Alto Egipto.

 

Según informa AIN, un musulmán llamado Alí Hussein, alias “Holaku”, con la anuencia de la policía ha establecido un sistema de terror en varias poblaciones del país. Hussein, que dirige una organización formada por 200 mafiosos, inició sus actividades delictivas el 28 de enero asaltando el domicilio del cristiano Khalil Suweiha, que pronto retiró la denuncia presentada debido a las amenazas recibidas.

El 29 de enero, Hussein irrumpió en la casa de otro copto violando a su mujer y a su madre. También en este caso la denuncia fue posteriormente retirada.

Los casos de extorsión han ido aumentando, así como las amenazas de asaltos a  hogares de  cristianos. Hussein, secuestró a Yusuf Iskander y pidió por su liberación un rescate de 200.000 libras egipcias. Por Hanna Samuel de 12 años de edad,  exigió  el mafioso el pago de 500.000 libras.

Alí Hussein, en su calidad de autoproclamado “gobernador” de las localidades de Badraman, Nazlet, Deir Mawa y Minya, ha impuesto un toque de queda a los cristianos desde las 6 de la tarde a las 6 de la mañana. Todo cristiano que desobedece y es encontrado en una calle, es apaleado.

Tanto es el poder de Alí y tan notable su sensación de impunidad, que condujo el 2 de abril a 23 coptos que habían denunciado sus abusos ante isntancias policiales, a la sede de la Fiscalía General en El Cairo, para que se retractasen de las quejas que habían presentado. Sin embargo, al estar cerrado el recinto, paseó a sus víctimas por las redacciones de los diarios de la capital con el objeto de que informasen sobre la magnífica relación de fraternidad que existe entre los mahometanos y cristianos de la zona. Los 23 coptos, cuyos hijos se hallaban bajo la custodia de los secuaces de Alí Hussein, hicieron y juraron todo aquello que se les ordenó.

Así trata Egipto a 10.000 millones de sus ciudadanos de confesión cristiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada