publi

Por Dazibao-Ñ-/
En el Reino Unido, existen áreas donde las mujeres que no cubren su cabeza con el pañuelo islámico están recibiendo amenazas de muerte por parte de “radicales”, en su intento de imponer la Sharía . Otro objetivo de los “matones talibanes” son los homosexuales, acosados en la zona londinense  de Tower Hamlet. 



Primero, en un barrio “blanco” londinense  aparecieron hace meses  pegatinas donde se leía: “Zona Libre de Homosexuales. Verdaderamente, el castigo de Alá es severo”. Después, los “creyentes” destrozaron anuncios de H&M porque en ellos aparecían señoritas en bikini. Ahora,  hay zonas de Londres donde se amenaza con la muerte a las féminas, incluso infieles, que circulan por las calles sin cubrir su cabeza al modo musulmán.

Según el Mail Online, una mujer de origen musulmán empleada en una farmacia, recibió la visita de unos “hermanos de fe” que la conminaron a utilizar el niqab. Ella, denunció en un programa de televisión la extraña visita, y a los pocos días se personó en la mencionada farmacia un varón que la amenazó de muerte, anunciándole un boicot al establecimiento. Más tarde, sus empleadores le “aconsejaron”  que se tomase unas “vacaciones”... es decir, fue despedida.

En el rico “contexto multicultural” británico, donde las celebraciones cristianas son vilipendiadas públicamente por los seguidores del “Profeta” y los homosexuales reciben generosos palos, el radical Amjem Choudary afirma que la prensa infiel exagera, manipula y aventa ridiculeces sobre el islam. En realidad, los muslimes “británicos” según Choudary, cuando detectan a una hija de Alá vistiendo indecorosamente le aconsejan:” Hermana, estás obligada a ocultar tu pelo”.

La Sharía, avanza en Inglaterra

Por Dazibao-Ñ-/
En el Reino Unido, existen áreas donde las mujeres que no cubren su cabeza con el pañuelo islámico están recibiendo amenazas de muerte por parte de “radicales”, en su intento de imponer la Sharía . Otro objetivo de los “matones talibanes” son los homosexuales, acosados en la zona londinense  de Tower Hamlet. 



Primero, en un barrio “blanco” londinense  aparecieron hace meses  pegatinas donde se leía: “Zona Libre de Homosexuales. Verdaderamente, el castigo de Alá es severo”. Después, los “creyentes” destrozaron anuncios de H&M porque en ellos aparecían señoritas en bikini. Ahora,  hay zonas de Londres donde se amenaza con la muerte a las féminas, incluso infieles, que circulan por las calles sin cubrir su cabeza al modo musulmán.

Según el Mail Online, una mujer de origen musulmán empleada en una farmacia, recibió la visita de unos “hermanos de fe” que la conminaron a utilizar el niqab. Ella, denunció en un programa de televisión la extraña visita, y a los pocos días se personó en la mencionada farmacia un varón que la amenazó de muerte, anunciándole un boicot al establecimiento. Más tarde, sus empleadores le “aconsejaron”  que se tomase unas “vacaciones”... es decir, fue despedida.

En el rico “contexto multicultural” británico, donde las celebraciones cristianas son vilipendiadas públicamente por los seguidores del “Profeta” y los homosexuales reciben generosos palos, el radical Amjem Choudary afirma que la prensa infiel exagera, manipula y aventa ridiculeces sobre el islam. En realidad, los muslimes “británicos” según Choudary, cuando detectan a una hija de Alá vistiendo indecorosamente le aconsejan:” Hermana, estás obligada a ocultar tu pelo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada