Header Ads

Se desata la violencia contra los cristianos en el sur de Egipto

Por Dazibao-Ñ-/
La muerte de 2 musulmanes tras  una riña motivada por un ajuste de cuentas, que tuvo lugar el 18 de abril, ha desencadenado una ola de violencia contra los cristinos de la ciudad sureña de Abu Qurqas El-Balad. Como resultado , un cristiano ha sido asesinado a puñaladas, una anciana sufre graves heridas al haber sido arrojada al vacío desde un segundo piso y las casas y tiendas propiedad de cristianos han sido incendiadas. Unos 10 cristianos coptos, siguen hospitalizados.

Según la agencia AINA, el pasado 18 de  abril murieron 2 musulmanes a consecuencia de una pelea entre dos familias rivales . Al mismo tiempo, al otro lado de la ciudad, frente al domicilio del abogado cristiano Alaa Reda Rushdy, se producía un altercado entre un conductor de autobús y sus pasajeros con un guardia de seguridad de Rada Rushdy por cuestiones de tráfico. Una multitud de curiosos acudió al lugar y el guardia disparó un tiro al aire para dispersarla. Más tarde, corrió como la pólvora la noticia de que dos “mártires” habían sido asesinados por los cristianos.

La venganza, no se hizo esperar y pronto, tanto comercios como hogares propiedad de cristianos, fueron saqueados e incendiados ante la pasividad de la policía. Las pérdidas en vidas humanas habrían sido considerables si los perseguidos no hubiesen huido de sus hogares en llamas saltando por los tejados de sus vecinos y rompiendo tabiques.

Adel Abdullah, ha declarado que: “Los musulmanes arrojaron a mi anciana madre por el balcón desde una segunda planta. Mi negocio y casa han sido reducidos a cenizas, y mi padre y tres hermanos han sido detenidos como sospechosos de la muerte de los dos musulmanes”.



Sobre estos sangrientos hechos acaecidos en Viernes Santo, el Padre Rofail de la parroquia de los Santos de Abu Qurqas, cuenta estremecido cómo los mahometanos salieron enloquecidos del funeral de los dos “mártires” gritando “Alá es grande”, disparando al aire y lanzando cócteles molotov contra casas y cultivos  pertenecientes a los cristianos de la localidad. Según este testigo, los cristianos lo han perdido todo.

Durante los asaltos, Eid Roshdy murió apulañado. Dos días más tarde, el abogado Reda Roushdy, era detenido por la policía militar acusado de haber provocado la revuelta.

Como es habitual en Egipto, los “agentes de la autoridad” colaboran  en la persecución de sus compatriotas de confesión cristiana, como queda acreditado en el vídeo y el hecho de que algunos domicilios saqueados de cristianos, se encontraban a 50 metros de una comisaría.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.