publi

La rama norteafricana de Al Qaeda, conocida como Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), había adquirido en Libia misiles tierra-aire Strela, de fabricación rusa y conocidos por la designación de la OTAN de SAM-7.

Al Qaeda está aprovechando el conflicto en Libia para adquirir armas, incluyendo misiles tierra-aire, y pasarlas de contrabando a un bastión situado en el norte de Mali, según responsables de seguridad en la vecina Argelia.

Las armas incluían RPG-7 y lanzagranadas hechos en Rusia, además de explosivos, municiones, y metralletas y rifles Kalashnikov.

'Un convoy de ocho Toyotas llenos de armas se desplazó hace unos días a través de Chad y Níger y llegó al norte de Mali', dijo el responsable, que habló bajo condición de anonimato.

'Entre las armas había RPG-7s, FMPK (ametralladoras pesadas Kalashnikov), Kalashnikovs, explosivos y munición y sabemos que no es el primer convoy y que siguen saliendo', dijo el responsable oficial a Reuters.

'Varios barracones militares han sido saqueados en esta región (el este de Libia), con sus arsenales y almacenes de armas, y los elementos de AQMI que estaban presentes no podían dejar de sacar provecho de esta oportunidad', dijo.

'AQMI, que ha mantenido excelentes relaciones con los contrabandistas que solían cruzar Libia desde todas las direcciones sin la menor dificultad, probablemente les dieron la tarea de traer las armas', dijo el responsable.

Apuntó que Al Qaeda estaba explotando el desarraigo entre las fuerzas leales al líder libio, Muamar el Gadafi, y se había infiltrado también en las filas de los rebeldes contrarios a Gadafi en el este de Libia.

Los rebeldes niegan cualquier relación con Al Qaeda. El almirante estadounidense James Stavridis, comandante aliado de la OTAN para Europa, dijo la semana pasada que los datos de inteligencia mostraban que había indicios de presencia de Al Qaeda en Libia, sin un papel significativo en el levantamiento libio.

'AQMI se está aprovechando, adquiriendo las armas más sofisticadas, como SAM-7 (misiles tierra-aire), que equivalen a Stingers', dijo, en referencia a un sistema de misiles usado por el Ejército de Estados Unidos.

Argelia lleva casi dos décadas combatiendo la insurgencia islamista, que en los últimos años ha estado operando bajo el paraguas de Al Qaeda. Las fuerzas de seguridad argelinas también siguen las actividades de Al Qaeda fuera de sus fronteras.

El responsable de seguridad dijo que la coalición que ha intervenido en Libia tenía que darse cuenta de la posibilidad de que si el régimen de Gadafi fracasa, Al Qaeda podría explotar el caos posterior para extender su presencia en la costa mediterránea.

'Si el régimen de Gadafi se va, será Libia entera - en términos de un país que tiene fronteras y seguridad herméticas y servicios aduaneros que se usaron para controlar estas fronteras - la que desaparecerá, al menos por algún tiempo, lo suficiente para que AQMI se despliegue hasta el mediterráneo libio'.

'En el caso de Libia, las fuerzas de la coalición deben hacer una elección urgente. Permitir que se asiente el caos, lo que requeriría una intervención terrestre con el objetivo de limitar el avance inevitable de AQMI hacia la costa sur del Mediterráneo, o conservar el régimen libio, con o sin Gadafi, para restaurar la situación de seguridad previa al levantamiento', dijo el responsable a Reuters.

Terroristas de Al Qaeda llevan armas de Libia a Mali

La rama norteafricana de Al Qaeda, conocida como Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), había adquirido en Libia misiles tierra-aire Strela, de fabricación rusa y conocidos por la designación de la OTAN de SAM-7.

Al Qaeda está aprovechando el conflicto en Libia para adquirir armas, incluyendo misiles tierra-aire, y pasarlas de contrabando a un bastión situado en el norte de Mali, según responsables de seguridad en la vecina Argelia.

Las armas incluían RPG-7 y lanzagranadas hechos en Rusia, además de explosivos, municiones, y metralletas y rifles Kalashnikov.

'Un convoy de ocho Toyotas llenos de armas se desplazó hace unos días a través de Chad y Níger y llegó al norte de Mali', dijo el responsable, que habló bajo condición de anonimato.

'Entre las armas había RPG-7s, FMPK (ametralladoras pesadas Kalashnikov), Kalashnikovs, explosivos y munición y sabemos que no es el primer convoy y que siguen saliendo', dijo el responsable oficial a Reuters.

'Varios barracones militares han sido saqueados en esta región (el este de Libia), con sus arsenales y almacenes de armas, y los elementos de AQMI que estaban presentes no podían dejar de sacar provecho de esta oportunidad', dijo.

'AQMI, que ha mantenido excelentes relaciones con los contrabandistas que solían cruzar Libia desde todas las direcciones sin la menor dificultad, probablemente les dieron la tarea de traer las armas', dijo el responsable.

Apuntó que Al Qaeda estaba explotando el desarraigo entre las fuerzas leales al líder libio, Muamar el Gadafi, y se había infiltrado también en las filas de los rebeldes contrarios a Gadafi en el este de Libia.

Los rebeldes niegan cualquier relación con Al Qaeda. El almirante estadounidense James Stavridis, comandante aliado de la OTAN para Europa, dijo la semana pasada que los datos de inteligencia mostraban que había indicios de presencia de Al Qaeda en Libia, sin un papel significativo en el levantamiento libio.

'AQMI se está aprovechando, adquiriendo las armas más sofisticadas, como SAM-7 (misiles tierra-aire), que equivalen a Stingers', dijo, en referencia a un sistema de misiles usado por el Ejército de Estados Unidos.

Argelia lleva casi dos décadas combatiendo la insurgencia islamista, que en los últimos años ha estado operando bajo el paraguas de Al Qaeda. Las fuerzas de seguridad argelinas también siguen las actividades de Al Qaeda fuera de sus fronteras.

El responsable de seguridad dijo que la coalición que ha intervenido en Libia tenía que darse cuenta de la posibilidad de que si el régimen de Gadafi fracasa, Al Qaeda podría explotar el caos posterior para extender su presencia en la costa mediterránea.

'Si el régimen de Gadafi se va, será Libia entera - en términos de un país que tiene fronteras y seguridad herméticas y servicios aduaneros que se usaron para controlar estas fronteras - la que desaparecerá, al menos por algún tiempo, lo suficiente para que AQMI se despliegue hasta el mediterráneo libio'.

'En el caso de Libia, las fuerzas de la coalición deben hacer una elección urgente. Permitir que se asiente el caos, lo que requeriría una intervención terrestre con el objetivo de limitar el avance inevitable de AQMI hacia la costa sur del Mediterráneo, o conservar el régimen libio, con o sin Gadafi, para restaurar la situación de seguridad previa al levantamiento', dijo el responsable a Reuters.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada