Header Ads

Esteban Gómez Rovira | Delenda est Tribunal Constitucional

Sin sorpresa, pero con indignación, conocemos la resolución del Tribunal Constitucional, enmendando la plana al Tribunal Supremo, una candidatura que pretende el reconocimiento de una organización terrorista: ETA.

Ello no es nuevo, Rumasa, aunque ahora no esté de moda, pudo desaparecer por el voto de Calidad del Presidente del Tribunal Constitucional Sr. Pelayo.

La Ley de Normalización Lingüística de Cataluña, que el Tribunal Supremo consideró Inconstitucional, pudo tener Vía libre, tras un viaje rápido del Sr. Pujol a Madrid y una cena con Felipe González y el entonces Presidente del T.C. profesor laboralista Sr. Piñeiro.

Debe conocerse que el acceso a magistrado de dicho Tribunal, se hace a dedo, por los partidos políticos que proponen no a magistrados, muchos de ellos del cuarto turno, sino a quien alegan “reconocido prestigio”, por quien los propone, perdiendo cualquier independencia y convirtiéndose en la voz de su amo.

La Constitución no está para interpretar su clara normativa, sino para cumplirla. No para justificar intereses políticos de quien dicen representar al pueblo, con una Ley Electoral donde cualquier voto vale distinto, según la Comunidad Autónoma donde se encuentre la urna.

Debemos conocer quiénes son Magistrados de verdad en el T.C., sin que la etiqueta de conservador o progresista se pueda admitir. Es solo la independencia de los mismos y el acatamiento a la Constitución que juraron. No puede haber “reconocido prestigio”, en quien depende de un pesebre.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.