Header Ads

Ha sido aplazada la sentencia que permitía a Bahrami cegar al hombre que le arrojó ácido en la cara

Por Dazibao-Ñ-/
La iraní Ameneh Bahrami, ha declarado que se siente “furiosa y triste” tras conocer la suspensión de la sentencia que le permitía cegar al hombre que le arrojó ácido en el rostro, dejándola desfigurada y ciega.

 

En 2004 Majid Movahedi de 30 años de edad, lanzó ácido sulfúrico en la cara de Bahrami por no aceptar ésta casarse con él. La víctima, que durante el proceso judicial rechazó aceptar el “precio de sangre”, pidió  al tribunal que conocía del caso la estricta aplicación de la  sharía que impone la ley del “ojo por ojo”, aunque en 2009 reconocía que sólo podría cegar un ojo del agresor, puesto que “un hombre tiene el valor de dos mujeres”.

Sin embargo, finalmente, el Tribunal sentenció que Bahrami podía dejar caer varias  gotas de ácido en los dos ojos de Movehedi. La ejecución de la sentencia, prevista para el sábado 14 de mayo, iba a tener lugar en un hospital penitenciario y, como muestra de del alto grado civilizatorio iraní, el condenado permanecería inconsciente mientras el ácido abrasaba sus ojos.

Pero, en el último momento, los ayatolas han decidido aplazar el castigo medieval por tiempo indeterminado y sin ofrecer explicaciones, lo que ha provocado una profunda decepción en Bahrami que, pese a innumerables intervenciones quirúrgicas, permanece ciega y con el rostro terriblemente desfigurado.

Bahrami, que  reside en España, ha escrito un libro publicado por la editorial alemana Mvg en el que relata cómo es su vida desde que en 2004 el ácido  la dejó ciega. 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.