Header Ads

Los terroristas talibanes aseguran que no utilizan niños suicidas

La misión de Naciones Unidas en Afganistán ya ha anunciado que está investigando para recopilar datos sobe el reclutamiento de niños a través de la frontera con Pakistán por parte de actores militares estatales y no estatales.

El pasado 20 de mayo, un niño de doce años ataviado con un chaleco de explosivos sufrió la explosión prematura de la carga que llevaba adosada causando su propia muerte y la de varios insurgentes que le acompañaban en la provincia de Nuristán, en el este de Afganistán, según el NDS y las autoridades provinciales.

"Unos 100 niños que eran potenciales terroristas suicidas están en la actualidad bajo nuestra custodia", ha explicado a IRIN el portavoz del NDS, Lutfulá Mashal, que ha asegurado que los menores de edad habían sido entrenados por los talibán, el grupo islamista Hezb-e-Islami y la red terrorista Haqani, los tres principales grupos insurgentes que han sido acusados por la ONU de haber utilizado a niños para cometidos militares, incluidos los atentados suicidas.

"Tenemos evidencias de que los talibán han estado reclutando a niños de edad entre once y 17 años para llevar a cabo una serie de actividades, desde el combate hasta el contrabando de armas en la frontera de Pakistán y Afganistán y la colocación de artefactos explosivos improvisados", ha asegurado el asesor en derechos de la infancia de la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés), Dee Brillenburg Wurth.

"No tenemos necesidad de usar a niños porque hay demasiados muyahidines mayores que se han alistado para los ataques de martirio", ha añadido. Según los datos de UNAMA, en 2010 Afganistán registró unos 140 ataques suicidas que provocaron 228 muertes.

La agencia de noticias IRIN ha recordado que el artículo primero de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada en 1989, estipula que "cada ser humano por debajo de la edad de 18 años" es un niño y que la ley afgana prohíbe el reclutamiento de menores de edad en las Fuerzas Armadas y la Policía.

"No es nuestra política reclutar a niños para prevenir así el vicio en nuestra filas porque la mayoría de los muyahidines son hombres solteros que han pasado mucho tiempo fuera de sus hogares. Así, la política es evitar que se produzca cualquier abuso sexual de menores en nuestras fuerzas", ha remarcado el portavoz talibán.

La explotación sexual de niños, también conocida en Afganistán como 'bacha bazi', es una práctica ilegal aunque muy extendida en algunas partes del país centroasiático y Naciones Unidas ya ha reclamado al Gobierno afgano que la detenga.

Las autoridades afganas consideran que la mayoría de los niños que se convierten en terroristas suicidas son entrenados en Pakistán. "El 90 por ciento de los niños detenidos por cargos de ataque terrorista suicida han venido desde Pakistán, donde fueron adoctrinados, entrenados y equipados en escuelas religiosas y en otros campos de entrenamiento de la insurgencia", ha asegurado el portavoz del NDS.

Sin embargo, la ONU ha reconocido que es muy difícil controlar el reclutamiento de niños en las fuerzas insurgentes por la falta de acceso a las mismas. "Y algunos (son reclutados) en la frontera, así que esas son las dificultades que afrontamos", explicó Radhika Coomaraswamy, la representante especial para los niños y los conflictos armados del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, en una conferencia de prensa en Kabul febrero de 2010.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.