Header Ads

Óscar Rivas | Tras el 22-M ¿hay alternativa al bipartidismo?

El tirano debe coger las maletas y marcharse. Cuanto antes. No a León, de dónde procede, sino a los infiernos, que es el idílico destino que merece quien, siendo ya un cadáver político, ha permitido que ETA vuelva a asentar sus pistolas sobre la mesa.

En realidad, Zapatero sabía lo que hacía. Era consciente de que la debacle en las municipales y autonómicas sería el resultado lógico de su inutilidad, pero también el anticipo de unas generales que derrocarán su régimen tiránico. La presencia de Bildu en las instituciones es el regalo más envenenado que el caudillo socialista podía ofrecer a Rajoy. Miseria y terror, esa es su herencia. Verdaderamente repugnante.

Lo cierto es que el hundimiento del PSOE es tan merecido, como inmerecida la aplastante victoria de un PP que, en los últimos siete años, se ha sentado a la puerta de casa a la espera de ver pasar el cadáver de su enemigo. Es evidente que la estrategia ha resultado ser muy eficaz para Rajoy y los suyos, pero no así para una sociedad que, en el transit de esa espera, se hundía en la miseria. Haría bien el PP en poner las barbas a remojar si no desea sufrir, a medio plazo, idéntico destino al de su vecino.

Y es que al PSOE los enanos le crecen, no solo a su derecha, sino también a su izquierda. La irrupción del UPyD en los municipios y autonomías es una buena noticia para quienes piensan que la calidad de nuestra democracia mejorará cuando el PSOE quede borrado del mapa político. Desde mi punto de vista, si sigue arrancando votos al PSOE a escala nacional, el partido de Rosa Díez puede convertirse en una seria alternativa de izquierdas para la izquierda, más allá de la utopía comunista que representa IU.

Quien desde luego, sigue sin conocer una alternativa a su monopolio en todo el espacio de centro-derecha nacional, es el PP. Aunque, quién sabe. Ya vemos lo que ha sucedido en Asturias; Rajoy se puso chulo, y los asturianos le han zumbado -y de qué manera- la badana. Bien es cierto que el Foro de Asturias (FAC) de Cascos es una formación personalista, al punto de que las siglas, obedecen a las iniciales de su presidente. Sin embargo, el correctivo para el PP ha sido inapelable. En apenas cuatro meses, el FAC se ha erigido en el principal partido de Asturias, relegando al PP a la tercera posición. Toda una lección de humildad.

Ahora bien, ¿se ha roto el bipartidismo? Quizás por la izquierda, Rosa Díez pueda abrir brecha de cara a las generales. En lo que respecta a la derecha, la cosa es bien diferente. El PP, sin merecerlo vive, electoralmente, el mejor momento de su historia. Lo que queda por ver es cómo lo gestiona. Con cinco millones de parados y un país al borde de la bancarrota, no debe llamarse a engaño; son las circunstancias las que le han dado un poder casi absoluto en municipales y autonómicas; poder que reeditará en las próximas generales. Ya puede gestionarlo bien. España está harta de aprovechados que no la representan; ni a su izquierda, ni a su derecha. Esta vez le ha tocado al PSOE. Pero ¿quién sabe si mañana, no les tocará a ellos? Tarde o temprano habrá que pasar la escoba, y no será el movimiento 15-M quien lo haga.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.