publi

Por Dazibao-Ñ-/
Como en la Edad Media, los musulmanes secuestran a jóvenes cristianas para venderlas en el mercado del sexo, para deleite de viciosos  y lucro de mercaderes.

 

Cristina Azat y Nancy Magdi, cristianas egipcias de 16 y 14 años de edad respectivamente, fueron secuestradas el 12 de junio. Cuando los secuestradores musulmanes exigieron a la familia 200.000 libras egipcias a cambio de su liberación, todos los cristianos se movilizaron para conseguir reunir la cantidad pedida. Sin embargo, en el momento en que la familia quiso entregar el dinero, los delincuentes lo rechazaron, afirmando que ya habían vendido a las cristianas a otra banda que, ahora, pedía 12 millones de libras para liberar a las cautivas. 

El padre de Cristina, que con nulo éxito ha pedido ayuda a la corrupta policía, ha declarado que vive en  la más absoluta desolación desde que se produjo el secuestro. En parecidos  términos se manifiesta el padre de Nancy: “Ella es todavía  una niña, la más pequeña de mi familia. Desde que desapareció, vivimos inmersos en una profunda desesperación.

Algunos piensan que de no hacerse efectivo el rescate, las jóvenes cristianas serán decapitadas, como  sucedió en el caso del cristiano  iraquí de 29 años Ashur Yacob,  aunque lo más probable es que sean vendidas en el floreciente mercado musulmán del sexo, y pasen el resto de sus vidas en calidad de esclavas sexuales, cosa que está bendecida por el Islam, como asegura el clérigo egipcio muslim Huwaini, quien ha declarado públicamente: “Cuando quiero una esclava sexual voy al mercado y compro a la mujer que deseo”. ¿Ninguna O.N.G  tiene información sobre la trata de blancas o tráfico de esclavas sexuales en el mundo islámico? ¿por qué semejante comercio siniestro de carne con fines sexuales, no ha sido denunciado por la prensa occidental?

 En Egipto, diez millones de cristianos están siendo víctimas de una terrible persecución religiosa, pero tanto sufrimiento no merece ningún titular en los medios occidentales, que sólo muestran su piedad por la fraudulenta y terrorista “causa palestina”.

El lucrativo comercio del secuestro y venta de adolescentes cristianas en Egipto

Por Dazibao-Ñ-/
Como en la Edad Media, los musulmanes secuestran a jóvenes cristianas para venderlas en el mercado del sexo, para deleite de viciosos  y lucro de mercaderes.

 

Cristina Azat y Nancy Magdi, cristianas egipcias de 16 y 14 años de edad respectivamente, fueron secuestradas el 12 de junio. Cuando los secuestradores musulmanes exigieron a la familia 200.000 libras egipcias a cambio de su liberación, todos los cristianos se movilizaron para conseguir reunir la cantidad pedida. Sin embargo, en el momento en que la familia quiso entregar el dinero, los delincuentes lo rechazaron, afirmando que ya habían vendido a las cristianas a otra banda que, ahora, pedía 12 millones de libras para liberar a las cautivas. 

El padre de Cristina, que con nulo éxito ha pedido ayuda a la corrupta policía, ha declarado que vive en  la más absoluta desolación desde que se produjo el secuestro. En parecidos  términos se manifiesta el padre de Nancy: “Ella es todavía  una niña, la más pequeña de mi familia. Desde que desapareció, vivimos inmersos en una profunda desesperación.

Algunos piensan que de no hacerse efectivo el rescate, las jóvenes cristianas serán decapitadas, como  sucedió en el caso del cristiano  iraquí de 29 años Ashur Yacob,  aunque lo más probable es que sean vendidas en el floreciente mercado musulmán del sexo, y pasen el resto de sus vidas en calidad de esclavas sexuales, cosa que está bendecida por el Islam, como asegura el clérigo egipcio muslim Huwaini, quien ha declarado públicamente: “Cuando quiero una esclava sexual voy al mercado y compro a la mujer que deseo”. ¿Ninguna O.N.G  tiene información sobre la trata de blancas o tráfico de esclavas sexuales en el mundo islámico? ¿por qué semejante comercio siniestro de carne con fines sexuales, no ha sido denunciado por la prensa occidental?

 En Egipto, diez millones de cristianos están siendo víctimas de una terrible persecución religiosa, pero tanto sufrimiento no merece ningún titular en los medios occidentales, que sólo muestran su piedad por la fraudulenta y terrorista “causa palestina”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada