publi

"Lo que más extraña de este episodio es cómo es posible que, tratándose de un simple robo, no se pudiera zanjar el asunto pagando tres veces el precio que el ordenador alcanzaría en el mercado negro, así como el destino final del ordenador, que ha sido Marruecos", señala el presidente del Prune, que tiene ya diez delegaciones repartidas por toda España (en Andalucía en Granada, Málaga, Algeciras y Sevilla).

Mostafa Bakkach El Aamrani, presidente del Partido Renacimiento y Unión de España (PRUNE), con el Islam como referente, ha denunciado ante la Policía Nacional de Granada el robo por el procedimiento del tirón de su ordenador personal y documentación "confidencial" de la propia formación, un incidente que atribuye, más que a delincuencia callejera, a un "acto de sabotaje o espionaje" disfrazado.

Según ha explicado Bakkach El Aamrani el robo se produjo el pasado 29 de mayo, cuando caminaba por la calle Casería del Cerro de Granada capital, cuando, de pronto y por detrás, dos jóvenes que circulaban en ciclomotor le sustrajeron su maletín, en el que tenía su ordenador, libros en árabe, y varios pendrive con información del Prune y de otras organizaciones como la Asociación Marroquí futuro, de la Comunidad Islámica Al-Hegira, y de la Asociación Internacional Hispano-Árabe de Prensa.

Dos días más tarde consiguió contactar con personas que sabían del paradero de los pendrive, que le exigieron 30 euros a cambio de ellos. Tras dárselos, un vecino del propio Bakkach le dijo que sabía quién podía tener su ordenador, que, tras varios intentos, no pudo recuperar pese a que estaba dispuesto a pagar por él 300 euros, cantidad que le reclamaban los presuntos implicados.

Para Bakkach, el caso está envuelto de "ciertos datos inquietantes", por un lado por la "pasividad policial" en la detención de los presuntos autores, de los que tiene "todo lujo de detalles", y, por otro, que el robo podría tener un "significado político o conspirativo", dada la importancia de los documentos sustraídos.

El presidente del partido islámico PRUNE denuncia el robo de su ordenador

"Lo que más extraña de este episodio es cómo es posible que, tratándose de un simple robo, no se pudiera zanjar el asunto pagando tres veces el precio que el ordenador alcanzaría en el mercado negro, así como el destino final del ordenador, que ha sido Marruecos", señala el presidente del Prune, que tiene ya diez delegaciones repartidas por toda España (en Andalucía en Granada, Málaga, Algeciras y Sevilla).

Mostafa Bakkach El Aamrani, presidente del Partido Renacimiento y Unión de España (PRUNE), con el Islam como referente, ha denunciado ante la Policía Nacional de Granada el robo por el procedimiento del tirón de su ordenador personal y documentación "confidencial" de la propia formación, un incidente que atribuye, más que a delincuencia callejera, a un "acto de sabotaje o espionaje" disfrazado.

Según ha explicado Bakkach El Aamrani el robo se produjo el pasado 29 de mayo, cuando caminaba por la calle Casería del Cerro de Granada capital, cuando, de pronto y por detrás, dos jóvenes que circulaban en ciclomotor le sustrajeron su maletín, en el que tenía su ordenador, libros en árabe, y varios pendrive con información del Prune y de otras organizaciones como la Asociación Marroquí futuro, de la Comunidad Islámica Al-Hegira, y de la Asociación Internacional Hispano-Árabe de Prensa.

Dos días más tarde consiguió contactar con personas que sabían del paradero de los pendrive, que le exigieron 30 euros a cambio de ellos. Tras dárselos, un vecino del propio Bakkach le dijo que sabía quién podía tener su ordenador, que, tras varios intentos, no pudo recuperar pese a que estaba dispuesto a pagar por él 300 euros, cantidad que le reclamaban los presuntos implicados.

Para Bakkach, el caso está envuelto de "ciertos datos inquietantes", por un lado por la "pasividad policial" en la detención de los presuntos autores, de los que tiene "todo lujo de detalles", y, por otro, que el robo podría tener un "significado político o conspirativo", dada la importancia de los documentos sustraídos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada