publi

La Estrategia Española de Seguridad fue un compromiso adquirido por José Luis Rodríguez Zapatero en el discurso de investidura de 2008, y se la encargó a Javier Solana.

Solana explicó, en un encuentro con periodistas, que entregó este documento al jefe del Ejecutivo el pasado mes de diciembre y que, tras algunos cambios, fue finalmente elevado oficialmente al Rey en el Consejo de Defensa Nacional del pasado 27 de mayo.

Una vez que el documento reciba hoy la luz verde del Consejo de Ministros, se remitirá al Congreso para que los grupos parlamentarios lo estudien y hagan propuestas, aunque todos ellos han sido consultados durante su elaboración, incluido el líder del PP, Mariano Rajoy.

Solana recalcó que este documento "era necesario" y que por primera vez España se dota de una estrategia como la que tienen países como Estados Unidos, Reino Unido y Holanda.

El que fuera máximo responsable de la política exterior de la Unión Europea y autor de una estrategia similar a nivel de la UE, explicó que se trata de una estrategia "moderna", en la que se analizan las nuevas amenazas del mundo globalizado.

El documento considera amenaza "toda circunstancia o agente que ponga en peligro la seguridad o estabilidad de España", e indica que en el mundo actual "coexisten amenazas y riesgos clásicos, otros nuevos y otros todavía desconocidos".

Solana insistió en que la seguridad de España es "responsabilidad de todos" y en la necesidad de que la sociedad civil se implique, así como que se mejore la coordinación interministerial.

El documento, de 90 páginas, está dividido en cinco capítulos: estrategia necesaria; la seguridad de España en el mundo; potenciadores de riesgo; amenazas, riesgos y respuestas; y un modelo institucional integrado.Su vigencia es para una década pero será revisado cada cinco años o "cuando las circunstancias lo demanden".

En el primer capítulo se indica que "las autoridades públicas deben fomentar la transparencia informativa" en las cuestiones relacionadas con la seguridad, para "hacer consciente a la ciudadanía de las amenazas y riesgos", aunque "sin fomentar el discurso del miedo".

El documento elaborado por Solana dice que España es una "voz influyente y respetada" en la comunidad internacional, a lo que se unen su pertenencia a la UE, las "buenas relaciones" con EEUU o el "firme compromiso con la ayuda al desarrollo".

En el documento se dice que "ni ETA ni el terrorismo yihadista tienen capacidad para desestabilizar" el Estado de Derecho ni la democracia española. En esta línea, establece que "el final de ETA está más cerca que nunca. La única salida para ETA es el abandono incondicional de la violencia o su fin por medios policiales y judiciales".

La principal novedad de la estrategia Solana es la recomendación de crear un Consejo Español de Seguridad que dependa de la Presidencia del Gobierno y que sería presidido, una vez al año por lo menos, por el Rey.

Javier Solana apuntó que este documento ha sido elaborado tras la consulta a varios ministerios, especialmente Interior y Defensa, así como a comunidades autónomas, empresas y entidades financieras.

Javier Solana afirma que ni ETA ni el Yihadismo pueden desestabilizar España

La Estrategia Española de Seguridad fue un compromiso adquirido por José Luis Rodríguez Zapatero en el discurso de investidura de 2008, y se la encargó a Javier Solana.

Solana explicó, en un encuentro con periodistas, que entregó este documento al jefe del Ejecutivo el pasado mes de diciembre y que, tras algunos cambios, fue finalmente elevado oficialmente al Rey en el Consejo de Defensa Nacional del pasado 27 de mayo.

Una vez que el documento reciba hoy la luz verde del Consejo de Ministros, se remitirá al Congreso para que los grupos parlamentarios lo estudien y hagan propuestas, aunque todos ellos han sido consultados durante su elaboración, incluido el líder del PP, Mariano Rajoy.

Solana recalcó que este documento "era necesario" y que por primera vez España se dota de una estrategia como la que tienen países como Estados Unidos, Reino Unido y Holanda.

El que fuera máximo responsable de la política exterior de la Unión Europea y autor de una estrategia similar a nivel de la UE, explicó que se trata de una estrategia "moderna", en la que se analizan las nuevas amenazas del mundo globalizado.

El documento considera amenaza "toda circunstancia o agente que ponga en peligro la seguridad o estabilidad de España", e indica que en el mundo actual "coexisten amenazas y riesgos clásicos, otros nuevos y otros todavía desconocidos".

Solana insistió en que la seguridad de España es "responsabilidad de todos" y en la necesidad de que la sociedad civil se implique, así como que se mejore la coordinación interministerial.

El documento, de 90 páginas, está dividido en cinco capítulos: estrategia necesaria; la seguridad de España en el mundo; potenciadores de riesgo; amenazas, riesgos y respuestas; y un modelo institucional integrado.Su vigencia es para una década pero será revisado cada cinco años o "cuando las circunstancias lo demanden".

En el primer capítulo se indica que "las autoridades públicas deben fomentar la transparencia informativa" en las cuestiones relacionadas con la seguridad, para "hacer consciente a la ciudadanía de las amenazas y riesgos", aunque "sin fomentar el discurso del miedo".

El documento elaborado por Solana dice que España es una "voz influyente y respetada" en la comunidad internacional, a lo que se unen su pertenencia a la UE, las "buenas relaciones" con EEUU o el "firme compromiso con la ayuda al desarrollo".

En el documento se dice que "ni ETA ni el terrorismo yihadista tienen capacidad para desestabilizar" el Estado de Derecho ni la democracia española. En esta línea, establece que "el final de ETA está más cerca que nunca. La única salida para ETA es el abandono incondicional de la violencia o su fin por medios policiales y judiciales".

La principal novedad de la estrategia Solana es la recomendación de crear un Consejo Español de Seguridad que dependa de la Presidencia del Gobierno y que sería presidido, una vez al año por lo menos, por el Rey.

Javier Solana apuntó que este documento ha sido elaborado tras la consulta a varios ministerios, especialmente Interior y Defensa, así como a comunidades autónomas, empresas y entidades financieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada