Header Ads

Musulmanes en Australia se convierten al cristianismo

Al Hayat Tv, también conocida como Vida Televisión, es un canal árabe que transmite programación en Australia y otras partes del mundo musulmán.

Australia se está convirtiendo en un popular destino para los musulmanes que salen de Asia y el Medio Oriente. Algunos en el llamado “Continente Isla” dicen tener problemas con el crecimiento de la población musulmana. Pero los cristianos del país ven una oportunidad de ganarlos para Cristo.

Debe haber casi un millón de musulmanes en Australia. Viven en comunidades exclusivamente islámicas. Tienen pocas oportunidades de escuchar el evangelio, aunque eso está cambiando.

Fue lanzado en Australia por Michael el Masry, un ex musulmán, quien abrió el canal con su propio dinero y perseveró, a pesar de la fuerte oposición de la comunidad islámica.

El Masry ha afirmado que, Al hayat Tv Australia, transmite programas cristianos de una forma que los musulmanes entienden: “Es muy importante para los musulmanes que expongamos su religión. Lo amamos como hombre, la amamos como mujer, son personas bellas, pero están engañados. Tuve muchas amenazas, pero no tengo miedo porque Dios me protege. Creo en una misión especial, y el Señor dará protección extra. El murió por ellos, ellos merecen el mensaje de salvación. ¿Quién les dará el mensaje?”.

Los musulmanes australianos no sólo escuchan las buenas nuevas en las ondas televisivas…Los ex musulmanes asisten a cultos cristianos en árabe, en ésta iglesia en Sydney. La iglesia se llama Al-obour, que en árabe significa “cruzar”. La mayoría de los miembros son musulmanes que cruzaron o se convirtieron al cristianismo. Algunos vienen en secreto pues temen ser descubiertos por familiares musulmanes. Muchos asistentes han recibido amenazas de muerte por dejar el Islam.

El Pastor Ali Bazzi de la Iglesia Al-Obour comenta: “Como la religión del Corán fomenta el dañar a las personas, aquellos rebeldes o lo que en español llamamos apóstatas, si los mato… hago el bien a Alá”.

El Pastor Bazzi admite haber recibido amenazas de muerte desde que se convirtió en cristiano, pero dice que no dejará de proclamar el evangelio. Bazzi pasó su juventud como musulmán radical en el Líbano. Un amigo musulmán, convertido al cristianismo, le presentó la Biblia y a Jesús.

“Me gusta la personalidad de Jesús. La forma cómo lo presenta la Biblia, cómo Él compartía con la gente, los sanaba, alimentaba. Le digo a Mamá que soy un hombre nuevo. Ella responde: “si hay un Dios capaz de cambiar a Alí, quiero creer en Él. Toda mi familia se ha hecho cristiana, excepto mi papá”, añade Bazzi.

Según informa Mundo Cristiano tv, Helena Menadue, una ex musulmana de Egipto, se trasladó a Australia tras convertirse al cristianismo. Ella explica por qué dejó su país: “La policía vino a mi casa para llevarme. Pudieron matarme, torturarme, pudieron torturar a mi hermana, pudieron hacer cosas terribles”.

Ella también experimentó el rechazo de un ser amado y censura social: “Sentí que había perdido mi identidad, no sabía quién era”.

Helena dice que fue fortalecida por un versículo de la Escritura que levantó su espíritu: “Vengan a mí, los que estén trabajados y cargados y yo les daré descanso. La única forma en que Dios se me revela o puedo recibir su paz y alegría es a través de Jesús”.

Alya una ex musulmana conoció a Cristo tras casarse con un cristiano. Sus padres al principio no querían que se casara. Cambiaron de opinión cuando Alya fue sanada de un linfoma, por la oración de los cristianos.

“Fui sanada de cáncer y Dios hizo que mis padres cambiaran de opinión para que pudiera casarme con mi esposo y vivir la vida cristiana que yo quería”.

Y pese a la constante presión de la comunidad islámica australiana, estos ex musulmanes siguen compartiendo su testimonio con los musulmanes inmigrantes y con otros. Y si usted enciende su televisor aquí, verá el canal al Hayat Tv, lanzando su señal al aire y entrando en las salas de los australianos. Esos ex musumanes dicen que la palabra de Dios seguirá penetrando corazones en todos lados y especialmente aquí.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.