publi

La principal amenaza para España es la de origen islamista. Los servicios de Inteligencia tienen constancia de que la alerta es, en este momento, real. De hecho, el Gobierno ha decidido reforzar con más de 40 agentes el mayor centro de coordinación antiterrorista, el CNCA.

Madrid recibirá el próximo mes de agosto a cientos de miles de visitantes que acudirán a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El lugar de mayor afluencia será Cuatro Vientos, donde el Papa presidirá una vigilia de oración y celebrará una misa multitudinaria. La Policía ya tiene listo el dispositivo de seguridad en el aeródromo.

Según informa Religión Confidencial, para evitar posibles incidentes en un día tan señalado, la Policía Nacional ya tiene diseñado el dispositivo para garantizar la seguridad de todos los asistentes. Estos son algunos detalles del plan excepcional que se ha diseñado.

- Autoridades: está prevista la asistencia de más de 1.000 invitados VIP. La seguridad en torno a ellos será máxima. Se les colocará frente al altar, formando un pasillo de seguridad que separe al Papa del grueso de los asistentes.

- Anillo especial: los que estén situados en la zona delantera tendrán que pasar por medidas de seguridad excepcionales. Son los que estarán más cerca de Benedicto XVI y será obligatorio que pasen por arcos detectores de metales. Será una zona de acceso restringido, una especie de anillo, y toda persona sospechosa podrá ser expulsada del recinto.

- Zonas restantes: la Policía realizará controles aleatorios al resto de los asistentes. Los agentes dispondrán de paletas de detección de metales.

En un principio, se llegó a barajar la posibilidad de que los cientos de miles de asistentes a los actos de Cuatro Vientos pasaran por arcos de seguridad, como en alguna edición anterior de la JMJ. La medida se desechó por inviable, debido a la gran afluencia de jóvenes que se espera.

Se multiplica la seguridad en la Jornada Mundial de la Juventud por un posible atentado islamista

La principal amenaza para España es la de origen islamista. Los servicios de Inteligencia tienen constancia de que la alerta es, en este momento, real. De hecho, el Gobierno ha decidido reforzar con más de 40 agentes el mayor centro de coordinación antiterrorista, el CNCA.

Madrid recibirá el próximo mes de agosto a cientos de miles de visitantes que acudirán a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El lugar de mayor afluencia será Cuatro Vientos, donde el Papa presidirá una vigilia de oración y celebrará una misa multitudinaria. La Policía ya tiene listo el dispositivo de seguridad en el aeródromo.

Según informa Religión Confidencial, para evitar posibles incidentes en un día tan señalado, la Policía Nacional ya tiene diseñado el dispositivo para garantizar la seguridad de todos los asistentes. Estos son algunos detalles del plan excepcional que se ha diseñado.

- Autoridades: está prevista la asistencia de más de 1.000 invitados VIP. La seguridad en torno a ellos será máxima. Se les colocará frente al altar, formando un pasillo de seguridad que separe al Papa del grueso de los asistentes.

- Anillo especial: los que estén situados en la zona delantera tendrán que pasar por medidas de seguridad excepcionales. Son los que estarán más cerca de Benedicto XVI y será obligatorio que pasen por arcos detectores de metales. Será una zona de acceso restringido, una especie de anillo, y toda persona sospechosa podrá ser expulsada del recinto.

- Zonas restantes: la Policía realizará controles aleatorios al resto de los asistentes. Los agentes dispondrán de paletas de detección de metales.

En un principio, se llegó a barajar la posibilidad de que los cientos de miles de asistentes a los actos de Cuatro Vientos pasaran por arcos de seguridad, como en alguna edición anterior de la JMJ. La medida se desechó por inviable, debido a la gran afluencia de jóvenes que se espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada