publi

Yahya Yahya ha señalado que además de la bandera, han acordado poner el retrato del rey alauí "para reafirmar nuestro profundo y permanente compromiso a seguir defendiendo, como abnegados soldados, detrás de nuestro Rey Mohamed VI, nuestra unidad territorial y el fin de la ocupación de Ceuta y Melilla".

Una comisión de concejales del Ayuntamiento de Beni-Enzar, el municipio marroquí más cercano a la ciudad autónoma de Melilla, se ha adentrado en el yacimiento de Yasinen, del que se nutren las fuentes públicas de agua de Melilla y que gestiona el Ayuntamiento melillense, para instalar la bandera de Marruecos y colocar un gran retrato del Rey Mohamed VI, además de asumir unilateralmente su gestión.

La operación dirigida por el senador y alcalde de Beni-Enzar y Ferhana, Yahya Yahya, se ha desarrollado como respuesta "a elementos hostiles que han retirado la bandera de Marruecos" que se instaló el pasado mes para subrayar que este espacio "es territorio marroquí". La delegación de concejales y altos funcionarios del consistorio marroquí, de distintos partidos políticos, asaltaron el yacimiento, situado en la localidad marroquí de Yasinen y que desde el fin del Protectorado español en 1956 está gestionando por el Ayuntamiento de Melilla para suministrar agua potable a las fuentes públicas de la ciudad, portando una bandera del reino alauí y un cuadro de grandes dimensiones con la imagen del rey Mohamed VI. Una vez que izaron la bandera al son del himno nacional marroquí, los asistentes colocaron dos jaimas en el interior del yacimiento y festejaron el asalto de la instalación melillense tomando té y pastas.

El municipio marroquí ha decidido asumir la gestión del mismo y usar el agua de sus manantiales para consumo no sólo de Melilla, sino también de las poblaciones marroquíes de Beni-Enzar y Farhana. De igual modo han dispuesto una vigilancia permanente para evitar que la bandera de Marruecos sea retirada del lugar, a pesar de que este lugar ya cuenta con una vigilancia que paga el Ayuntamiento de Melilla.

Según publica ABC, Yahya Yahya ha explicado que todo se ha realizado "ante la agresiva marquinaria política y mediática que ha puesto en marcha el PP español que gobierna hoy la ciudad usurpada de Melilla contra nuestro país, con el claro objetivo de desacreditar el proceso de unificación territorial que están llevando a cabo todas las fuerzas vivas de Marruecos con firmeza, serenidad y confianza". El alcalde y senador ha indicado que la decisión de asaltar el yacimiento de Yasinen se ha tomado "por unanimidad" de todos los miembros del Ayuntamiento de Beni-Enzar para manifestar "nuestra condena y repulsa más contundentes contra la irracional campaña mediática de ataque a la integridad territorial y a la dignidad de nuestra nación".

Varios marroquíes asaltan el yacimiento de agua de Melilla

Yahya Yahya ha señalado que además de la bandera, han acordado poner el retrato del rey alauí "para reafirmar nuestro profundo y permanente compromiso a seguir defendiendo, como abnegados soldados, detrás de nuestro Rey Mohamed VI, nuestra unidad territorial y el fin de la ocupación de Ceuta y Melilla".

Una comisión de concejales del Ayuntamiento de Beni-Enzar, el municipio marroquí más cercano a la ciudad autónoma de Melilla, se ha adentrado en el yacimiento de Yasinen, del que se nutren las fuentes públicas de agua de Melilla y que gestiona el Ayuntamiento melillense, para instalar la bandera de Marruecos y colocar un gran retrato del Rey Mohamed VI, además de asumir unilateralmente su gestión.

La operación dirigida por el senador y alcalde de Beni-Enzar y Ferhana, Yahya Yahya, se ha desarrollado como respuesta "a elementos hostiles que han retirado la bandera de Marruecos" que se instaló el pasado mes para subrayar que este espacio "es territorio marroquí". La delegación de concejales y altos funcionarios del consistorio marroquí, de distintos partidos políticos, asaltaron el yacimiento, situado en la localidad marroquí de Yasinen y que desde el fin del Protectorado español en 1956 está gestionando por el Ayuntamiento de Melilla para suministrar agua potable a las fuentes públicas de la ciudad, portando una bandera del reino alauí y un cuadro de grandes dimensiones con la imagen del rey Mohamed VI. Una vez que izaron la bandera al son del himno nacional marroquí, los asistentes colocaron dos jaimas en el interior del yacimiento y festejaron el asalto de la instalación melillense tomando té y pastas.

El municipio marroquí ha decidido asumir la gestión del mismo y usar el agua de sus manantiales para consumo no sólo de Melilla, sino también de las poblaciones marroquíes de Beni-Enzar y Farhana. De igual modo han dispuesto una vigilancia permanente para evitar que la bandera de Marruecos sea retirada del lugar, a pesar de que este lugar ya cuenta con una vigilancia que paga el Ayuntamiento de Melilla.

Según publica ABC, Yahya Yahya ha explicado que todo se ha realizado "ante la agresiva marquinaria política y mediática que ha puesto en marcha el PP español que gobierna hoy la ciudad usurpada de Melilla contra nuestro país, con el claro objetivo de desacreditar el proceso de unificación territorial que están llevando a cabo todas las fuerzas vivas de Marruecos con firmeza, serenidad y confianza". El alcalde y senador ha indicado que la decisión de asaltar el yacimiento de Yasinen se ha tomado "por unanimidad" de todos los miembros del Ayuntamiento de Beni-Enzar para manifestar "nuestra condena y repulsa más contundentes contra la irracional campaña mediática de ataque a la integridad territorial y a la dignidad de nuestra nación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada