publi

Después de convertirse al islam le exige a su mujer: "Conviértete o muere"

Por Dazibao-Ñ-/
Un cristiano paquistaní que abrazó el islam para contraer matrimonio con una musulmana, exige a su esposa que se convierta o muera.

 

Pervez Masih,  presiona y amenaza cada día a su esposa, Surriya Bibi,  para que renuncie a Cristo, contando para ello con la ayuda de sus nuevos hermanos de fe. El converso, que ahora se hace llamar Muhammad Pervez, tuvo una relación con una musulmana y para casarse con ella adoptó el islam como religión. Esta práctica es utilizada en Pakistán y otros países islámicos por los cristianos que desean contraer nuevas nupcias con una nueva esposa, evitando así ser acusados del delito de adulterio. Por otro lado, la disolución del vínculo matrimonial de los cristianos en Pakistán, únicamente es admisible si se demuestra que uno de los  cónyuge ha mantenido relaciones adulterinas, lo que implica largos y costosos procesos, que pueden evitarse abrazando una religión que permite la poligamia.

Surriya Bibi, que pasará a la condición de segunda esposa tras su conversión,  es amenazada con la muerte y el secuestro de su hijo, según informa el  Pakistan Christian Post, de no aceptar el mandato de su marido. Los padres de Bibi, han puesto el caso en conocimiento de una asociación cristiana defensora de los Derechos Humanos , con la ilusoria esperanza de que las autoridades musulmanas actuarán contra la extorsión  que Muhammad Pervez ejerce en la persona de su esposa cristiana. Pero en este país, donde la mujer es un ente reproductivo subordinado al varón, según a las enseñanzas del Profeta, una cristiana carece de todo derecho y es considerada, en consecuencia, como basura.

En la República Islámica de Pakistán, la policía y autoridades colaboran por acción u omisión con los “radicales” que perpetran los más ominosos crímenes contra los cristianos, entre los que se encuentra el secuestro, violación y conversión  forzada al islam de menores cristianas 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada