publi

El Partido Popular no quiere que los inmigrantes marroquíes voten en 2015 en las elecciones locales de Ceuta y Melilla y va a dar la batalla para impedirlo. Argumenta que no se puede conceder el derecho de voto a ciudadanos de un Estado que reivindica la soberanía de ambas ciudades autónomas.

Marruecos aprobó el 1 de julio una nueva Constitución que permite a los extranjeros allí residentes participar en las elecciones locales. Cuatro días después, la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, anunció en Barcelona: "Vamos a firmar acuerdos para que ese derecho sea recíproco".

Además de los ciudadanos de la Unión Europea, los de otros países terceros (Colombia, Bolivia, Chile, Cabo Verde, Noruega, Islandia, Paraguay, Perú...) han suscrito acuerdos de reciprocidad con España para que sus inmigrantes puedan votar en las elecciones municipales. Si se añadiese Marruecos a esta lista, unos 550.000 adultos marroquíes residentes en España -el número total se eleva a unos 800.000- podrían participar en los comicios. En Ceuta hay unos 3.000 marroquíes, sobre una población de hecho de 75.000 habitantes, y en Melilla 6.000, con un número de habitantes similar.

Partidos musulmanes

Es probable que los marroquíes en Ceuta y Melilla se inclinasen, a la hora de votar, por los partidos mayoritariamente musulmanes, el melillense CPM y la ceutí UDCE, que constituyen ya la principal oposición al PP, por delante del PSOE. Ambos son partidos de musulmanes y de izquierdas.

El PP se marca como objetivo que los marroquíes no puedan votar en Ceuta y Melilla

El Partido Popular no quiere que los inmigrantes marroquíes voten en 2015 en las elecciones locales de Ceuta y Melilla y va a dar la batalla para impedirlo. Argumenta que no se puede conceder el derecho de voto a ciudadanos de un Estado que reivindica la soberanía de ambas ciudades autónomas.

Marruecos aprobó el 1 de julio una nueva Constitución que permite a los extranjeros allí residentes participar en las elecciones locales. Cuatro días después, la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, anunció en Barcelona: "Vamos a firmar acuerdos para que ese derecho sea recíproco".

Además de los ciudadanos de la Unión Europea, los de otros países terceros (Colombia, Bolivia, Chile, Cabo Verde, Noruega, Islandia, Paraguay, Perú...) han suscrito acuerdos de reciprocidad con España para que sus inmigrantes puedan votar en las elecciones municipales. Si se añadiese Marruecos a esta lista, unos 550.000 adultos marroquíes residentes en España -el número total se eleva a unos 800.000- podrían participar en los comicios. En Ceuta hay unos 3.000 marroquíes, sobre una población de hecho de 75.000 habitantes, y en Melilla 6.000, con un número de habitantes similar.

Partidos musulmanes

Es probable que los marroquíes en Ceuta y Melilla se inclinasen, a la hora de votar, por los partidos mayoritariamente musulmanes, el melillense CPM y la ceutí UDCE, que constituyen ya la principal oposición al PP, por delante del PSOE. Ambos son partidos de musulmanes y de izquierdas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada