Follow on Facebook

Un juez ha ordenado el desahucio de la mezquita de la calle Nord de Lérida, clausurada desde hace casi un año por orden del ayuntamiento por exceder el aforo permitido, por impago del alquiler.

Este colectivo musulmán, el más importante de la ciudad, debía cinco meses de arrendamiento, unos 9.000 euros, lo que llevó a los propietarios del local a presentar una demanda por impago, según informa hoy el diario La Mañana.

El juicio se celebró ayer en Lérida ante la ausencia de los responsables de la comunidad islámica, que dirige el imán Abdelwahab Houzi, por lo que el contrato de alquiler ha quedado ya rescindido.

Cierre a la polémica

La orden de desahucio pone fin oficialmente a diez años de existencia de la mezquita en la calle Nord, que desde su apertura ha estado marcada por la polémica. Precisamente ahora se cumple un año desde que el consistorio dictara la primera orden de cierre del local tras haber comprobado que cuadruplicaba el aforo máximo permitido.

Aunque el ayuntamiento levantó días después el precinto de la mezquita ante el compromiso de sus responsables de que se iba a controlar el aforo, los incumplimientos se volvieron a repetir y el consistorio decidió cerrar nuevamente el templo en septiembre.

Desde entonces, la comunidad musulmana está rezando en diferentes espacios al aire libre de la ciudad.

Islam en España: Un juez ordena el desahucio de la mezquita de Lérida por impago del alquiler

Un juez ha ordenado el desahucio de la mezquita de la calle Nord de Lérida, clausurada desde hace casi un año por orden del ayuntamiento por exceder el aforo permitido, por impago del alquiler.

Este colectivo musulmán, el más importante de la ciudad, debía cinco meses de arrendamiento, unos 9.000 euros, lo que llevó a los propietarios del local a presentar una demanda por impago, según informa hoy el diario La Mañana.

El juicio se celebró ayer en Lérida ante la ausencia de los responsables de la comunidad islámica, que dirige el imán Abdelwahab Houzi, por lo que el contrato de alquiler ha quedado ya rescindido.

Cierre a la polémica

La orden de desahucio pone fin oficialmente a diez años de existencia de la mezquita en la calle Nord, que desde su apertura ha estado marcada por la polémica. Precisamente ahora se cumple un año desde que el consistorio dictara la primera orden de cierre del local tras haber comprobado que cuadruplicaba el aforo máximo permitido.

Aunque el ayuntamiento levantó días después el precinto de la mezquita ante el compromiso de sus responsables de que se iba a controlar el aforo, los incumplimientos se volvieron a repetir y el consistorio decidió cerrar nuevamente el templo en septiembre.

Desde entonces, la comunidad musulmana está rezando en diferentes espacios al aire libre de la ciudad.